Intervenciones breves para los consumidores de grandes cantidades de alcohol ingresados en unidades del hospital general

Intervenciones breves para los consumidores de grandes cantidades de alcohol ingresados en unidades del hospital general

Los patrones graves o peligrosos de consumo de alcohol pueden provocar accidentes, lesiones, enfermedades físicas y psiquiátricas, náuseas frecuentes, ausentismo laboral y problemas sociales. El consumo prolongado de alcohol tiene efectos perjudiciales sobre casi todos los órganos del cuerpo, particularmente sobre el cerebro y el sistema gastrointestinal. Los profesionales de la salud tienen la oportunidad de preguntar a las personas cuánto alcohol beben y de ofrecerles intervenciones breves a los que beben en exceso. Estas intervenciones breves incluyen una intervención durante un tiempo limitado dirigida al cambio de comportamiento. Abarcan desde una sola sesión que proporciona información y orientación, hasta una a tres sesiones de entrevistas motivacionales o de apoyo psicológico basado en técnicas que incluyen la retroalimentación (feedback) y discusiones sobre la responsabilidad y la autoeficacia. Esta intervención puede ser realizada por diferentes profesionales de la salud. El ingreso en el hospital como un enfermo hospitalizado, en unidades de medicina general y en centros de traumatología, ofrece la oportunidad para establecer contacto con los consumidores de grandes cantidades de alcohol, proporciona el tiempo para realizar una intervención y permite reconocer si existe alguna conexión entre la hospitalización y el consumo de alcohol. Los revisores identificaron 11 ensayos controlados aleatorios y ensayos clínicos controlados que incluyeron a 2441 adultos (16 años de edad o más) identificados como consumidores de alcohol en exceso en el hospital, principalmente en el Reino Unido y los EE.UU.

Los datos extraídos de dos estudios indicaron que se pudo disminuir el consumo de alcohol al año de seguimiento en las personas que recibieron intervenciones breves como pacientes hospitalizados. Estas personas bebían una cantidad significativamente menor de alcohol por semana que los de los grupos control. Se observó una tendencia a consumir menos gramos de alcohol por semana a los seis meses en los que recibieron la intervención breve. No se observaron diferencias claras entre los del grupo con la intervención breve y los del grupo control en los autoinformes sobre el consumo de alcohol, los indicadores de laboratorio (Gamma GT), el número de borracheras, las muertes o las infracciones de tránsito. No fue fácil combinar los resultados de los estudios debido a la utilización de diferentes medidas para evaluar el consumo de alcohol y a las diferencias importantes del modo de realización de los estudios.

Los grupos de control sólo fueron evaluados (detectados) o recibieron la atención habitual, en un estudio con un folleto educativo. La detección supone preguntarles a las personas sus hábitos de consumo de bebidas alcohólicas, lo que pudo haber reducido el consumo a corto plazo, según lo indicaron algunos de los estudios.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas sobre las intervenciones breves realizadas en consumidores de grandes cantidades de alcohol ingresados en un hospital general permanecen sin ser concluyentes. A partir de los datos extraídos de dos estudios parece que el consumo de alcohol se puede disminuir al año de seguimiento, aunque se recomienda realizar más investigaciones. Se recuperaron pocos estudios y fue difícil combinar los resultados debido a la diversidad de las medidas utilizadas para evaluar el consumo de alcohol.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las intervenciones breves incluyen una intervención durante un tiempo limitado dirigido al cambio de comportamiento. Suelen ser de naturaleza motivacional y utilizan técnicas de orientación para promover una disminución del consumo de alcohol.

Objetivos: 

Determinar si las intervenciones breves disminuyen el consumo de alcohol y mejoran los resultados en los consumidores de grandes cantidades de alcohol ingresados en unidades de hospitales generales.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Drogas y Alcohol (Cochrane Drug and Alcohol Group) (junio 2008), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library 2, 2008), MEDLINE, enero 1966-junio 2008, CINAHL 1982-junio 2008, EMBASE 1980-junio 2008, utilizando la estrategia de búsqueda desarrollada por el Grupo Cochrane de Drogas y Alcohol. Se realizaron búsquedas manuales en revistas relevantes y actas de congresos, y se estableció contacto con expertos en el campo.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron para la inclusión todos los ensayos controlados aleatorios prospectivos y los ensayos clínicos controlados. Los participantes eran adultos (16 años de edad o más) ingresados para la atención hospitalaria general por cualquier motivo, específicamente diferente al tratamiento para alcohólicos, y que recibieron intervenciones breves (de hasta tres sesiones) en comparación con el tratamiento regular o con ningún tratamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores independientemente seleccionaron los estudios y extrajeron los datos. Cuando fue posible se realizó un metanálisis con el modelo de efectos aleatorios y un análisis de sensibilidad.

Resultados principales: 

Se incluyeron en esta revisión 11 estudios con 2441 participantes. Tres resultados no fueron significativos y uno sí lo fue: puntuaciones de cambio en la media del consumo de alcohol por semana desde el inicio del estudio (p = 0,02).

Tools
Information
Share/Save