Esta revisión compara dos anticonceptivos hormonales inyectables que contienen solo progestágeno, a saber, el acetato de medroxiprogesterona de depósito (AMPD) y el enantato de noretisterona (EN-NET), con respecto a los riesgos y las razones de su interru

Los anticonceptivos hormonales inyectables aún se utilizan ampliamente en muchos países en desarrollo. Hay dos anticonceptivos inyectables solo con progestágenos que han estado disponibles en muchos países desde la década de 1980. Son el acetato de medroxiprogesterona de depósito (AMPD) y el enantato de noretisterona (NET-EN). Ambos son anticonceptivos altamente efectivos con una amplia aceptación entre las mujeres en sus años fértiles, y representan una proporción considerable del gasto en salud en anticoncepción. Difieren en cuanto a la frecuencia de administración y el coste, y una comparación sistemática ayuda a asegurar su uso racional. Esta revisión busca comparar la DPMA administrada a una dosis de 150 mg por vía intramuscular cada tres meses y el NET-EN administrado a una dosis de 200 mg por vía intramuscular cada dos meses, y determinar si existen diferencias en la efectividad anticonceptiva, la reversibilidad y los patrones de interrupción, así como en sus efectos clínicos menores y mayores.
Se revisaron todas las bases de datos desde el momento en que se utilizaron los progestágenos inyectables y esta revisión incluyó todas las comparaciones controladas aleatorias de DMPA y NET-EN utilizados para la anticoncepción. Los ensayos debían informar sobre la eficacia anticonceptiva y el retorno de la fertilidad, las tasas y las razones para interrumpir el uso, así como los efectos clínicos menstruales y no menstruales.
Se encontró que no hubo diferencias significativas entre los dos grupos de tratamiento con respecto al tiempo desde que las mujeres comenzaron a usar el anticonceptivo hasta que dejaron de usarlo. Las mujeres que recibieron NET-EN tuvieron un 4% más de probabilidades de interrumpir su utilización debido a razones personales en comparación con las que recibieron DPMA, pero esta diferencia no fue estadísticamente significativa. No hubo diferencias entre los grupos cuando un embarazo accidental fue la razón para interrumpir el uso. La duración de los episodios de hemorragia vaginal y en manchas fue la misma en cada grupo. Las mujeres que tomaron DPMA tuvieron un 21% más probabilidades de que el sangrado vaginal se interrumpiera mientras utilizaban el anticonceptivo. Los cambios en el peso corporal y los cambios en la presión arterial no difirieron entre el AMPD y el NET-EN. Además, estos cambios en el peso corporal y la presión arterial fueron relativamente pequeños y no fueron clínicamente relevantes.
En resumen, los datos de los ensayos incluidos en esta revisión indican poca diferencia entre los efectos de estos métodos, excepto que en las mujeres con AMPD es más probable que se interrumpa el sangrado vaginal durante su uso. No hubo datos adecuados para detectar diferencias en algunos efectos clínicos no menstruales y, si se considera que este método anticonceptivo aún se utiliza en algunos países, se recomienda realizar estudios de investigación adicionales.

Conclusiones de los autores: 

Aunque la elección entre DPMA y NET-EN como anticonceptivos inyectables de progestágeno puede variar entre los proveedores de salud y las pacientes, los datos de los ensayos controlados aleatorizados indican poca diferencia entre los efectos de estos métodos, excepto que las mujeres que utilizan AMPD tienen más probabilidades de desarrollar amenorrea. No hay datos adecuados para detectar diferencias en algunos efectos clínicos mayores y menores no menstruales.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Hay dos anticonceptivos inyectables solo con progestágenos que han estado disponibles en muchos países desde 1983. Ambos aún se utilizan ampliamente en muchos países en desarrollo, lo que representa una gran proporción del gasto del sistema de salud en anticoncepción. Son el acetato de medroxiprogesterona de depósito (AMPD) y el enantato de noretisterona (NET-EN). Ambos son anticonceptivos altamente efectivos con una amplia aceptación entre las mujeres en sus años fértiles. Difieren en la frecuencia de administración, lo que tiene implicaciones en la captación de pacientes. También difieren en el coste, lo que puede afectar significativamente su financiación por el sistema de salud. Una comparación sistemática ayudará a asegurar su uso racional.

Objetivos: 

Determinar si existen diferencias entre el acetato de medroxiprogesterona de depósito administrado a una dosis de 150 mg por vía intramuscular cada tres meses y el enantato de noretisterona administrado a una dosis de 200 mg por vía intramuscular cada dos meses, en cuanto a la efectividad anticonceptiva, la reversibilidad y los patrones de interrupción, los efectos menores y los efectos principales.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en las bases de datos electrónicas MEDLINE mediante PubMed, Popline, el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register), Biblioline, LILACS, EMBASE y PASCAL para obtener ensayos controlados aleatorizados de AMPD versus NET-EN para la anticoncepción con progestágenos de acción prolongada. Los estudios se incluyeron independientemente del idioma, y todas las bases de datos se revisaron desde el momento en el que se utilizaron los progestágenos inyectables.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todas las comparaciones controladas aleatorizadas de acetato de AMPD administrado a una dosis de 150 mg IM cada 3 meses versus NET-EN administrado a una dosis de 200 mg IM cada 2 meses, utilizados como anticonceptivos. Los ensayos debían informar sobre la eficacia anticonceptiva y el retorno de la fertilidad, el riesgo y las razones para la interrupción, así como los efectos clínicos menstruales y no menstruales.

Obtención y análisis de los datos: 

BD y CM evaluaron los títulos y resúmenes obtenidos a partir de la estrategia de búsqueda y aplicaron los criterios de elegibilidad. BD intentó establecer contacto con los autores cuando se necesitó alguna aclaración de los datos, y estableció contacto con todos los principales fabricantes de los anticonceptivos. Después de la inclusión de los dos estudios los datos se resumieron y analizaron con RevMan 4.2.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron dos ensayos. No hubo diferencias significativas entre los dos grupos de tratamiento para la frecuencia de interrupción de cualquiera de los anticonceptivos, aunque las mujeres con EN-NET tuvieron 4% más probabilidades de interrumpir por razones personales que las mujeres con AMPD. La interrupción por embarazo accidental no difirió entre los grupos. Aunque la duración de los eventos de sangrado y manchado fue la misma en cada grupo, las mujeres con AMPD tuvieron 21% más probabilidades de desarrollar amenorrea. Los cambios promedio en el peso corporal a los 12 y 24 meses, así como la presión arterial sistólica y diastólica a los 12 meses, no difirieron significativamente entre los estudios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save