Uso profiláctico de alcaloides del cornezuelo de centeno en la etapa expulsiva del trabajo de parto

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Tratamiento activo de la etapa expulsiva del trabajo de parto con fármacos del alcaloide de cornezuelo de centeno (p.ej. ergometrina)

La etapa expulsiva del trabajo de parto comienza inmediatamente después del nacimiento del recién nacido y finaliza con la expulsión de la placenta y las membranas. Cuando la placenta se separa, inevitablemente hay alguna pérdida sanguínea procedente del sitio placentario hasta que los músculos del útero contraen los vasos sanguíneos. Las mujeres sanas con buena forma física hacen frente a esta pérdida sanguínea normal sin problemas, pero cuando el embarazo se complica debido a la nutrición deficiente, el saneamiento escaso y el acceso limitado o nulo a la atención médica, la pérdida sanguínea excesiva durante el parto puede provocar morbilidad grave y mortalidad. Lo anterior es muy frecuente en los países de ingresos bajos y medios. La intervención activa, llamada "tratamiento activo de la etapa expulsiva del trabajo de parto", se recomienda en la etapa expulsiva del trabajo de parto para reducir la pérdida sanguínea excesiva. La intervención activa incorpora 1) la administración de un fármaco uterotónico, administrado precisamente antes o después del nacimiento para ayudar a la contracción de los músculos del útero; 2) el clampeo temprano del cordón y 3) el uso de la tracción controlada del cordón para la expulsión de la placenta. Esta revisión de los estudios analizó el uso de un grupo de fármacos uterotónicos llamados alcaloides del cornezuelo de centeno, p.ej. la ergometrina, como parte de este tratamiento activo. La revisión encontró seis ensayos que incluyeron 3 941 mujeres que recibieron ergometrina por la boca (vía oral), en el músculo (vía intramuscular, i.m.) o en la vena (vía intravenosa, i.v.). Las pruebas indican que la vía oral no fue muy efectiva. La vía i.v., aunque redujo la pérdida sanguínea, se asoció con efectos adversos como placenta retenida, presión arterial elevada, náuseas, vómitos y dolor, por lo que es poco probable que se utilice. La vía i.m. mostró beneficios en cuanto a reducir la pérdida sanguínea y, aunque tuvo efectos adversos similares a los asociados con la vía i.v., éstos fueron menos frecuentes. Por lo tanto, aunque el grupo de fármacos del alcaloide de cornezuelo de centeno administrado por vía i.m. es una opción, existen otros fármacos, a saber, la oxitocina y las prostaglandinas (que se evalúan en otras revisiones Cochrane), que se pueden utilizar y pueden ser preferibles.

Conclusiones de los autores: 

Las inyecciones profilácticas intramusculares o intravenosas de alcaloides del cornezuelo de centeno son efectivas para reducir la pérdida sanguínea y la hemorragia postparto, pero los efectos adversos incluyen vómitos, elevación de la presión arterial y dolor después del parto que necesitó analgesia, en particular con la administración por vía intravenosa.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las investigaciones anteriores han mostrado que el uso profiláctico de agentes uterotónicos en la etapa expulsiva del trabajo de parto reduce la pérdida sanguínea y la hemorragia moderada a grave después del parto. Ésta es una de una serie de revisiones sistemáticas que evalúan los efectos del uso profiláctico de fármacos uterotónicos, en este caso el uso profiláctico de alcaloides del cornezuelo de centeno, comparados con ningún agente uterotónico y diferentes regímenes de administración de alcaloides del cornezuelo de centeno.

Objetivos: 

Determinar la efectividad y seguridad del uso profiláctico de alcaloides del cornezuelo de centeno en la etapa expulsiva del trabajo de parto comparados con ningún agente uterotónico, así como con diferentes vías o momentos de administración para la prevención de la hemorragia postparto.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 diciembre 2006), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2006, número 4) y en MEDLINE (1966 hasta diciembre 2006).

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios que compararan el uso profiláctico de alcaloides del cornezuelo de centeno con ningún agente uterotónico o compararan diferentes vías o momentos de administración de alcaloides del cornezuelo de centeno en la etapa expulsiva del trabajo de parto en mujeres que tenían un parto vaginal.

Obtención y análisis de los datos: 

Se revisaron de forma sistemática los estudios potenciales, se analizaron los estudios elegibles, se evaluó la validez de cada estudio incluido y los datos se extrajeron de forma independiente.

Resultados principales

Se incluyeron seis estudios que compararon alcaloides del cornezuelo de centeno con ningún agente uterotónico, 1 996 mujeres integraron el grupo alcaloides del cornezuelo de centeno y 1 945 mujeres el grupo placebo o el grupo ningún tratamiento. El uso de alcaloides del cornezuelo de centeno inyectados en la etapa expulsiva del trabajo de parto redujo significativamente la pérdida de sangre media (diferencia de medias ponderada -83,03 ml, intervalo de confianza [IC] del 95%: -99,39 a -66,66 ml) y la hemorragia postparto de al menos 500 ml (riesgo relativo [RR] 0,38; IC del 95%: 0,21 a 0,69). El riesgo de placenta retenida o de extracción manual de la placenta, o ambas, fue inconsistente. Los alcaloides del cornezuelo de centeno aumentaron el riesgo de vómitos (RR 11,81; IC del 95%: 1,78 a 78,28), elevación de la presión arterial (RR 2,60; IC del 95%: 1,03 a 6,57) y dolor después del parto que necesitó analgesia (RR 2,53; IC del 95%: 1,34 a 4,78). Un estudio comparó ergometrina oral con placebo y no mostró beneficios significativos de la ergometrina sobre el placebo. No se informaron efectos adversos maternos. Ningún ensayo incluido comparó diferentes regímenes de administración de los alcaloides del cornezuelo de centeno.

Conclusiones de los autores

Las inyecciones profilácticas intramusculares o intravenosas de alcaloides del cornezuelo de centeno son efectivas para reducir la pérdida sanguínea y la hemorragia postparto, pero los efectos adversos incluyen vómitos, elevación de la presión arterial y dolor después del parto que necesitó analgesia, en particular con la administración por vía intravenosa.

Esta revisión debería citarse como:Liabsuetrakul T, Choobun T, Peeyananjarassri K, Islam QMLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron seis estudios que compararon alcaloides del cornezuelo de centeno con ningún agente uterotónico, 1 996 mujeres integraron el grupo alcaloides del cornezuelo de centeno y 1 945 mujeres el grupo placebo o el grupo ningún tratamiento. El uso de alcaloides del cornezuelo de centeno inyectados en la etapa expulsiva del trabajo de parto redujo significativamente la pérdida de sangre media (diferencia de medias ponderada -83,03 ml, intervalo de confianza [IC] del 95%: -99,39 a -66,66 ml) y la hemorragia postparto de al menos 500 ml (riesgo relativo [RR] 0,38; IC del 95%: 0,21 a 0,69). El riesgo de placenta retenida o de extracción manual de la placenta, o ambas, fue inconsistente. Los alcaloides del cornezuelo de centeno aumentaron el riesgo de vómitos (RR 11,81; IC del 95%: 1,78 a 78,28), elevación de la presión arterial (RR 2,60; IC del 95%: 1,03 a 6,57) y dolor después del parto que necesitó analgesia (RR 2,53; IC del 95%: 1,34 a 4,78). Un estudio comparó ergometrina oral con placebo y no mostró beneficios significativos de la ergometrina sobre el placebo. No se informaron efectos adversos maternos. Ningún ensayo incluido comparó diferentes regímenes de administración de los alcaloides del cornezuelo de centeno.

Share/Save