Comparación de oxígeno suplementario con aire ambiental en embarazadas de bajo riesgo a las que se les realiza cesárea electiva bajo anestesia regional

Pregunta de la revisión

Se examinó la evidencia sobre el efecto de administrar oxígeno extra a las embarazadas durante una cesárea planificada bajo anestesia epidural o espinal. (La anestesia epidural es cuando se inyecta un fármaco en el espacio epidural de la médula espinal; la anestesia espinal es cuando se inyecta un anestésico local en el espacio subaracnoideo).

Antecedentes

El oxígeno se les administraba de manera sistemática a las embarazadas para proporcionar un suministro extra al feto, a fin de que pudiera hacer frente a cualquier pérdida imprevista de oxígeno durante o después del parto. Estudios anteriores han mostrado que la administración de oxígeno adicional proporciona una mejor oxigenación a la madre y al feto en términos de saturación de oxígeno (una medida de la cantidad de oxígeno que transporta la sangre), la PaO2 (presión de oxígeno en la sangre) y el pH (una medida de acidez o alcalinidad). Sin embargo, no se ha obtenido evidencia clara para los resultados clínicos fetales.

Fecha de la búsqueda

La evidencia está actualizada hasta noviembre 2014. Se realizaron nuevas búsquedas en CENTRAL, MEDLINE y EMBASE en febrero 2016. Se encontró un posible estudio nuevo de interés que se agregó a la lista de "Estudios en espera de clasificación". Este estudio se incorporará a los resultados de la revisión formal cuando se actualice la próxima vez.

Características de los estudios

Esta revisión Cochrane actualizada incluyó 11 estudios con 753 participantes. Los estudios compararon los resultados maternos (de la madre) y neonatales (del feto) cuando las embarazadas recibieron oxígeno extra versus aire ambiental. El oxígeno se les administró a las mujeres de diferentes maneras (a cualquier velocidad de flujo o concentración a través de cualquier dispositivo de suministro de oxígeno).

Resultados

En general, los resultados de esta revisión actualizada establecen las mismas conclusiones que la revisión original publicada. Ninguno de los 11 ensayos incluidos informó sobre la desaturación materna. No se observaron diferencias en cuanto a las medidas habituales de bienestar fetal (puntuaciones de Apgar) cuando se compararon las madres que recibieron oxígeno extra con las que no lo recibieron. En general, los resultados de esta revisión indican que las embarazadas que reciben oxígeno suplementario en comparación con aire ambiental presentaron una saturación de oxígeno (tres ensayos) y una presión parcial de oxígeno en sangre arterial (cinco ensayos) significativamente mayores, así como una presión parcial de oxígeno en la arteria umbilical y la vena umbilical significativamente mayor (ocho y 11 ensayos, respectivamente). Dos ensayos informaron sobre marcadores más altos de radicales libres (lo que tal vez indique estrés por exceso de oxígeno) en las madres y los fetos cuando se les administró oxígeno adicional, pero este hecho no tiene importancia clínica. En general, no se encontró evidencia convincente de que la administración de oxígeno en esta situación sea beneficiosa o perjudicial para la madre o el feto.

Calidad de la evidencia

Ninguno de los 11 estudios se centró en los cambios maternos en la saturación de oxígeno (definida como la saturación materna inferior al 90%). La calidad de la evidencia se calificó como baja para el resultado primario (puntuaciones de Apgar), y muy baja para los resultados secundarios (saturación de oxígeno materno; presión parcial de oxígeno en la sangre arterial, la arteria umbilical y la vena umbilical). Las razones para esta calificación fueron el riesgo de sesgo y la inconsistencia de los resultados.

Conclusiones de los autores: 

En general, no se encontró evidencia convincente de que la administración de oxígeno suplementario a las embarazadas a término saludables durante una cesárea electiva bajo anestesia regional sea beneficiosa o perjudicial para el resultado clínico a corto plazo de la madre, o del feto según la evaluación de las puntuaciones de Apgar. Cuando se administró oxígeno adicional, hubo valores significativamente más altos de los gases en la sangre materna y neonatal, así como de los marcadores de radicales libres; no obstante, los resultados se deben interpretar con cautela debido a la calidad baja de la evidencia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El oxígeno suplementario se les administra de manera sistemática a las embarazadas de bajo riesgo durante una cesárea electiva bajo anestesia regional; sin embargo, no se han establecido bien los resultados maternos y fetales. Ésta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2013.

Objetivos: 

El objetivo primario fue determinar si la administración de oxígeno suplementario a las embarazadas a término con bajo riesgo, a las que se les realiza cesárea electiva bajo anestesia regional, puede prevenir la desaturación materna y neonatal. El objetivo secundario fue comparar los valores medios de los niveles de gases sanguíneos maternos y neonatales entre las madres que recibieron oxígeno suplementario y las que no lo recibieron (grupo control).

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; 2014, número 11), MEDLINE (1948 hasta noviembre 2014) y EMBASE (1980 hasta noviembre 2014). La búsqueda original se realizó por primera vez en febrero 2012. Se realizó una nueva búsqueda en CENTRAL, MEDLINE y EMBASE en febrero 2016. Se agregó un posible estudio nuevo de interés a la lista de "Estudios en espera de clasificación", que se incorporará a los resultados formales de la revisión durante su próxima actualización.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) de embarazadas de bajo riesgo a las que se les realizó cesárea electiva bajo anestesia regional, y en los que se compararon los resultados con y sin administración de oxígeno.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente extrajeron los datos, evaluaron la calidad metodológica y realizaron análisis de subgrupos y de sensibilidad.

Resultados principales: 

Se encontró un estudio nuevo que se incluyó en esta versión actualizada. En total, la revisión actualizada incluye 11 ensayos (con 753 participantes). La calidad baja de la evidencia no mostró diferencias significativas en las puntuaciones medias de Apgar al minuto (n = seis ensayos, 519 participantes; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,16 a 0,31; p = 0,53) y a los cinco minutos (n = seis ensayos, 519 participantes; IC del 95%: -0,06 a 0,06; p = 0,98). Ninguno de los 11 ensayos informó sobre la desaturación materna. La calidad muy baja e la evidencia mostró que, en comparación con el aire ambiental, las mujeres en trabajo de parto que recibieron oxígeno suplementario tuvieron una mayor saturación de oxígeno materno (n = tres ensayos, 209 participantes), PaO2 materna (presión de oxígeno en la sangre; n = seis ensayos, 241 participantes), AUPO2 (sangre arterial umbilical fetal; n = ocho ensayos, 504 participantes; IC del 95%: 1,8 a 4,9; p < 0,0001) y VUPO2 (sangre venosa umbilical fetal; n = 10 ensayos, 683 participantes). Hubo una gran heterogeneidad entre estos resultados. Un análisis de subgrupos no mostró diferencias significativas en el AUPO2 entre los dos grupos de intervención en los estudios de bajo riesgo, mientras que los estudios de alto riesgo mostraron un efecto beneficioso para el grupo de oxígeno neonatal.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save