Terapia cognitivo-conductual para hombres que abusan físicamente de su pareja femenina

La violencia de los hombres contra una pareja íntima femenina es un problema grave y frecuente, ya que entre el 10% y el 34% de las mujeres declaran en las encuestas nacionales que han sido agredidas por una pareja masculina. La terapia cognitivo-conductual (TCC) se utiliza para reducir la violencia masculina al provocar cambios en la forma en que los hombres piensan sobre la violencia y en la forma en que controlan su comportamiento. Algunos hombres asisten de forma voluntaria al tratamiento con TCC, mientras que otros están obligados a participar por los tribunales. Se incluyeron ensayos que involucraban a ambos tipos de participantes. La revisión encontró todas las evaluaciones controladas aleatorizadas de los efectos de la TCC sobre la violencia física de los hombres hacia sus parejas femeninas en todo el mundo, pero sólo hubo seis ensayos pequeños con un total de 2343 participantes que cumplieron los criterios de inclusión. Se combinaron los resultados de cuatro de estos ensayos, que compararon a hombres que recibieron TCC con hombres que recibieron ningún tratamiento. Lo anterior no fue capaz de mostrar si la TCC era mejor o no que ningún tratamiento. Del mismo modo, los resultados individuales de los otros dos ensayos que compararon la TCC con otro tratamiento, no fueron concluyentes. En general, la evidencia de los estudios incluidos no es suficiente para establecer conclusiones.

Conclusiones de los autores: 

Todavía hay muy pocos ensayos controlados aleatorizados para establecer conclusiones sobre la eficacia de la terapia cognitivo-conductual para los hombres que cometen actos de violencia doméstica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En las encuestas nacionales, entre el 10% y el 34% de las mujeres han informado que han sido agredidas físicamente por su pareja íntima masculina. La terapia cognitivo-conductual (TCC) o los programas que incluyen elementos de la TCC son tratamientos utilizados con frecuencia en los hombres físicamente abusivos. Los participantes se inscriben voluntariamente o están obligados a participar por una orden judicial. La TCC no sólo busca cambiar la conducta con el uso de estrategias de comportamiento establecidas, sino que también está dirigida a patrones de pensamiento y creencias.

Objetivos: 

Medir la eficacia de la TCC y de los programas que incluyen elementos de la TCC sobre el abuso físico de los hombres hacia sus parejas femeninas.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (la Cochrane Library, número 4, 2009), C2-SPECTR (2006), MEDLINE (1950 hasta el 1 de enero de 2010), EMBASE (1980 hasta 2009, semana 53), CINAHL (1982 hasta diciembre de 2009), PsycINFO (1806 hasta la semana 4, diciembre de 2009), ERIC (1966 a diciembre de 2009), Social Care Online, anteriormente CareData (13 de enero de 2010), Sociological Abstracts (1963 a diciembre de 2009), Criminal Justice Abstracts (2003), Bibliography of Nordic Criminology (13 de enero de 2010) y SIGLE (2003). También se estableció contacto con expertos en el campo y con los autores de los estudios incluidos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados que evaluaron la eficacia de la terapia cognitivo-conductual para los hombres que han abusado físicamente de su pareja femenina e incluyeron una medida del impacto en la violencia.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron las referencias para su posible inclusión, extrajeron los datos mediante un formulario de extracción de datos en línea y evaluaron el riesgo de sesgo en cada estudio incluido. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional cuando fue necesario.

Resultados principales: 

Se incluyeron seis ensayos, todos de EE.UU., con 2343 participantes. Un metanálisis de cuatro ensayos que compararon la TCC con un control ninguna intervención (1771 participantes) informó de que el riesgo relativo de violencia fue 0,86 (a favor del grupo de intervención) con un intervalo de confianza (IC) del 95% de 0,54 a 1,38. El tamaño del efecto es pequeño y la amplitud del IC no muestra evidencia clara de un efecto. Un estudio (Wisconsin Study) comparó la TCC con el tratamiento psicodinámico grupal e informó de un riesgo relativo de nueva violencia de 1,07 (IC del 95%: 0,68 a 1,68). A pesar de que el tratamiento psicodinámico de forma marginal funcionó mejor que la TCC, este resultado es equívoco. Por último, un pequeño estudio (n = 64) comparó un tratamiento combinado de TCC para el abuso de sustancias y la violencia doméstica (SADV) con un grupo de Facilitación de Doce Pasos (Twelve-Step Facilitation, TSF). En un análisis en el que participaron 58 personas se investigó el efecto en la reducción de la frecuencia de los episodios de violencia física. El tamaño del efecto fue 0,30 (a favor del TSF) con un IC del 95% de -0,22 a 0,81.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save