Betabloqueantes para la enfermedad arterial periférica

La claudicación intermitente, el síntoma más frecuente de la enfermedad arterial periférica ateroesclerótica, se produce por la disminución del flujo sanguíneo a las piernas durante el ejercicio. Se ha demostrado que los betabloqueantes, un gran grupo de fármacos, disminuyen la muerte de los pacientes con hipertensión arterial y enfermedad de las arterias coronarias y se utilizan para tratar diversos trastornos. Reducen la actividad del corazón, pero también pueden inhibir la relajación del músculo liso en los vasos sanguíneos, los bronquios y en el tracto gastrointestinal y en el genitourinario. Los betabloqueantes no selectivos propranolol, timolol y pindolol son efectivos en todos los sitios beta-adrenérgicos del cuerpo, mientras que otros betabloqueantes, como el atenolol y el metoprolol, son selectivos para el corazón.

El tratamiento óptimo para los pacientes con enfermedad de las arterias coronarias o hipertensión y claudicación intermitente es controvertido debido a las presuntas consecuencias para el flujo sanguíneo periférico de los betabloqueantes, que conducen a un empeoramiento de los síntomas.

Actualmente, no hay evidencia proveniente de ensayos controlados aleatorizados que sugiera que los betabloqueantes afectan la distancia caminada en los pacientes con claudicación intermitente y deben usarse con precaución si están clínicamente indicados. Los autores de la revisión identificaron seis ensayos controlados aleatorizados con un total de sólo 119 pacientes con enfermedad arterial periférica leve a moderada. Los betabloqueantes estudiados fueron el propranolol, el pindolol, el atenolol y el metoprolol. Ninguno de los ensayos mostró un claro empeoramiento de los efectos de los betabloqueantes sobre el tiempo de claudicación, la distancia de claudicación y la distancia máxima de caminata, medidos en una cinta rodante, ni sobre el flujo sanguíneo de la pantorrilla, la resistencia vascular de la pantorrilla y la temperatura de la piel, en comparación con el placebo. Los investigadores de los ensayos no informaron ningún evento adverso o problemas relacionados con la toma de los betabloqueantes estudiados.

La mayoría de los ensayos tenían más de 20 años de antigüedad e informaron hallazgos entre 1980 y 1991. Todos los ensayos eran pequeños y de calidad deficiente. Los fármacos se administraron durante un período breve (de 10 días a dos meses) y la mayoría de las medidas de resultado se comunicaron en estudios individuales. Durante algunos de los ensayos, se administraron otros fármacos, como bloqueadores de los canales de calcio y bloqueadores alfa y beta combinados.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente, no hay evidencia que indique que los betabloqueantes afecten negativamente a la distancia de caminata, el flujo sanguíneo de las pantorrillas, la resistencia vascular de las pantorrillas y la temperatura de la piel en personas con claudicación intermitente. Sin embargo, debido a la falta de grandes ensayos publicados, los betabloqueantes deben utilizarse con precaución, si están clínicamente indicados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los bloqueadores beta (ß) se indican en la enfermedad de las arterias coronarias (EAC). Sin embargo, el tratamiento óptimo para los pacientes con EAC acompañada de claudicación intermitente ha sido polémico debido a las presuntas consecuencias hemodinámicas en la circulación periférica de los betabloqueantes, con empeoramiento de los síntomas de claudicación intermitente. Ésta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2008.

Objetivos: 

Cuantificar los posibles efectos nocivos de los betabloqueantes en la distancia máxima caminada, la distancia de claudicación, el flujo sanguíneo de la pantorrilla, la resistencia vascular en la pantorrilla y la temperatura de la piel cuando se usan en los pacientes con enfermedad arterial periférica (EAP).

Métodos de búsqueda: 

Para esta actualización, el Coordinador de Búsqueda de Ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group) realizó búsquedas en el registro especializado (última búsqueda en marzo de 2013) y en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, The Cochrane Library, 2013, Número 2).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que evalúan el papel de los betabloqueantes tanto selectivos (β1) como no selectivos (β1 y β2) en comparación con el placebo. Se excluyeron los ensayos que comparaban diferentes tipos de betabloqueantes.

Obtención y análisis de los datos: 

Las medidas de resultado primarias fueron la distancia hasta la claudicación en metros, el tiempo hasta la claudicación en minutos y la distancia máxima caminada en metros y minutos (evaluado con el tapiz rodante).

Las medidas de resultado secundarias fueron el flujo sanguíneo en la pantorrilla (ml/100 ml/min), la resistencia vascular en la pantorrilla y la temperatura de la piel (ºC).

Resultados principales: 

Se incluyeron seis ECA que cumplían los criterios anteriores, con un total de 119 participantes. Los betabloqueantes estudiados fueron el atenolol, el propranolol, el pindolol y el metoprolol. Todos los ensayos fueron de calidad deficiente y los fármacos se administraron durante un corto período de tiempo (10 días a dos meses). Ninguna de las medidas de resultado primarias fue informada en más de un estudio. De igual manera, se informaron medidas de resultados secundarias, con la excepción de la resistencia vascular (según lo informado por tres estudios), cada una de ellas por un solo estudio. Se consideró inapropiada la agrupación de esos resultados. Ninguno de los ensayos mostró un efecto de empeoramiento estadísticamente significativo de los betabloqueantes sobre el tiempo de claudicación, la distancia de claudicación y la distancia máxima de caminata, medidos en una cinta rodante, ni sobre el flujo sanguíneo de la pantorrilla, la resistencia vascular de la pantorrilla y la temperatura de la piel, en comparación con el placebo. Ningún informe describió eventos adversos asociados con los betabloqueantes estudiados.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save