Tratamiento con inhibidores de la bomba de protones antes del diagnóstico endoscópico en la hemorragia gastrointestinal alta

Tratamiento con inhibidores de la bomba de protones antes del diagnóstico endoscópico en la hemorragia gastrointestinal alta

La hemorragia por lesiones en el esófago, el estómago o el duodeno es una emergencia médica frecuente. Las investigaciones han indicado que la reducción de la cantidad de ácido en el estómago puede ayudar a controlar la hemorragia, pero no se conoce si el inicio temprano de ese tratamiento (o sea, antes del diagnóstico endoscópico) es beneficioso para los pacientes.

Esta revisión comparó el efecto de un tipo de fármaco antiácido (inhibidor de la bomba de protones) con ningún tratamiento (placebo) o con otro tipo de fármaco antiácido (un antagonista de los receptores de la histamina-2) iniciado antes del diagnóstico endoscópico. La administración de los inhibidores de la bomba de protones 24 a 48 horas antes de la endoscopia disminuyó significativamente la proporción de pacientes con hallazgos de hemorragia grave reciente en el examen endoscópico. Sin embargo, en general no hubo efecto de la administración del inhibidor de la bomba de protones sobre la repetición de la hemorragia, la necesidad de tratamiento quirúrgico o el riesgo de muerte.

Conclusiones de los autores: 

El tratamiento con IBP iniciado antes de la endoscopia en los pacientes con hemorragia gastrointestinal alta significativamente reduce la proporción de pacientes con signos de hemorragia reciente en la endoscopia inicial. Sin embargo, no existen pruebas de que el tratamiento con IBP afecta los resultados clínicamente importantes, o sea la mortalidad, las nuevas hemorragias o la necesidad de tratamiento quirúrgico.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Hay pruebas contradictorias sobre la eficacia clínica del uso de los inhibidores de la bomba de protones (IBP) antes de la endoscopia en los pacientes con hemorragia gastrointestinal alta.

Objetivos: 

Se intentó revisar sistemáticamente las pruebas provenientes de ensayos controlados aleatorios (ECA) que estudiaron el tratamiento con IBP iniciado antes de la endoscopia en pacientes con hemorragia gastrointestinal alta.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizó una búsqueda según el modelo del Grupo Cochrane de Enfermedades Esófago-gástricas, del Intestino Delgado y Pancreáticas (Cochrane Upper Gastrointestinal and Pancreatic Diseases Review Group) en las bases de datos CENTRAL (The Cochrane Library), MEDLINE, EMBASE y CINAHL y en las actas de los principales congresos hasta septiembre de 2005. Se repitió la búsqueda en febrero de 2006.

Criterios de selección: 

Tipos de estudios
Ensayos controlados aleatorios (ECA).
Tipos de Participantes:
Pacientes hospitalizados con hemorragia gastrointestinal alta sin seleccionar
Tipos de intervenciones
Tratamiento activo con un IBP (oral o intravenoso) y tratamiento de control con placebo o un antagonista del receptor de histamina 2 (ARH2).
Tipos de medidas de resultado
Evaluado a los 30 días: mortalidad, nuevas hemorragias y tratamiento quirúrgico. También se evaluó la presencia de signos de hemorragia reciente en la endoscopia inicial, la duración de la estancia hospitalaria y la necesidad de transfusión sanguínea.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos revisores evaluaron los criterios de elegibilidad de cada estudio y extrajeron los datos de las medidas de resultado y de los factores que afectaban la calidad metodológica.

Resultados principales

Se incluyeron cinco ECA para la revisión. No se identificaron ECA adicionales en la búsqueda bibliográfica actualizada. Cuatro ensayos con un total de 1 512 pacientes informaron datos de todos los pacientes asignados al azar. No hubo heterogeneidad estadística entre los ensayos en las medidas de resultado de mortalidad, nuevas hemorragias y tratamiento quirúrgico. No hubo diferencias estadísticamente significativas de las tasas de mortalidad, nuevas hemorragias o del tratamiento quirúrgico entre el tratamiento con IBP y el control. Las tasas de mortalidad agrupadas fueron 6,1% y 5,5% respectivamente (odds-ratio [OR] 1,12; IC del 95%: 0,72 a 1,73). Las tasas agrupadas de nuevas hemorragias fueron 13,9% y 16,6% respectivamente (OR 0,81; IC del 95%: 0,61 a 1,09). Las tasas agrupadas de tratamiento quirúrgico fueron 9,9% y 10,2% respectivamente (OR 0,96; IC del 95%: 0,68 a 1,35). El tratamiento con IBP comparado con el control redujo significativamente la proporción de pacientes con signos de hemorragia reciente en la endoscopia inicial; las tasas agrupadas fueron 37,2% y 46,5% respectivamente (OR 0,67; IC del 95%: 0,54 a 0,84). En los resultados continuos, la duración de la estancia hospitalaria y transfusiones de sangre requeridas no pudo realizarse el análisis cuantitativo.

Conclusiones de los autores

El tratamiento con IBP iniciado antes de la endoscopia en los pacientes con hemorragia gastrointestinal alta significativamente reduce la proporción de pacientes con signos de hemorragia reciente en la endoscopia inicial. Sin embargo, no existen pruebas de que el tratamiento con IBP afecta los resultados clínicamente importantes, o sea la mortalidad, las nuevas hemorragias o la necesidad de tratamiento quirúrgico.

Esta revisión debería citarse como:Dorward S, Sreedharan A, Leontiadis GI, Howden CW, Moayyedi P, Forman DLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron cinco ECA para la revisión. No se identificaron ECA adicionales en la búsqueda bibliográfica actualizada. Cuatro ensayos con un total de 1 512 pacientes informaron datos de todos los pacientes asignados al azar. No hubo heterogeneidad estadística entre los ensayos en las medidas de resultado de mortalidad, nuevas hemorragias y tratamiento quirúrgico. No hubo diferencias estadísticamente significativas de las tasas de mortalidad, nuevas hemorragias o del tratamiento quirúrgico entre el tratamiento con IBP y el control. Las tasas de mortalidad agrupadas fueron 6,1% y 5,5% respectivamente (odds-ratio [OR] 1,12; IC del 95%: 0,72 a 1,73). Las tasas agrupadas de nuevas hemorragias fueron 13,9% y 16,6% respectivamente (OR 0,81; IC del 95%: 0,61 a 1,09). Las tasas agrupadas de tratamiento quirúrgico fueron 9,9% y 10,2% respectivamente (OR 0,96; IC del 95%: 0,68 a 1,35). El tratamiento con IBP comparado con el control redujo significativamente la proporción de pacientes con signos de hemorragia reciente en la endoscopia inicial; las tasas agrupadas fueron 37,2% y 46,5% respectivamente (OR 0,67; IC del 95%: 0,54 a 0,84). En los resultados continuos, la duración de la estancia hospitalaria y transfusiones de sangre requeridas no pudo realizarse el análisis cuantitativo.

Tools
Information
Share/Save