Intervenciones para la traqueomalacia primaria (intrínseca) en niños

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El término malacia deriva de la palabra griega “malakia”, que significa blando. En la traqueomalacia, las paredes de la tráquea son más blandas de lo normal, lo que puede resultar en un colapso parcial (se deshacen las paredes) de la tráquea. Este colapso sucede generalmente cuando se necesita más aire, como al realizar ejercicio. La palabra “primaria” refiere a la traqueomalacia en la que la tráquea misma es la causa de la enfermedad, mientras que la traqueomalacia secundaria (relacionada con los efectos de compresión) se debe a otra anomalía cercana a la tráquea. El síntoma más frecuente de la traqueomalacia es el estridor espiratorio (sonido sibilante agudo). Si los síntomas son suficientemente graves, pueden necesitarse tratamientos como la asistencia respiratoria mecánica, la colocación de stent traqueal (tubo de malla insertado en la tráquea para mantenerla abierta) o la cirugía.

Se investigó cuál de estos tratamientos posibles fue el más efectivo. Se encontró sólo un ensayo controlado aleatorio (ECA) que evaluó la desoxirribonucleasa humana recombinante (DNasa hr) nebulizada, que ayuda a fluidificar el moco y es útil en la depuración de las vías respiratorias en la fibrosis quística, en comparación con el placebo (ningún tratamiento activo) en niños con traqueomalacia y una infección respiratoria concomitante. Este ensayo no mostró ninguna prueba beneficiosa en cuanto al número de niños que no presentaron tos dos semanas después del tratamiento. Además, se informó la presencia de menos tos durante el día y la noche en el grupo que no recibió la intervención; sin embargo, estas diferencias no fueron estadísticamente significativas.

Con la ausencia de pruebas, no se puede recomendar el uso habitual de ningún tratamiento para la traqueomalacia intrínseca dado el costo de la DNasa hr nebulizada y el probable efecto perjudicial. La decisión de someter a un niño a cualquier tratamiento quirúrgico o médico deberá ser tomada de forma individual, con la cuidadosa consideración de la relación riesgo-beneficio para cada situación individual.

Es poco probable que se disponga de algún ECA sobre el tratamiento quirúrgico para niños con una enfermedad grave potencialmente mortal asociada con la traqueomalacia. Para los pacientes con enfermedades menos graves, se necesitan ECA sobre intervenciones como los antibióticos y la fisioterapia torácica.

Conclusiones de los autores: 

En la actualidad, faltan pruebas para apoyar las terapias que actualmente son utilizadas para tratar la traqueomalacia intrínseca. No es concluyente si el uso de la DNasa hr nebulizada en niños con malacia de las vías respiratorias y una infección respiratoria empeora la recuperación. Es poco probable que se disponga de algún ECA sobre el tratamiento quirúrgico para niños con una enfermedad grave potencialmente mortal asociada con la traqueomalacia. Para los pacientes con enfermedades menos graves, se necesitan claramente ECA sobre intervenciones como los antibióticos y la fisioterapia torácica. Las medidas de resultado de estos ECA deben incluir mediciones de la tráquea y medidas de resultados fisiológicas además de las medidas de resultado clínicas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La traqueomalacia, un trastorno de las vías respiratorias de gran calibre con deformación de la tráquea durante la respiración, es observado con más frecuencia en la práctica pediátrica terciaria. Está asociada con un amplio espectro de síntomas respiratorios que van desde la apnea recurrente potencialmente mortal hasta síntomas respiratorios frecuentes como tos crónica y sibilancias. La práctica actual después del diagnóstico de traqueomalacia incluye enfoques médicos orientados a reducir los síntomas asociados a la traqueomalacia, modalidades de asistencia respiratoria con presión continua positiva de las vías respiratorias (su sigla en inglés es: CPAP) y presión positiva de dos niveles de las vías respiratorias (su sigla en inglés es: BiPAP) y, enfoques quirúrgicos orientados a mejorar el calibre de las vías respiratorias (colocación de stent en las vías respiratorias, aortopexia, traqueopexia).

Objetivos: 

Evaluar la eficacia de los tratamientos médicos y quirúrgicos para niños con traqueomalacia primaria (intrínseca).

Métodos de búsqueda: 

El Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group ) buscó en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), el registro especializado del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias y las bases de datos MEDLINE y EMBASE. El Grupo Cochrane de Vías Respiratorias realizó la última búsqueda en mayo 2012.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios de las terapias relacionadas con los síntomas asociados con traqueomalacia primaria o intrínseca.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos de los estudios incluidos de forma independiente y resolvieron los desacuerdos por consenso.

Resultados principales: 

Se incluyó un ECA que comparó la desoxirribonucleasa humana recombinante (DNasa hr) nebulizada con el placebo en 40 niños con malacia de las vías respiratorias y una infección respiratoria. Se consideró que era un ECA con bajo riesgo de sesgo. Los datos analizados en esta revisión mostraron que no hubo diferencias significativas entre los grupos para el resultado primario de proporción de pacientes sin tos a dos semanas (odds ratio [OR] 1,38; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,37 a 5,14). Sin embargo, el cambio medio en las puntuaciones del registro de la tos nocturna favoreció significativamente al grupo de placebo (diferencia de medias [DM] 1,00; IC del 95%: 0,17 a 1,83; p = 0,02). El cambio medio en las puntuaciones del registro de la tos diurna desde el inicio fue también mejor en el grupo de placebo en comparación con los pacientes con DNasa hr nebulizada, pero la diferencia entre los grupos no fue estadísticamente significativa (DM 0,70; IC del 95%: -0,19 a 1,59). Otros resultados (disnea y puntuaciones de dificultad para expectorar el esputo, y las pruebas de función pulmonar a dos semanas) también favorecieron al placebo sobre la DNasa hr nebulizada pero no alcanzaron niveles de significación.

Share/Save