Masaje perineal antes del parto para la reducción del trauma perineal

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El masaje perineal prenatal ayuda a reducir tanto el traumatismo perineal durante el parto como el dolor posterior

La mayoría de las mujeres quiere dar a luz sin desgarros perineales, cortes ni suturas, porque los mismos a menudo causan dolor y malestar posterior y es posible que repercutan de forma negativa en el funcionamiento sexual. Se sugirió el masaje perineal durante el último mes del embarazo como una manera posible de permitirle al tejido perineal expandirse con mayor facilidad durante el parto. La revisión de los ensayos mostró que el masaje perineal, que realiza la mujer o su pareja (durante sólo una o dos veces a la semana a partir de las 35 semanas), redujo la probabilidad de traumatismo perineal (principalmente episiotomías) y del dolor perineal continuo. La repercusión resultó precisa para las mujeres sin un parto por vía vaginal anterior, pero resultó menos precisa para las mujeres que lo habían tenido. No hubo ensayos aleatorios sobre el uso de dispositivos para el masaje. Las mujeres deben recibir información acerca de los beneficios del masaje perineal prenatal.

Conclusiones de los autores: 

El masaje perineal antes del parto reduce la probabilidad del traumatismo perineal (principalmente episiotomías) y la notificación de dolor perineal continuo y, en general, las mujeres lo aceptan bien. De este modo, se aconseja que las mujeres reciban información sobre el beneficio probable del masaje perineal y sobre la forma de practicarlo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El traumatismo perineal después del parto vaginal puede estar asociado con morbilidad significativa a corto y largo plazo. Se ha sugerido el masaje perineal antes del parto como un método para disminuir la incidencia del traumatismo perineal.

Objetivos: 

Evaluar el efecto del masaje perineal antes del parto sobre la incidencia del traumatismo perineal en el momento del parto y la morbilidad posterior.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 de enero de 2005), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) ( The Cochrane Library, Número 1, 2005), PubMed (1966 a enero de 2005), EMBASE (1980 a enero de 2005) y las listas de referencias de artículos pertinentes.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios que evalúan cualquier método descrito de masaje perineal antes del parto realizado durante al menos las cuatro últimas semanas de embarazo.

Obtención y análisis de los datos: 

Ambos autores de la revisión, de manera independiente, aplicaron los criterios de selección, extrajeron los datos de los estudios incluidos y evaluaron la calidad del estudio. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales: 

Se incluyeron 3 ensayos (2 434 mujeres) que comparan el masaje perineal digital con un grupo control. Todos los ensayos fueron de buena calidad. El masaje perineal antes del parto se asoció con una reducción general de la incidencia del traumatismo que requiere sutura (3 ensayos, 2 417 mujeres, riesgo relativo [RR] 0,91 [intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,86 a 0,96], número necesario a tratar [NNT] 16 [10 a 39]). Esta reducción fue estadísticamente significativa sólo para las mujeres sin un parto vaginal anterior (3 ensayos, 1 925 mujeres, RR 0,90 [IC del 95%: 0,84 a 0,96], NNT 14 [9 a 35]). Las mujeres que realizaron un masaje perineal tuvieron menor probabilidad de requerir una episiotomía (3 ensayos, 2 417 mujeres, RR 0,85 [IC del 95%: 0,75 a 0,97], NNT 23 [13 a 111]). De nuevo, se consideró que esta reducción fue estadísticamente significativa sólo para las mujeres sin un parto vaginal anterior (3 ensayos, 1 925 mujeres, RR 0,85 [IC del 95%: 0,74 a 0,97], NNT 20 [11 a 110]). No se observaron diferencias en la incidencia de desgarros perineales de primer o segundo grado o de traumatismo perineal de tercer o cuarto grado. Sólo las mujeres que habían tenido un parto vaginal anterior informaron una reducción estadísticamente significativa de la incidencia de dolor a 3 meses postparto (1 ensayo, 376 mujeres, RR 0,68 [IC del 95%: 0,50 a 0,91] NNT 13 [7 a 60]). No se observaron diferencias significativas en la incidencia de partos instrumentales, la satisfacción sexual, o la incontinencia de orina, heces o flatos para las mujeres que realizaron masaje perineal en comparación con las que no lo hicieron.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save