La quimioterapia intraperitoneal (administrada en la cavidad peritoneal) para el cáncer de ovario avanzado mejora la supervivencia general y la supervivencia sin enfermedad

El cáncer de ovarios se disemina de manera habitual a través de la cavidad peritoneal y suele responder a la quimioterapia intravenosa (IV). Esta revisión comparó la efectividad de la quimioterapia intravenosa con la quimioterapia administrada directamente en la cavidad peritoneal (intraperitoneal o IP). La evidencia indica una mejora en la supervivencia si parte de la quimioterapia se administra por vía intraperitoneal. La desventaja es el aumento de los efectos adversos relacionados principalmente con la presencia de un catéter peritoneal, incluidos el dolor, la obstrucción del catéter, los efectos gastrointestinales y la infección.

Conclusiones de los autores: 

La quimioterapia intraperitoneal aumenta la supervivencia general y la supervivencia sin progresión del cáncer de ovario avanzado. Los resultados de este metaanálisis proporcionan las estimaciones más fiables de los efectos beneficiosos relativos para la supervivencia del tratamiento IP sobre el IV y se deberían utilizar como parte del proceso de toma de decisiones. Sin embargo, es necesario tener en cuenta la posibilidad de que se produzcan complicaciones y toxicidad relacionadas con los catéteres cuando se decide el tratamiento más apropiado para cada mujer. La dosis óptima, el momento y el mecanismo de administración no se pueden abordar a partir de este metanálisis. Este aspecto se debe abordar en la siguiente fase de los ensayos clínicos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El cáncer de ovario tiende a ser quimiosensible y se limita a la superficie de la cavidad peritoneal durante gran parte de su historia natural. Estas características lo han convertido en un objetivo obvio para la quimioterapia intraperitoneal (IP). La quimioterapia para el cáncer de ovario se suele administrar en forma de infusión intravenosa (IV), de manera repetida durante cinco a ocho ciclos. La quimioterapia intraperitoneal se administra por infusión del agente quimioterapéutico directamente en la cavidad peritoneal. Hay razones biológicas por las que esto podría aumentar el efecto anticanceroso y reducir algunos efectos adversos sistémicos, en comparación con el tratamiento intravenoso.

Objetivos: 

Determinar si el agregado de un componente del régimen de quimioterapia en la cavidad peritoneal afecta la supervivencia general, la supervivencia sin progresión, la calidad de vida (CdV) y la toxicidad en el tratamiento primario del cáncer de ovario epitelial.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo de Revisión de Cáncer Ginecológico (Gynaecological Cancer Review Group), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), Número 2, 2011; MEDLINE (1951 a mayo 2011) y EMBASE (1974 a mayo 2011). Estas búsquedas se actualizaron en febrero 2007, agosto 2010, mayo 2011 y septiembre 2015. Además, se hicieron búsquedas manuales y en cascada en las principales revistas de oncología ginecológica hasta mayo 2011.

Criterios de selección: 

El análisis se limitó a los ensayos controlados aleatorizados (ECA) que evaluaron a mujeres con un nuevo diagnóstico de cáncer de ovario epitelial primario, de cualquier estadio FIGO, después de una cirugía citorreductora primaria. Se comparó la quimioterapia intravenosa estándar con la quimioterapia que incluyó un componente de administración IP.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron los datos sobre la supervivencia general, la supervivencia sin enfermedad, los eventos adversos y la calidad de vida, y se realizaron metanálisis de los cocientes de riesgos instantáneos (CRI) para las variables de tiempo hasta el evento y los riesgos relativos (RR) para los resultados dicotómicos, mediante el software RevMan.

Resultados principales: 

Nueve ensayos aleatorizados estudiaron 2119 mujeres que recibieron tratamiento primario para el cáncer de ovario. Seis ensayos se consideraron como de calidad alta. Las mujeres tuvieron menos probabilidades de morir si recibieron un componente IP para la quimioterapia (ocho estudios; 2026 mujeres; CRI 0,81; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,72 a 0,90). La quimioterapia con un componente intraperitoneal prolongó el intervalo sin enfermedad (cinco estudios, 1311 mujeres; CRI 0,78; IC del 95%: 0,70 a 0,86). Hubo una mayor toxicidad grave en lo que respecta a los efectos gastrointestinales, el dolor, la fiebre y la infección, pero menos ototoxicidad con la vía IP que con la intravenosa.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save