Ribavirina más interferón versus interferón solo para la hepatitis C crónica

El agregado de ribavirina al interferón aumenta el número de pacientes que eliminan el virus de la hepatitis C, pero también incrementa el riesgo de numerosos eventos adversos

La infección por virus hepatitis C es una causa frecuente de enfermedad hepática crónica y algunos pacientes desarrollan cirrosis, cáncer hepático o mueren. Esta revisión de 72 ensayos aleatorios con 9991 pacientes muestra que la ribavirina agregada al interferón, comparada con el interferón solo, aumenta el número de pacientes que eliminan el virus de la hepatitis C, así como el número de pacientes que muestran mejoría en la histología hepática. Esto puede reducir el riesgo de morbilidad o mortalidad asociadas al compromiso hepático. Sin embargo, el número necesario a tratar para prevenir que un paciente desarrolle morbilidad o fallezca parece ser muy elevado. Además, el tratamiento combinado se asoció con aumento del riesgo de anemia y de varios otros eventos adversos.

Conclusiones de los autores: 

En comparación con el interferón solo, la combinación de ribavirina más interferón es más eficaz para eliminar el virus de la hepatitis C y mejorar la histología hepática. Esto puede dar como resultado una menor morbilidad y mortalidad. Sin embargo, el tratamiento combinado aumentó significativamente el riesgo de numerosos eventos adversos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La hepatitis C es una causa importante de morbilidad y mortalidad relacionada con el hígado. La enfermedad progresa asintomática durante varias décadas y la mayoría de los pacientes se diagnostican sobre la base de la presencia de ácido ribonucleico del virus de la hepatitis C y niveles elevados de transaminasas.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales del tratamiento combinado de ribavirina e interferón versus la monoterapia con interferón para la hepatitis C crónica.

Estrategia de búsqueda (: 

Los ensayos se identificaron a través de bases de datos electrónicas, búsquedas manuales en la bibliografía y publicaciones periódicas, y el contacto con autores de los ensayos y compañías farmacéuticas, hasta mayo de 2004.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos aleatorios que comparaban la ribavirina más interferón versus interferón solo para el tratamiento de la hepatitis C crónica, independientemente del cegamiento, el idioma o el tipo de publicación.

Obtención y análisis de los datos: 

Las medidas de resultado primarias fueron la eliminación sostenida del virus de la hepatitis C y la morbilidad por compromiso hepático, junto con la mortalidad por cualquier causa. Se analizaron por separado los pacientes sin tratamiento previo, con recaída o que no respondieron al tratamiento antiviral previo. Se realizaron metanálisis con los modelos de efectos aleatorios y de efectos fijos para todos los resultados. Se utilizaron los odds-ratios (OR) de Peto con intervalos de confianza (IC) del 95% para el análisis de la morbilidad y la mortalidad sumadas. Los resultados restantes se presentaron como riesgos relativos (RR).

Resultados principales

Se incluyeron 72 ensayos aleatorios con 9991 pacientes. La mayoría de los ensayos eran de baja calidad metodológica, pero esto no influyó de manera significativa sobre los resultados de la presente revisión. En comparación con el interferón, el tratamiento combinado tuvo un efecto beneficioso significativo sobre la respuesta virológica sostenida (RR 0,73; IC del 95%: 0,71 a 0,75), e individualmente sobre los subgrupos de pacientes sin tratamiento previo (RR 0,72; IC del 95%: 0,68 a 0,76), con recaída (RR 0,63; IC del 95%: 0,54 a 0,73) y los que no habían respondido (RR 0,89; IC del 95%: 0,84 a 0,94). El tratamiento combinado redujo significativamente la morbilidad y la mortalidad sumadas (OR de Peto 0,46; IC del 95%: 0,22 a 0,96), pero no individualmente en los pacientes sin tratamiento previo, con recaída o que no habían respondido. El tratamiento combinado también tuvo un efecto beneficioso significativo sobre la respuesta histológica. El tratamiento combinado aumentó significativamente el riesgo de anemia (RR 10,48; IC del 95%: 5,34 a 20,55), que ocurrió en el 22% de los pacientes que lo recibieron. El tratamiento combinado también aumentó significativamente el riesgo de eventos adversos dermatológicos, gastrointestinales, infecciosos y misceláneos (tos, disnea, fatiga). En relación con ello, el tratamiento combinado aumentó significativamente el riesgo de interrupción del tratamiento (RR 1,19; IC del 95%: 1,01 a 1,39).

Conclusiones de los autores

En comparación con el interferón solo, la combinación de ribavirina más interferón es más eficaz para eliminar el virus de la hepatitis C y mejorar la histología hepática. Esto puede dar como resultado una menor morbilidad y mortalidad. Sin embargo, el tratamiento combinado aumentó significativamente el riesgo de numerosos eventos adversos.

Esta revisión debería citarse como:Brok J, Gluud LL, Gluud CLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron 72 ensayos aleatorios con 9991 pacientes. La mayoría de los ensayos eran de baja calidad metodológica, pero esto no influyó de manera significativa sobre los resultados de la presente revisión. En comparación con el interferón, el tratamiento combinado tuvo un efecto beneficioso significativo sobre la respuesta virológica sostenida (RR 0,73; IC del 95%: 0,71 a 0,75), e individualmente sobre los subgrupos de pacientes sin tratamiento previo (RR 0,72; IC del 95%: 0,68 a 0,76), con recaída (RR 0,63; IC del 95%: 0,54 a 0,73) y los que no habían respondido (RR 0,89; IC del 95%: 0,84 a 0,94). El tratamiento combinado redujo significativamente la morbilidad y la mortalidad sumadas (OR de Peto 0,46; IC del 95%: 0,22 a 0,96), pero no individualmente en los pacientes sin tratamiento previo, con recaída o que no habían respondido. El tratamiento combinado también tuvo un efecto beneficioso significativo sobre la respuesta histológica. El tratamiento combinado aumentó significativamente el riesgo de anemia (RR 10,48; IC del 95%: 5,34 a 20,55), que ocurrió en el 22% de los pacientes que lo recibieron. El tratamiento combinado también aumentó significativamente el riesgo de eventos adversos dermatológicos, gastrointestinales, infecciosos y misceláneos (tos, disnea, fatiga). En relación con ello, el tratamiento combinado aumentó significativamente el riesgo de interrupción del tratamiento (RR 1,19; IC del 95%: 1,01 a 1,39).

Tools
Information
Share/Save