Entrenamiento muscular del suelo pélvico para la incontinencia urinaria en mujeres

Pregunta de la revisión

Se deseaba determinar si el entrenamiento muscular del suelo pélvico (EMSP) ayuda a las pacientes con problemas de incontinencia urinaria. Lo anterior se realizó al comparar los efectos de dicho entrenamiento con ningún tratamiento o con cualquier tratamiento inactivo (por ejemplo, asesoramiento sobre el tratamiento con protectores). También se resumieron los hallazgos sobre los costes y la relación coste-efectividad.

Se buscaron los ensayos clínicos hasta el 12 de febrero de 2018.

¿Por qué es importante esta pregunta?

La incontinencia urinaria de esfuerzo es la pérdida de orina que no se puede controlar con facilidad (si es que se puede controlar) cuando se realiza una actividad física. Las actividades físicas pueden incluir toser, estornudar, hacer deporte o cambiar de posición repentinamente. La incontinencia de urgencia se presenta como la necesidad repentina y fuerte de orinar. A menudo puede provocar que la paciente no llegue al baño a tiempo para orinar, lo que da lugar a pérdidas de orina. La incontinencia mixta se observa cuando se presenta incontinencia de esfuerzo y de urgencia.

El EMSP es un programa de ejercicios para mejorar la fuerza muscular, la resistencia, la potencia o la relajación del suelo pélvico, o una combinación de los mismos. Es un tratamiento ampliamente utilizado para mujeres con incontinencia de esfuerzo, de urgencia y mixta.

¿Cómo se realizó la revisión de la evidencia?

En los 31 ensayos incluidos participaron 1817 mujeres de 14 países. Los estudios incluyeron a mujeres con incontinencia urinaria de esfuerzo, de urgencia o mixta. Las mujeres fueron aleatorizadas para recibir o no EMSP y se compararon los efectos. Se examinó si la afección se "resolvió" o si se "resolvió o mejoró". También se analizaron los síntomas, el efecto sobre la calidad de vida (CdV) y la polaquiuria y cantidad de orina perdida.

Estudio de las fuentes de financiación

Ocho estudios fueron financiados con fondos públicos. Tres recibieron subvenciones públicas y privadas. Dos recibieron subvenciones de fuentes privadas, mientras que dos estudios no recibieron financiación. Dieciséis estudios no declararon sus fuentes de financiamiento.

Datos encontrados

La calidad de la evidencia examinada fue en su mayoría moderada, lo que significa que se puede tener cierta confianza en los resultados.

Resolución de la incontinencia urinaria después del EMSP: las mujeres con incontinencia urinaria de esfuerzo en el grupo de EMSP tuvieron, como promedio, ocho veces más probabilidades de informar la resolución. Las mujeres con cualquier tipo de incontinencia urinaria en el grupo de EMSP tuvieron, como promedio, cinco veces más probabilidades de informar la resolución.

Resolución o mejoría de la incontinencia urinaria después del EMSP: las mujeres con incontinencia urinaria de esfuerzo en los grupos de EMSP tuvieron, como promedio, seis veces más probabilidades de informar la resolución o la mejoría. Las mujeres con todo tipo de incontinencia urinaria en el grupo de EMSP tuvieron aproximadamente el doble de probabilidades de informar la resolución o la mejoría.

Episodios de pérdida de orina después del EMSP: las mujeres con incontinencia urinaria de esfuerzo y las mujeres con todos los tipos de incontinencia urinaria en el grupo de EMSP tuvieron un episodio de pérdida de orina menos en 24 horas. El EMSP pareció reducir los episodios de pérdida de orina en las mujeres con incontinencia urinaria de urgencia sola.

Para las mujeres con incontinencia de esfuerzo y todos los tipos de incontinencia urinaria, los síntomas de incontinencia y la CdV mejoraron en los grupos de EMSP. Las mujeres estuvieron más satisfechas con el tratamiento con EMSP, mientras que las que estaban en los grupos control tuvieron más probabilidades de buscar tratamiento adicional.

Los efectos secundarios negativos del EMSP fueron poco frecuentes y, en los dos ensayos que los informaron fueron menores.

Los autores de la única evaluación económica identificada para el Brief Economic Commentary informaron que la relación coste-efectividad del EMSP parece prometedora.

Conclusiones de los autores: 

Sobre la base a los datos disponibles, es posible confiar en que el EMSP puede resolver o mejorar los síntomas de la IUE y todos los demás tipos de IUE. Puede reducir el número de episodios de pérdidas, la cantidad de pérdidas en las pruebas cortas con protectores en el consultorio y los síntomas en los cuestionarios de síntomas específicos de la IU. Los autores de la única evaluación económica identificada para el Brief Economic Commentary informaron que la relación coste-efectividad del EMSP parece prometedora. Los resultados de la revisión indican que el EMSP se podría incluir en los programas de tratamiento conservador de primera línea para las mujeres con IU. Es necesario realizar investigación adicional sobre la efectividad a largo plazo y la relación coste-efectividad del EMSP.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El entrenamiento muscular del suelo pélvico (EMSP) es el tratamiento de fisioterapia utilizado con mayor frecuencia para las mujeres con incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE). En ocasiones también se recomienda para la incontinencia urinaria mixta (IUM) y, con menos frecuencia, para la incontinencia urinaria de urgencia (IUU).

Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2001 y actualizada por última vez en 2014.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del EMSP para las mujeres con incontinencia urinaria (IU) en comparación con ningún tratamiento, placebo o tratamientos simulados u otros tratamientos de control inactivos; y resumir los hallazgos de las evaluaciones económicas pertinentes.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado Cochrane de Incontinencia (Cochrane Incontinence Specialised Register) (12 de febrero de 2018), que contiene ensayos identificados en CENTRAL, MEDLINE, MEDLINE In-Process, MEDLINE Epub Ahead of Print, ClinicalTrials.gov, WHO ICTRP, búsquedas manuales en revistas y resúmenes de congresos, y en las listas de referencias de artículos relevantes.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados en mujeres con IUE, IUU o IUM (sobre la base de los síntomas, los signos o la urodinámica). Un brazo del ensayo que incluyera EMPP. El otro brazo incluyó ningún tratamiento, placebo, tratamiento simulado o tratamiento de control inactivo.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos autores de la revisión evaluaron la elegibilidad y el riesgo de sesgo de los ensayos de forma independiente. Los datos se extrajeron y se verificaron de forma cruzada. Un tercer revisor resolvió los desacuerdos. Los datos se procesaron como se describe en el Manual Cochrane para las Revisiones Sistemáticas de Intervenciones (Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions). Los ensayos se subagruparon según el diagnóstico de la IU. Se realizó un metanálisis formal cuando fue apropiado.

Resultados principales: 

La revisión incluyó 31 ensayos (diez de los cuales fueron nuevos para esta actualización), en los que participaron 1817 mujeres de 14 países. En general, los ensayos fueron de tamaño pequeño a moderado, con seguimientos generalmente inferiores a 12 meses y muchos tuvieron un riesgo moderado de sesgo. Hubo una variación considerable en el contenido y la duración de la intervención, las poblaciones de estudio y las medidas de resultado. Solo hubo un estudio de mujeres con IUM y solo un estudio de mujeres con IUU, sin datos sobre la resolución, la resolución o la mejoría, ni sobre el número de episodios de IU para estos subgrupos.

Resolución sintomática de la IU al final del tratamiento: en comparación con ningún tratamiento o los tratamientos control inactivos, las mujeres con IUE que estaban en los grupos de EMSP tuvieron ocho veces más probabilidades de informar la resolución (56% versus 6%; riesgo relativo [RR] 8,38; intervalo de confianza [IC] del 95%: 3,68 a 19,07; cuatro ensayos, 165 mujeres; evidencia de calidad alta). Para las mujeres con cualquier tipo de IU, los grupos de EMSP tuvieron cinco veces más probabilidades de informar la resolución (35% versus 6%; RR 5,34; IC del 95%: 2,78 a 10,26; tres ensayos, 290 mujeres; evidencia de calidad moderada).

Resolución o mejoría delos síntomas de la IU al final del tratamiento: en comparación con ningún tratamiento o los tratamientos control inactivos, las mujeres con IUE de los grupos de EMSP tuvieron seis veces más probabilidades de informar la resolución o la mejoría (74% versus 11%; RR 6,33; IC del 95%: 3,88 a 10,33; tres ensayos, 242 mujeres; evidencia de calidad moderada). Para las mujeres con cualquier tipo de IU, los grupos de EMSP tuvieron dos veces más probabilidades de informar la resolución o la mejoría que las mujeres en los grupos de control (67% versus 29%; RR 2,39; IC del 95%: 1,64 a 3,47; dos ensayos, 166 mujeres; evidencia de calidad moderada).

Síntomas específicos de IU y calidad de vida (CdV) al final del tratamiento: en comparación con ningún tratamiento o con los tratamientos control inactivos, las mujeres con IUE en el grupo de EMSP tuvieron más probabilidades de informar una mejoría significativa de los síntomas de IU (siete ensayos, 376 mujeres; evidencia de calidad moderada) y de informar una mejoría significativa en la CdV relacionada con la IU (seis ensayos, 348 mujeres; evidencia de calidad baja). Para cualquier tipo de IU, las mujeres del grupo de EMSP tuvieron más probabilidades de informar una mejoría significativa en los síntomas de la IU (un ensayo, 121 mujeres; evidencia de calidad moderada) y de informar una mejoría significativa en la CdV relacionada con la IU (cuatro ensayos, 258 mujeres; evidencia de calidad moderada). Finalmente, para las mujeres con IU mixta tratadas con EMSP, hubo un ensayo pequeño (12 mujeres) que informó una mejor calidad de vida.

Episodios de pérdidas en 24 horas al final del tratamiento: El EMSP redujo los episodios de pérdida de orina en uno en las mujeres con IUE (diferencia de medias [DM] 1,23 menor; IC del 95%: 1,78 menor a 0,68 menor; siete ensayos, 432 mujeres; evidencia de calidad moderada) y en las mujeres con todos los tipos de IU (DM 1,00 menor; IC del 95%: 1,37 menor a 0,64 menor; cuatro ensayos, 349 mujeres; evidencia de calidad moderada).

Pérdidas en las pruebas cortas con protectores en el consultorio al final del tratamiento: las mujeres con IUE en los grupos con EMSP perdieron significativamente menos orina en las pruebas cortas con protectores (hasta una hora). La comparación mostró una heterogeneidad considerable, aunque los hallazgos aún favorecieron el EMSP cuando se utilizó un modelo de efectos aleatorios (DM 9,71 g menor; IC del 95%: 18,92 menor a 0,50 menor; cuatro ensayos, 185 mujeres; evidencia de calidad moderada). Para las mujeres con todos los tipos de IU, los grupos de EMSP también informaron menos pérdida de orina en las pruebas cortas con protectores que los controles (DM 3,72 g menor; IC del 95%: 5,46 menor a 1,98 menor; dos ensayos, 146 mujeres; evidencia de calidad moderada).

Las mujeres en el grupo de EMSP también estuvieron más satisfechas con el tratamiento y sus resultados sexuales fueron mejores. Los eventos adversos fueron poco frecuentes y, en los dos ensayos que informaron alguno, fueron menores. Los resultados de la revisión fueron ampliamente apoyados por las tablas de "Resumen de los hallazgos", aunque en la mayoría de los casos la calidad de la evidencia se redujo a moderada por razones metodológicas. La excepción fue la "resolución percibida por la participante" en las mujeres con IUE, que se calificó como de calidad alta.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save