Esta revisión examina el impacto neto de proporcionar planes de acción por escrito a los niños con asma y a sus padres

No se encontró ningún ensayo que examinara el beneficio de proporcionar versus no proporcionar un plan de acción escrito a los niños con asma.
Se identificaron cuatro ensayos clínicos con 355 niños que compararon el efecto de los planes de acción escritos basados en los síntomas versus los planes de acción de flujo máximo cuando todas las otras intervenciones simultaneas fueron similares. Los niños asignados a un plan basado en los síntomas requerían con menos frecuencia una visita de atención aguda para el asma en comparación con los que recibieron un plan basado en el flujo máximo. La mayoría de los otros resultados fueron similares, a excepción de más niños que pretendían continuar usando el plan de acción escrito basado en los síntomas en comparación con el plan de acción basado en el flujo máximo.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia indica que la PAE basada en los síntomas es superior a la PAE de flujo máximo para la prevención de las visitas a los servicios de urgencias, aunque no hay datos suficientes para concluir firmemente si la superioridad observada se debe a una mayor adherencia a la estrategia de monitorización, a la identificación más temprana de la aparición de deterioros, a un umbral más alto para la presentación en los contextos de los servicios de urgencias o a las recomendaciones de tratamiento específicas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Aunque todas las declaraciones de consenso sobre el asma recomiendan el uso de un plan de acción escrito (PAE) como parte central del tratamiento del asma, una revisión sistemática reciente de los ensayos aleatorizados destacó la escasez de ensayos en los que la única diferencia entre los grupos fue la provisión o no de un plan de acción escrito.

Objetivos: 

Los objetivos de esta revisión fueron, en primer lugar, evaluar el efecto independiente de proporcionar versus no proporcionar un plan de acción escrito en niños y adolescentes con asma y, en segundo lugar, comparar el efecto de diferentes planes de acción escritos.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group) (noviembre de 2004), que se deriva de búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, EMBASE, CINAHL, así como de búsquedas manuales en revistas respiratorias y en resúmenes de congresos. También se realizaron búsquedas en las bibliografías de los estudios incluidos y se identificaron los artículos de revisión.

Criterios de selección: 

Los ensayos controlados aleatorizados se incluyeron si comparaban un plan de acción escrito con ningún plan de acción escrito, o diferentes planes de acción escritos entre sí.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente seleccionaron los ensayos, evaluaron su calidad y extrajeron los datos. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro ensayos (tres ECA y un cuasialeatorizado) con 355 niños. Los niños que utilizaron PAE basados en los síntomas tuvieron un menor riesgo de exacerbaciones que requirieron una visita de atención aguda (N = 5; RR 0,73; IC del 95%: 0,55 a 0,99). El número necesario a tratar para prevenir una visita de atención aguda fue 9 (IC del 95%: 5 a 138). Se prefirió la monitorización de los síntomas sobre la monitorización del flujo máximo en los niños (N = 2; RR 1,21; IC del 95%: 1,00 a 1,46), pero los padres no mostraron preferencia (N = 2; RR 0,96; IC del 95%: 0,18 a 2,11). Los niños asignados a planes de acción basados en el flujo máximo redujeron en 1/2 día el número de días sintomáticos por semana (N = 2; diferencia de medias: 0.45 días/semana; IC del 95%: 0,04 a 0,26). No hubo diferencias significativas en la tasa de exacerbación que requirió esteroides orales o ingreso, ausentismo escolar, función pulmonar, puntuación de síntomas, calidad de vida y retiros.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save