Rehabilitación protésica para ancianos con trastornos vasculares que han sido sometidos a una amputación transfemoral unilateral

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Rehabilitación con miembros artificiales en ancianos con una pierna amputada a la altura o por encima de la rodilla, debido a problemas de circulación sanguínea

Los problemas de circulación inadecuada en las piernas (trastornos vasculares), especialmente en las personas mayores de sesenta años, pueden ser tan graves que requieran la amputación de una pierna. Dicha amputación puede realizarse a la altura de la rodilla o por encima de ella. Las enfermedades concomitantes (comorbilidades) como la diabetes, la enfermedad cardiovascular o la cardiopatía pueden afectar la rehabilitación del paciente. Cuando se coloca un miembro artificial (prótesis) en la rodilla o por emcima de ella, es difícil recuperar la movilidad y la funcionalidad, por lo que algunas personas eligen usar una silla de ruedas. La motivación, la comodidad, la apariencia estética, la funcionalidad, la confiabilidad, la facilidad de uso, la movilidad anterior y el esfuerzo extra necesario para usar una pierna artificial constituyen factores potencialmente importantes que afectan la independencia de una persona y su uso de la prótesis. El temor a las caídas, el número de caídas, las circunstancias sociales, la ayuda y el apoyo de otras personas son también factores importantes. Los autores de la revisión realizaron búsquedas de ensayos que compararan diferentes tipos de rehabilitación que puedan beneficiar la movilidad o la funcionalidad en ancianos que utilizan un miembro artificial.

Sólo se encontró un ensayo controlado elegible. Este ensayo tenía un diseño cruzado y a cada uno de los diez participantes se le agregaban a la prótesis, debajo de la rodilla, tres pesos protésicos de apariencia idéntica, en un orden aleatorio. Los participantes, nueve hombres y una mujer, eran mayores de 50 años y ocho eran mayores de 60 años. Durante las pocas horas del ensayo, cuatro participantes prefirieron el peso más liviano (150 g), cinco el peso medio (770 g) y uno prefirió el más pesado (1625 g). Siete de diez participantes clasificaron con éxito los pesos, del más liviano al más pesado. Según una prueba de marcha de dos minutos, los pesos no alteraron la velocidad de marcha de los participantes.

El pequeño número de participantes, la breve exposición a los diferentes pesos en un contexto de laboratorio y el hecho de que había diferencias de peso entre las personas, y también entre sus prótesis, restringe la utilidad de estos resultados. Todos los miembros artificiales eran prótesis de tipo modular.

Conclusiones de los autores: 

Se necesitan pruebas provenientes de ensayos controlados aleatorios que funden la elección de la rehabilitación protésica, incluido el peso óptimo de la prótesis, luego de la amputación transfemoral unilateral en ancianos con trastornos vasculares. Se requiere con urgencia un programa de investigación en este campo, que incluya ensayos controlados aleatorios para examinar las intervenciones clave.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los trastornos vasculares son la causa del 75% de las amputaciones de miembros inferiores en el Reino Unido. Alrededor del 37% de estas amputaciones son a nivel transfemoral (a medio muslo), en personas que en su mayoría tienen más de 60 años y presentan comorbilidades. A un número significativo de estos pacientes amputados se les prescribirá una prótesis de miembro inferior para caminar. Sin embargo, muchos amputados no logran un alto nivel de funcionalidad luego de la rehabilitación protésica.

Objetivos: 

Esta revisión se propone identificar y resumir evidencia de ensayos controlados aleatorios que evalúen intervenciones de rehabilitación para la deambulación protésica, tras una amputación transfemoral unilateral, en ancianos con trastornos vasculares institucionalizados o que residen fuera del ámbito hospitalario.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group Specialised Register) (julio de 2006), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials - CENTRAL) (The Cochrane Library 2006, Número 3), MEDLINE (desde 1966 hasta febrero de 2006), EMBASE (desde 1980 hasta febrero de 2006), CINAHL (desde 1982 hasta diciembre de 2005), AMED (desde 1985 hasta diciembre de 2005), varias bases de datos más especializadas y las listas de referencias de los artículos. También se realizaron búsquedas en el UK National Research Register (Número 2, 2005) para obtener ensayos en curso y se estableció contacto con expertos en el tema. No se aplicó ninguna restricción de idioma.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios que evaluaran intervenciones de rehabilitación protésica después de una amputación unilateral transfemoral o transrotuliana en ancianos (de 60 años o más) con trastornos vasculares.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores analizaron de forma independiente los resultados de la búsqueda para obtener estudios potencialmente elegibles y, luego de obtener los informes completos de los mismos, seleccionaron los estudios para su inclusión o exclusión. Dos revisores de forma independiente evaluaron la calidad metodológica y extrajeron los datos. No fue posible el agrupamiento de los datos.

Resultados principales: 

De 38 informes completos obtenidos para su evaluación, se incluyó un ensayo y se excluyeron cuatro.

El único ensayo incluido fue un ensayo aleatorio cruzado (crossover) a corto plazo, que evaluó los efectos de agregar tres pesos protésicos de apariencia idéntica (150 g, 770 g y 1625 g) a las prótesis de diez participantes con amputación transfemoral unilateral por trastornos vasculares. Ocho participantes eran mayores de 60 años. El ensayo halló que cuatro participantes prefirieron el peso más liviano (150 g), cinco el peso medio (770 g) y uno prefirió el más pesado (1625 g).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save