Evaluación geriátrica integral para pacientes de edad avanzada ingresado en el hospital

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Esta revisión investiga si la atención geriátrica por parte de especialistas, organizada y coordinada (normalmente denominada evaluación geriátrica integral o EGI), es mejor para los resultados del paciente que la atención convencional en un ámbito hospitalario. Hay una mejoría clara y significativa en las perspectivas de que el paciente esté vivo y en su domicilio hasta un año después del ingreso de urgencia al hospital si recibe servicios coordinados de especialistas. Este efecto se observa sistemáticamente en los ensayos de salas geriátricas en los cuales los pacientes son ingresados a un área especializada y reciben atención por parte de un equipo multidisciplinario de especialistas. Este efecto no se observó de manera evidente cuando los pacientes permanecieron en una sala general y fueron evaluados por un equipo multidisciplinario de especialistas en distintas visitas.

Conclusiones de los autores: 

La evaluación geriátrica integral aumenta la probabilidad de un paciente de estar vivo y en su domicilio hasta los 12 meses.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La evaluación geriátrica integral (EGI) es un proceso de diagnóstico multidimensional, interdisciplinario, para determinar las capacidades médicas, psicológicas y funcionales de los pacientes de edad avanzada con el fin de elaborar un plan coordinado e integrado para el tratamiento y seguimiento a largo plazo.

Objetivos: 

Se procuró evaluar la efectividad de la EGI en el hospital para los pacientes de edad avanzada ingresados como urgencia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane para una Práctica y Organización Sanitaria Efectivas (Cochrane Effective Practice and Organisation of Care, EPOC), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (Cochrane Library), en la Database of Abstracts of Reviews of Effects (DARE), MEDLINE, EMBASE, CINAHL, en AARP Ageline, y se hicieron búsquedas manuales en revistas de alto rendimiento.

Criterios de selección: 

Se buscaron los ensayos controlados con asignación aleatoria que comparaban la EGI (realizada ya sea por equipos móviles o en salas designadas) con la atención habitual.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron inicialmente la calidad y la elegibilidad de los ensayos, y extrajeron los datos publicados.

Resultados principales: 

Se identificaron 22 ensayos que evaluaban 10 315 participantes en seis países. Los pacientes que recibieron la EGI tuvieron mayor probabilidad de estar vivos y en sus domicilios en un período de hasta seis meses (OR 1,25, IC del 95%: 1,11 a 1,42; p = 0,0002) y al final del seguimiento programado (mediana de 12 meses) (OR 1,16, IC del 95%: 1,05 a 1,28; p = 0,003) en comparación con la atención médica general. Además, los pacientes tuvieron menor probabilidad de ser institucionalizados (OR 0,79, IC del 95%: 0,69 a 0,88; p < 0,0001). Tuvieron menor probabilidad de morir o presentar deterioro (OR 0,76, IC del 95%: 0,64 a 0,90; p = 0,001) y mayor probabilidad de experimentar una mejoría en las funciones cognitivas en el grupo de EGI (OR 1,11, IC del 95%: 0,20 a 2,01; p = 0,02). La interacción de los subgrupos en los resultados primarios indica que los efectos de la EGI son principalmente el resultado de las salas de EGI.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save