Rifabutina para el tratamiento de la tuberculosis pulmonar

Entre los desafíos actuales en el tratamiento de la tuberculosis se encuentran la reducción del tiempo que los medicamentos se deben tomar a menos de seis meses y la búsqueda de formas de combinar de manera segura los fármacos contra la tuberculosis con los que se utilizan para el tratamiento de la infección por el VIH. La rifabutina es un fármaco que tiene a posibilidad de abordar estos problemas si sustituye a la rifampicina, un pilar del tratamiento actual. Esta revisión identificó cinco ensayos con 924 pacientes, pero ninguno fue de alta calidad. La revisión no encontró diferencias significativas entre el tratamiento con rifabutina y con rifampicina para curar la tuberculosis y prevenir la recaída, pero las dosis más altas de rifabutina se podrían asociar con más efectos adversos y no hubo evidencia de que pudiera acortar el tratamiento. Sin embargo, en los ensayos se incluyeron muy pocos pacientes con VIH y tuberculosis, que tienen más probabilidades de beneficiarse del uso de rifabutina debido a su falta de interacción con los fármacos antirretrovirales. Se necesitan ensayos clínicos de mejor calidad para comprender el lugar de la rifabutina en el tratamiento de los pacientes con tuberculosis, en particular los que también presentan VIH.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia actual no apoya el reemplazo de la rifampicina por la rifabutina para el tratamiento de primera línea de la tuberculosis. Los pacientes positivos al VIH con tuberculosis, el grupo con más probabilidades de beneficiarse del uso de la rifabutina, no están suficientemente representados en los ensayos hasta la fecha, y sería útil realizar ensayos adicionales en este grupo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las rifamicinas son un componente esencial de los regímenes modernos de corta duración para el tratamiento de la tuberculosis. La rifabutina tiene propiedades farmacocinéticas y farmacodinámicas favorables y es menos propensa a interacciones medicamentosas que la rifampicina. Podría contribuir a acortar el tratamiento o a simplificar el tratamiento de los pacientes positivos al VIH que también necesitan fármacos antirretrovirales.

Objetivos: 

Comparar los regímenes de fármacos combinados que contienen rifabutina con los que contienen rifampicina para el tratamiento de la tuberculosis pulmonar

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas (Cochrane Infectious Diseases Group) (julio de 2009), CENTRAL ((The Cochrane Library 2009, Número 3), MEDLINE (1966 a julio de 2009), EMBASE (1974 a julio de 2009), y LILACS (1982 a 2009). También se realizaron búsquedas en el Indian Journal of Tuberculosis (1983 a 2006), resúmenes de congresos, listas de referencias y datos no publicados en los archivos de Pfizer Inc.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados y cuasialeatorizados que incluyeron participantes con frotis de esputo o tuberculosis confirmada por cultivo, y que compararon un régimen con rifabutina con otro régimen idéntico con rifampicina.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron de forma independiente la elegibilidad y la calidad metodológica de los estudios y extrajeron los datos. Los datos se analizaron mediante los riesgos relativos (RR) con los intervalos de confianza (IC) del 95% y se utilizó el modelo de efectos fijos. Se realizaron análisis de subgrupos según la dosis de rifabutina.

Resultados principales: 

Cinco ensayos con 924 participantes cumplieron los criterios de inclusión; el 5% de los pacientes eran positivos al VIH. Solo un ensayo pequeño fue metodológicamente adecuado. El los dos ensayos más grandes (818 participantes) la ocultación de la asignación fue poco clara e incluyeron en el análisis < 90% de los participantes aleatorizados. No hubo diferencias estadísticamente significativas entre los regímenes para la curación (RR 1,00; IC del 95%: 0,96 a 1,04; 553 participantes, dos ensayos) o la recaída (RR 1,23; IC del 95%: 0,45 a 3,35; 448 participantes, dos ensayos). El número de eventos adversos no fue significativamente diferente (RR 1,42; IC del 95%: 0,88 a 2,31; 714 participantes, tres ensayos), aunque el RR aumentó con la dosis de rifabutina: 150 mg (RR 0,98; IC del 95%: 0,45 a 2,12; 264 participantes, dos ensayos); y 300 mg (RR 1,78; IC del 95%: 0,94 a 3,34; 450 participantes, dos ensayos). Sin embargo, la falta de ajuste de la dosis por el peso en los ensayos relevantes complica la interpretación de esta relación.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save