Los pacientes con quemaduras que reciben apoyo nutricional temprano (en las primeras 24 horas), ¿tienen mejores resultados que quienes reciben apoyo tardío (después de 24 horas)?

Los pacientes adultos con grandes quemaduras incrementaron las necesidades energéticas y nutricionales. Si no se cumple con tales requisitos, se asocia con peores resultados de salud, incluidos el aumento de las tasas de infección y una curación más deficiente. Los pacientes suelen ser incapaces de satisfacer el aumento de los requerimientos a través de la alimentación oral sola, por lo tanto, se suele recurrir a la alimentación enteral. La nutrición enteral se establece mediante la colocación de una sonda de alimentación a través de la nariz o la boca, hasta el estómago o el intestino delgado. La sonda de alimentación suministra una fórmula líquida (nutrición enteral) que contiene los nutrientes necesarios. La alimentación enteral se continúa hasta que la alimentación por vía oral logre satisfacer las necesidades del paciente.

La nutrición enteral es esencial para el tratamiento satisfactorio de las quemaduras en los pacientes, sin embargo, continúa el debate sobre cuáles son el método óptimo y el momento adecuado. No queda claro si es preferible establecer la nutrición enteral durante un estadio temprano o tardío después de la lesión. Los autores de esta revisión intentaron resolver esta incertidumbre examinando todos los ensayos de alta calidad que compararon la efectividad de iniciar la nutrición enteral en los estadios iniciales después de la lesión (dentro de las 24 horas), con la nutrición enteral tardía (después de las 24 horas), en pacientes con quemaduras mayores de 16 años.

Los autores encontraron tres estudios que incluían a 70 pacientes adultos con quemaduras. Los resultados de los estudios no proporcionan evidencia concluyente del beneficio del apoyo nutricional enteral temprano comparado con el apoyo tardío, en resultados como la duración de la estancia hospitalaria y la mortalidad.

Los ensayos incluyeron un número reducido de participantes y fueron limitados por los defectos metodológicos. Se necesitan investigaciones más amplias y de mayor calidad sobre el uso de la alimentación temprana versus tardía en pacientes con quemaduras.

En términos generales, los autores concluyeron que actualmente, se dispone de poca evidencia para respaldar el uso del apoyo nutricional temprano, pero se necesitan más ensayos.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión sistemática no ha encontrado evidencia suficiente para apoyar o refutar la efectividad del apoyo nutricional enteral temprano versus tardío en adultos con quemaduras. Los ensayos mostraron algunos resultados prometedores que sugerirían que el apoyo nutricional enteral temprano puede reducir la respuesta hipermetabólica a la lesión térmica, pero esto es insuficiente para proporcionar guías claras para la práctica. Se necesitan estudios de investigación adicionales que incorporen muestras de mayor tamaño y una metodología rigurosa con medidas de resultado válidas y confiables.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Una lesión por quemadura aumenta las demandas metabólicas del cuerpo y, por lo tanto, los requerimientos nutricionales. Se cree que la provisión de un suministro adecuado de nutrientes disminuye la incidencia de anomalías metabólicas, reduciendo así la morbilidad séptica, mejorando las tasas de supervivencia y disminuyendo la duración de la estancia hospitalaria. El apoyo nutricional enteral es el mejor método de alimentación para los pacientes que no pueden lograr una ingesta oral adecuada para mantener el funcionamiento gastrointestinal; sin embargo, es necesario establecer el momento oportuno (es decir, temprano versus tarde).

Objetivos: 

Determinar la seguridad y la efectividad relativa del apoyo nutricional enteral temprano versus tardío en pacientes con quemaduras.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Lesiones (Cochrane Injuries Group) (diciembre 2007), CENTRAL (The Cochrane Library, número 4, 2007), MEDLINE (1966 hasta diciembre 2007), EMBASE (1980 hasta diciembre 2007) y CINAHL (1982 hasta mayo 2006).

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorizados que compararon el apoyo nutricional enteral temprano (dentro de las 24 horas de la lesión) versus el apoyo enteral tardío (más de 24 horas).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores utilizaron formularios estandarizados para extraer los datos de forma independiente. Se evaluó la validez interna de cada ensayo y las diferencias se resolvieron mediante discusión.

Resultados principales: 

Un total de tres ensayos controlados aleatorios fueron elegibles para su inclusión en esta revisión. Los resultados de los estudios indican que la evidencia acerca del beneficio del apoyo nutricional enteral temprano sobre los resultados clínicos estandarizados, como la duración de la estancia hospitalaria y la mortalidad, no son concluyentes. De manera similar, la cuestión de si la alimentación enteral temprana influyó o redujo la tasa metabólica, según lo documentado en parte por los estudios incluidos, sigue siendo incierta.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save