Recompresión y terapia adyuvante para la enfermedad por descompresión

Terapia de recompresión y farmacoterapia adyuvante para la enfermedad por descompresión (apoplejía)

La enfermedad por descompresión se debe a la presencia de burbujas en los tejidos o los vasos sanguíneos después de la reducción de la presión circundante (descompresión). Se asocia con más frecuencia con la respiración de gas comprimido durante el buceo submarino. Los efectos de la enfermedad por descompresión pueden variar desde triviales a potencialmente mortales y habitualmente el tratamiento se administra de urgencia. La recompresión se aplica mientras se respira oxígeno al 100% y se basa en la reducción del tamaño de la burbuja con la presión y la eliminación más rápida del nitrógeno de las burbujas al respirar oxígeno al 100%. La recuperación sin recompresión puede ser lenta e incompleta y la enfermedad por descompresión es causa de problemas de salud significativos en áreas donde la recompresión no está disponible. La recompresión con oxígeno al 100% se ha convertido en la terapia aceptada universalmente como apropiada, a pesar de la falta de pruebas clínicas de alta calidad sobre la efectividad. Esta revisión sólo encontró dos ensayos aleatorios. Un ensayo comparó la recompresión estándar con oxígeno con la recompresión con helio y oxígeno, mientras la otra comparó la recompresión con oxígeno solo con la recompresión y un fármaco antiinflamatorio no esteroide (AINE) adyuvante. Ambos ensayos indicaron que estas intervenciones adicionales pueden acortar el ciclo de recompresión necesaria. Por ejemplo, el uso de un AINE redujo la mediana del número de sesiones de recompresión necesarias de tres a dos. Se concluye que hay pocas pruebas para el uso de una estrategia de recompresión sobre otra para el tratamiento de la enfermedad por descompresión y que el agregado de un antiinflamatorio puede acortar el ciclo de recompresión necesaria. Se necesitan más estudios.

Conclusiones de los autores: 

La terapia de recompresión es la norma para el tratamiento de la enfermedad por descompresión, pero no existen pruebas de ensayos controlados aleatorios. El agregado de un AINE y el uso de heliox pueden reducir el número de recompresiones requeridas, pero ninguno mejora la probabilidad de recuperación. La aplicación de cualquiera de estas estrategias puede estar justificada. El escaso número de pacientes estudiados exige una interpretación cuidadosa. Los beneficios pueden ser en gran parte económicos, por lo que se debe realizar un análisis de este tipo. Se justifica realizar ensayos aleatorios grandes de rigor metodológico alto con el objetivo de definir cualquier beneficio del uso de gases respiratorios y perfiles de presión diferentes durante la terapia de recompresión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La enfermedad por descompresión se debe a la formación de burbujas en la sangre o los tejidos después de respirar gas comprimido. Clínicamente, la enfermedad por descompresión puede variar de una enfermedad trivial a la pérdida de la conciencia, la muerte o la parálisis. La recompresión es la norma universalmente aceptada para el tratamiento de la enfermedad por descompresión. Se han indicado varias estrategias para mejorar el resultado cuando se retrasa la recompresión.

Objetivos: 

Analizar la efectividad y seguridad de la recompresión y las terapias adyuvantes en el tratamiento de la enfermedad por descompresión.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (The Cochrane Library 2005, número 2); MEDLINE (1966 hasta agosto 2005); CINAHL (1982 hasta agosto 2005); EMBASE (1980 hasta agosto 2005); the Database of Randomised Controlled Trials in Hyperbaric Medicine (agosto 2005) y se hicieron búsquedas manuales en revistas y textos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios que compararan el efecto de cualquier programa de recompresión o terapia adyuvante con un programa estándar de recompresión. No se aplicaron restricciones de idiomas.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores extrajeron los datos de forma independiente. Cada ensayo se evaluó con respecto a la validez interna y las diferencias se resolvieron mediante discusión. Los datos fueron introducidos en RevMan 4.2.

Resultados principales

Dos ensayos controlados aleatorios cumplieron los criterios de inclusión. No fue posible agrupar los datos. En un estudio no hubo pruebas de mejoría en la efectividad al agregar un fármaco antiinflamatorio no esteroide (tenoxicam) al tratamiento habitual de recompresión (a las seis semanas: riesgo relativo [RR] 1,04; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,90 a 1,20; p = 0,58) pero cuando se agregó tenoxicam hubo una reducción del número de compresiones que se necesitaron (p = 0,01; IC del 95%: 0 a 1). En el otro estudio la probabilidad de recompresiones múltiples fue inferior en la tabla de helio y oxígeno (heliox) en comparación con una tabla de tratamiento de oxígeno (RR 0,56; IC del 95%: 0,31 a 1,00; p = 0,05).

Conclusiones de los autores

La terapia de recompresión es la norma para el tratamiento de la enfermedad por descompresión, pero no existen pruebas de ensayos controlados aleatorios. El agregado de un AINE y el uso de heliox pueden reducir el número de recompresiones requeridas, pero ninguno mejora la probabilidad de recuperación. La aplicación de cualquiera de estas estrategias puede estar justificada. El escaso número de pacientes estudiados exige una interpretación cuidadosa. Los beneficios pueden ser en gran parte económicos, por lo que se debe realizar un análisis de este tipo. Se justifica realizar ensayos aleatorios grandes de rigor metodológico alto con el objetivo de definir cualquier beneficio del uso de gases respiratorios y perfiles de presión diferentes durante la terapia de recompresión.

Esta revisión debería citarse como:Bennett MH, Lehm JP, Mitchell SJ, Wasiak JLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Dos ensayos controlados aleatorios cumplieron los criterios de inclusión. No fue posible agrupar los datos. En un estudio no hubo pruebas de mejoría en la efectividad al agregar un fármaco antiinflamatorio no esteroide (tenoxicam) al tratamiento habitual de recompresión (a las seis semanas: riesgo relativo [RR] 1,04; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,90 a 1,20; p = 0,58) pero cuando se agregó tenoxicam hubo una reducción del número de compresiones que se necesitaron (p = 0,01; IC del 95%: 0 a 1). En el otro estudio la probabilidad de recompresiones múltiples fue inferior en la tabla de helio y oxígeno (heliox) en comparación con una tabla de tratamiento de oxígeno (RR 0,56; IC del 95%: 0,31 a 1,00; p = 0,05).

Tools
Information
Share/Save