Tratamientos para la pitiriasis rosada

Antecedentes

La pitiriasis rosada es una erupción escamosa frecuente en adultos jóvenes. La misma da lugar a manchas con enrojecimiento y escamas seguidas por una erupción generalizada. La pitiriasis rosada generalmente se resuelve en dos a 12 semanas; sin embargo, la erupción puede parecerse a una afección cutánea contagiosa grave, lo que causa preocupación. Además, la pitiriasis rosada puede causar prurito de moderado a severo, lo que hace necesario un tratamiento efectivo.

Pregunta de la revisión

Se deseaba evaluar la efectividad y la seguridad de los tratamientos para la pitiriasis rosada. Los tratamientos elegibles fueron tópicos, sistémicos (fármacos orales o inyectables que funcionan a través de todo el cuerpo) o con luz, administrados solos o en combinación con otro tratamiento, y comparados con ningún tratamiento, placebo (un tratamiento idéntico pero inactivo), un vehículo (ingredientes inactivos que ayudan a administrar un tratamiento activo) solamente, u otro tratamiento activo. Como la recuperación espontánea suele ocurrir entre las dos y las 12 semanas en los casos de pitiriasis rosada no tratada, se consideraron los resultados informados a las dos semanas.

Características de los estudios

La evidencia está actualizada hasta octubre de 2018.

Se incluyeron 14 estudios con 761 participantes entre dos y 60 años de edad (números similares de hombres y mujeres). La mayoría de los estudios se realizaron en Asia en departamentos de dermatología y se prolongaron entre cinco y 26 meses. Tres estudios fueron financiados por los fabricantes del fármaco; la mayoría de los estudios no informaron las fuentes de financiación. La gravedad de la enfermedad se evaluó con diversas medidas, pero los participantes no se clasificaron en enfermedad leve, moderada o grave. Los tratamientos importantes evaluados por los estudios incluyeron varios antibióticos y aciclovir (un fármaco destinado a tratar las infecciones por herpes), que se compararon con placebo, ningún tratamiento o atención estándar. Los tratamientos adicionales incluyeron fototerapia, corticosteroides y antihistamínicos, así como medicina china (potenline). La mayoría de los estudios evaluaron el tratamiento utilizado durante una semana.

Todos los resultados informados se evaluaron dentro de las dos semanas de tratamiento, excepto los efectos secundarios, que se midieron durante todo el tratamiento.

Ninguno de los estudios incluidos informó sobre la calificación de la mejoría de la erupción por parte del participante. El prurito siempre fue evaluado por los participantes. La mejoría de la erupción se calificó como buena o excelente.

Probablemente no hay diferencias entre la claritromicina y el placebo para la mejoría de la erupción cutánea calificada por el médico o la resolución del prurito, y no se informaron eventos adversos graves (evidencia de calidad moderada). No se midió la reducción en la puntuación del prurito ni los efectos secundarios menores.

Del mismo modo, puede no haber diferencias en la mejoría de la erupción calificada por el médico entre la azitromicina y el placebo o las vitaminas, aunque la eritromicina puede dar lugar a una mejoría mayor de la erupción en comparación con placebo; sin embargo, los resultados muestran que puede haber efectos beneficiosos con placebo o poca o ninguna diferencia entre los tratamientos (evidencia de calidad baja para ambos resultados). Probablemente no hay diferencias entre la azitromicina y los comparadores en cuanto a la resolución del prurito o la reducción de la puntuación del prurito; no hubo diferencias claras en cuanto a los efectos secundarios menores como el dolor abdominal leve (evidencia de calidad moderada). Cuando se comparó eritromicina con placebo no se midió la resolución del prurito, aunque probablemente hay una mayor reducción en la puntuación del prurito con eritromicina. No hubo diferencias claras en la probabilidad de efectos secundarios menores, como malestar gastrointestinal, entre los grupos (evidencia de calidad moderada para ambos resultados).

Un único estudio indicó que el aciclovir probablemente es menos efectivo que placebo para lograr la resolución del prurito (aunque no se midió la reducción de la puntuación del prurito). Sin embargo, los resultados de tres estudios indican que el aciclovir probablemente es significativamente más beneficioso que placebo, ningún tratamiento o los comprimidos de vitaminas en cuanto a la mejoría de la erupción cutánea calificada por el médico. Probablemente no hay diferencias entre el aciclovir y el placebo en cuanto a la incidencia de efectos secundarios menores: un participante del grupo de placebo presentó dolor abdominal leve y diarrea (todos los resultados se basan en evidencia de calidad moderada).

Un único ensayo indicó que el aciclovir utilizado en combinación con la atención estándar (calamina [loción contra el prurito] y el antihistamínico cetirizina) puede reducir la puntuación del prurito y aumentar la resolución del prurito (evidencia de calidad baja). No se midió la mejoría de la erupción cutánea calificada por el médico. Es posible que no haya diferencias entre los grupos en cuanto a los efectos secundarios menores como el dolor de cabeza, el aumento del sueño, la enfermedad o el impacto en el gusto.

Ninguno de los estudios informó sobre eventos adversos graves (evidencia de calidad baja a moderada).

Calidad de la evidencia

La calidad de la evidencia para las comparaciones principales fue baja a moderada. Muchos de los resultados se basaron en un número pequeño de ensayos, con un número escaso de participantes. También hubo alguna variación entre los resultados de los ensayos, así como preocupación sobre el diseño de los estudios.

Conclusiones de los autores: 

En comparación con placebo o ningún tratamiento, el aciclovir oral probablemente da lugar a una mejoría mayor, considerada buena o excelente, de la erupción cutánea calificada por el médico. Sin embargo, la evidencia del efecto del aciclovir sobre el prurito no fue concluyente. Se encontró evidencia de calidad baja a moderada de que la eritromicina probablemente reduce el prurito más que placebo.

Los tamaños pequeños de los estudios, la heterogeneidad y el sesgo en el cegamiento y en el informe selectivo limitaron las conclusiones. Se necesita investigación adicional que examine diferentes regímenes de dosis de aciclovir y el efecto de los antivirales sobre la pitiriasis rosada.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La pitiriasis rosada es una erupción escamosa y pruriginosa que afecta principalmente a adultos jóvenes y se prolonga de dos a 12 semanas. No están claros los efectos de muchos de los tratamientos disponibles. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2007.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones para el tratamiento de la pitiriasis rosada en cualquier paciente diagnosticado por un médico.

Métodos de búsqueda: 

Las búsquedas en las siguientes bases de datos se actualizaron hasta octubre de 2018: Registro Especializado Cochrane de Piel (Cochrane Skin Specialised Register), CENTRAL, MEDLINE, Embase y LILACS. Se realizaron búsquedas en cinco registros de ensayos. También se verificaron las listas de referencias de los estudios incluidos y excluidos, se estableció contacto con los autores de los ensayos, se examinaron los resúmenes de las principales actas de congresos de dermatología y se realizaron búsquedas en la base de datos CAB Abstracts. Se buscó información en PubMed sobre los efectos adversos hasta noviembre de 2018.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados de intervenciones para la pitiriasis rosada. El tratamiento se podía administrar como tratamiento único o en combinación. Los comparadores elegibles fueron ningún tratamiento, placebo, vehículo solamente, otro compuesto activo o tratamiento con radiación de placebo.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane. Los resultados clave fueron la mejoría buena o excelente de la erupción cutánea en dos semanas, calificada por separado por el participante y el médico; los eventos adversos graves; la resolución del prurito en dos semanas (calificada por el participante); la reducción de la puntuación del prurito en dos semanas (calificada por el participante); y los eventos adversos menores informados por el participante que no requirieron el retiro del tratamiento.

Resultados principales: 

Se incluyeron 14 ensayos (761 participantes). En general, el riesgo de sesgo de selección fue incierto o bajo, aunque el riesgo de sesgo de realización y de informe fue alto para el 21% de los estudios.

La edad de los participantes varió de dos a 60 años y la proporción de sexos fue similar. La gravedad de la enfermedad se midió con varios índices de gravedad que los estudios incluidos no categorizaron. Se realizaron seis estudios en la India, tres en Irán, dos en Filipinas, uno en Pakistán, uno en los Estados Unidos y uno China. Los estudios incluidos se realizaron en departamentos de dermatología y en un consultorio pediátrico. La duración de los estudios varió entre cinco y 26 meses. Tres estudios fueron financiados por los fabricantes del fármaco; la mayoría de los estudios no informaron la fuente de financiación. Los estudios incluidos evaluaron antibióticos macrólidos, un agente antiviral, fototerapia, esteroides y antihistamínicos, así como medicina china.

Ninguno de los estudios midió la mejoría buena o excelente de la erupción calificada por el participante. Todos los resultados informados se evaluaron dentro de las dos semanas de tratamiento excepto los efectos adversos, que se midieron durante todo el tratamiento.

Probablemente no hay diferencias entre la claritromicina oral y el placebo en cuanto a la resolución del prurito (cociente de riesgos [CR] 0,84; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,47 a 1,52; un estudio, 28 participantes), ni en la mejoría de la erupción cutánea (evaluada por un médico) (CR 1,13; IC del 95%: 0,89 a 1,44; un estudio, 60 participantes). Para esta comparación no hubo eventos adversos graves (un estudio, 60 participantes), no se midieron los eventos adversos menores ni la reducción de la puntuación del prurito, y toda la evidencia fue de calidad moderada.

En comparación con placebo, la eritromicina puede dar lugar a una mejoría mayor en la erupción (calificada por el médico) (CR 4,02; IC del 95%: 0,28 a 56,61; dos estudios, 86 participantes; evidencia de calidad baja); sin embargo, el IC del 95% indica que el resultado también puede ser compatible con un efecto beneficioso de placebo, y puede haber poca o ninguna diferencia entre los tratamientos. No se midió la resolución del prurito, aunque un estudio midió la reducción de la puntuación del prurito, que probablemente es mayor con la eritromicina (DM 3,95; IC del 95%: 3,37 a 4,53; 34 participantes, evidencia de calidad moderada). En el mismo único ensayo, que fue pequeño, ninguno de los participantes presentó un evento adverso grave y no hubo diferencias claras entre los grupos en cuanto a los eventos adversos menores, incluido el malestar gastrointestinal (CR 2,00; IC: 0,20 a 20,04; evidencia de calidad moderada).

Dos ensayos compararon azitromicina oral con placebo o vitaminas. Probablemente no hay diferencias entre los grupos en cuanto a la resolución del prurito (CR 0,83; IC del 95%: 0,28 a 2,48), ni en la reducción de la puntuación del prurito (DM 0,04; IC del 95%: -0,35 a 0,43) (ambos resultados basados en un estudio; 70 participantes, evidencia de calidad moderada). La evidencia de calidad baja de dos estudios indica que puede no haber diferencias entre los grupos en cuanto a la mejoría de la erupción (calificada por el médico) (CR 1,02; IC del 95%: 0,52 a 2,00; 119 participantes). En estos mismos dos estudios no se informaron eventos adversos graves y no hubo diferencias claras entre los grupos en cuanto a los eventos adversos menores, específicamente el dolor abdominal leve (CR 5,82; IC del 95%: 0,72 a 47,10; evidencia de calidad moderada).

El aciclovir se comparó con placebo, vitaminas o ningún tratamiento en tres ensayos (evidencia de calidad moderada). Sobre la base de un ensayo (21 participantes), la resolución del prurito probablemente es mayor con placebo que con aciclovir (CR 0,34; IC del 95%: 0,12 a 0,94); no se midió la reducción de la puntuación del prurito. Sin embargo, probablemente hay una diferencia significativa entre los grupos en cuanto a la mejoría de la erupción (calificada por el médico) a favor del aciclovir versus todos los comparadores (CR 2,45; IC del 95%: 1,33 a 4,53; tres estudios, 141 participantes). Sobre la base de los mismos tres estudios, no hubo eventos adversos graves en ninguno de los dos grupos, y probablemente no hubo diferencias entre ellos en cuanto a los eventos adversos menores (solo un participante del grupo placebo presentó dolor abdominal y diarrea).

Un ensayo comparó el aciclovir agregado a la atención estándar (loción de calamina y cetirizina oral) versus la atención estándar sola (24 participantes). El agregado de aciclovir puede dar lugar a una mayor resolución del prurito (CR 4,50; IC del 95%: 1,22 a 16,62) y a una reducción de la puntuación del prurito (DM 1,26; IC del 95%: 0,74 a 1,78), en comparación con la atención estándar sola. No se midió la mejoría de la erupción (calificada por el médico). El ensayo no informó eventos adversos graves en ninguno de los dos grupos y puede no haber diferencias entre ellos en cuanto a los eventos adversos menores como la cefalea (CR 7,00; IC del 95%: 0,40 a 122,44) (todos los resultados se basan en evidencia de calidad baja).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save