Fundoplicatura versus medicación posoperatoria para el reflujo gastroesofágico en niños con deterioro neurológico sometidos a gastrostomía

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Los niños con parálisis cerebral con frecuencia presentan deterioro motriz oral y necesitan colaboración para comer y beber. Con frecuencia, este hecho implica una intervención quirúrgica para colocar una sonda de alimentación (gastrostomía) directamente en el estómago. Además, puede que presenten reflujo gastroesofágico (en el que los flujos ácidos del estómago retroceden hacia el esófago) y que empeore con la cirugía de gastrostomía. El reflujo se puede tratar con cirugía adicional al mismo tiempo que la gastrostomía (una fundoplicatura) o con fármacos para el reflujo. Esta revisión se realizó para determinar la forma más segura y más eficaz de tratamiento. No se hallaron ensayos controlados aleatorios que proporcionaran pruebas científicas para establecer alguna conclusión, y que destacaran la necesidad de un ensayo donde se comparen las dos intervenciones.

Conclusiones de los autores: 

No hay consenso sobre el tratamiento óptimo cuando se debe optar entre la fundoplicatura y la medicación antirreflujo para el reflujo gastroesofágico en niños con deterioro neurológico sometidos a gastrostomía. Es necesario contar con pruebas científicas consistentes para proporcionar datos sobre los riesgos o los beneficios comparables de las dos intervenciones.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Frecuentemente, los niños con deterioro neurológico presentan dificultades para alimentarse, que pueden provocar desnutrición y retraso del crecimiento. La alimentación por gastrostomía es actualmente el método preferido para suministrar apoyo nutricional a niños con deterioro neurológico que no pueden alimentarse adecuadamente por vía oral. Las complicaciones pueden surgir como resultado de la colocación de la gastrostomía y se ha informado en detalle el desarrollo o empeoramiento del reflujo gastroesofágico. Este hecho llevó al uso reiterado del tratamiento quirúrgico antirreflujo en forma de una fundoplicatura o de otros procedimientos antirreflujo. Se asocia la fundoplicatura con una tasa alta de recurrencia, fracaso quirúrgico y morbilidad y mortalidad significativas.
Después de la introducción de los inhibidores de la bomba de protones (IBP) en la década del noventa, los mismos desempeñaron una función más importante en el tratamiento médico del reflujo gastroesofágico en niños con deterioro neurológico. Los estudios no controlados indican que los IBP pueden ser un tratamiento seguro y apropiado para el reflujo gastroesofágico. Actualmente, otros agentes utilizados incluyen espesadores lácteos, antiácidos, agentes de amortiguamiento de la acidosis, estimulantes de la motilidad intestinal y las preparaciones de alginato de sodio.

Existen riesgos y beneficios asociados con las intervenciones quirúrgicas y médicas y es necesario contar con una comparación adicional para determinar el tratamiento óptimo.

Objetivos: 

Comparar la efectividad de la intervención quirúrgica antirreflujo y de las medicaciones para el reflujo en niños con deterioro neurológico y con reflujo gastroesofágico sometidos a la colocación de una sonda para la alimentación por gastrostomía.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) hasta el número 2, 2006, MEDLINE (1966 hasta junio 2006), EMBASE (1980 hasta la semana 33, 2006), CINAHL (1982 hasta mayo, semana 4, 2006), LILACS (1982 hasta junio 2006), ISI Web of Science (1970 hasta juno 2006) y en la Child Health Library (búsqueda junio 2006). También se realizaron búsquedas electrónicas en registros de ensayos, revistas médicas, resúmenes de congresos, disertaciones y tesis. Se estableció contacto con los especialistas en el ámbito médico e industrial para consultarlos sobre ensayos completados o en curso.

Criterios de selección: 

Se buscó incluir sólo ensayos controlados aleatorios que reclutaran a niños de hasta los 18 años de edad con deterioro neurológico y con reflujo gastroesofágico sometidos a la inserción de sondas de gastrostomía.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores trabajaron de forma independiente en los ensayos seleccionados, realizaron la extracción de los datos y evaluaron la calidad del ensayo.

Resultados principales: 

No se encontraron ensayos que cumplieran con los criterios de inclusión de esta revisión.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save