Acupuntura para la epilepsia

Los pacientes con epilepsia actualmente se tratan con fármacos antiepilépticos, pero un número significativo de pacientes continua con convulsiones y muchos presentan efectos adversos de los fármacos. Como resultado, hay un creciente interés en las terapias alternativas y la acupuntura es una de ellas. En la revisión sistemática actual se incluyeron 17 ensayos controlados aleatorizados con 1538 participantes (la búsqueda bibliográfica se realizó el 3 de junio de 2013).

En comparación con las hierbas chinas, la acupuntura con agujas más las hierbas chinas no fue eficaz para lograr un control satisfactorio de las convulsiones (al menos una reducción del 50% en la frecuencia de las convulsiones). Si se supone que 500 de 1000 pacientes tratados con hierbas chinas solas normalmente logran un control satisfactorio de las convulsiones, se calcula que 485 a 655 de 1000 pacientes tratados con acupuntura con agujas más hierbas chinas lograrán un control satisfactorio de las convulsiones. En comparación con el valproato, la acupuntura con agujas más el valproato no fue eficaz para lograr la desaparición de las convulsiones o un control satisfactorio de las mismas. Si se supone que 136 de 1000 pacientes tratados con valproato solo normalmente logran la desaparición de las convulsiones, se calcula que entre 97 y 177 de 1000 pacientes tratados con acupuntura más valproato lograrán la desaparición de las convulsiones; si se supone que 556 de 1000 pacientes tratados con valproato solo normalmente logran un control satisfactorio de las convulsiones, se calcula que entre 289 y 1000 de 1000 pacientes tratados con acupuntura más valproato lograrán un control satisfactorio de las convulsiones. En comparación con la fenitoína, la acupuntura con agujas no fue eficaz para lograr un control satisfactorio de las convulsiones. Si se supone que 700 de 1000 pacientes tratados con fenitoína sola normalmente logran un control satisfactorio de las convulsiones, se calcula que entre 322 y 1000 de 1000 pacientes tratados con acupuntura sola lograrán un control satisfactorio de las convulsiones. En comparación con valproato, la acupuntura con agujas no fue eficaz para lograr la desaparición de las convulsiones, pero puede haber sido mejor para lograr un control satisfactorio de las mismas. Si se supone que 136 de 1000 pacientes tratados con valproato solo normalmente logran la desaparición de las convulsiones, se calcula que entre 126 y 445 de 1000 pacientes tratados con acupuntura sola lograrán la desaparición de las convulsiones; si se supone que 556 de 1000 pacientes tratados con valproato solo normalmente logran un control satisfactorio de las convulsiones, se calcula que entre 583 y 923 de 1000 pacientes tratados con acupuntura sola lograrán un control satisfactorio de las convulsiones. En comparación con los fármacos antiepilépticos, la implantación de catgut en los puntos de acupuntura más fármacos antiepilépticos no fue eficaz para lograr la desaparición de las convulsiones, pero puede haber sido mejor para lograr un control satisfactorio de las convulsiones. Si se supone que 127 de 1000 pacientes tratados con fármacos antiepilépticos solos normalmente logran la desaparición de las convulsiones, se calcula que alrededor de 118 a 309 de 1000 pacientes tratados con implantación de catgut en los puntos de acupuntura más fármacos antiepilépticos lograrán la desaparición de las convulsiones; si se supone que 444 de 1000 pacientes tratados con antiepilépticos solos normalmente logran un control satisfactorio de las convulsiones, se calcula que entre 475 y 840 de 1000 pacientes tratados con implantación de catgut en los puntos de acupuntura más antiepilépticos lograrán un control satisfactorio de las convulsiones. En comparación con el valproato, la implantación de catgut puede haber sido mejor para lograr la desaparición de las convulsiones, pero no un control satisfactorio de las mismas. Si se supone que 82 de 1000 pacientes tratados con valproato solo normalmente logran la desaparición de las convulsiones, se calcula que entre 132 y 406 de 1000 pacientes tratados con implantación de catgut en los puntos de acupuntura sola lograrán la desaparición de las convulsiones; si se supone que 721 de 1000 pacientes tratados con valproato solo normalmente logran un control satisfactorio de las convulsiones, se calcula que entre 677 y 1000 de 1000 pacientes tratados con implantación de catgut en los puntos de acupuntura sola lograrán un control satisfactorio de las convulsiones.

La acupuntura no tuvo un exceso de eventos adversos en comparación con el tratamiento control en los ensayos incluidos. Sin embargo, los ensayos incluidos fueron pequeños, heterogéneos y con un alto riesgo de sesgo. Todavía no está claro si la acupuntura es eficaz y segura para tratar a los pacientes con epilepsia.

Conclusiones de los autores: 

Los ECA disponibles son pequeños, heterogéneos y tienen un alto riesgo de sesgo. La evidencia actual no apoya el uso de la acupuntura para el tratamiento de la epilepsia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La acupuntura se utiliza cada vez más en los pacientes con epilepsia. Sin embargo, aún no está claro si la evidencia existente es lo suficientemente rigurosa como para apoyar su uso. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2008.

Objetivos: 

Determinar la eficacia y la seguridad de la acupuntura en pacientes con epilepsia.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro especializado del Grupo Cochrane de Epilepsia (Cochrane Epilepsy Group) (junio de 2013) y en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) en la Cochrane Library (2013, número 5), MEDLINE, EMBASE, CINAHL, AMED y otras bases de datos (desde su inicio hasta junio de 2013). Se revisaron las listas de referencias de los ensayos pertinentes. No hubo limitaciones de idioma.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararon la acupuntura con placebo o tratamiento simulado, fármacos antiepilépticos o ningún tratamiento; o que compararon la acupuntura más otros tratamientos con los mismos otros tratamientos, en los que participaron pacientes de cualquier edad con cualquier tipo de epilepsia.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane.

Resultados principales: 

Se incluyeron 17 ECA con 1538 participantes de un amplio rango de edad y que presentaban principalmente epilepsia generalizada. La duración del tratamiento varió de 7,5 semanas a un año. Todos los ensayos incluidos tuvieron un alto riesgo de sesgo con un seguimiento corto. En comparación con las hierbas chinas, la acupuntura con agujas más las hierbas chinas no fue eficaz para lograr al menos una reducción del 50% en la frecuencia de las convulsiones (80% en el grupo control versus 90% en el grupo de intervención, RR 1,13; IC del 95%: 0,97 a 1,31, dos ensayos; riesgo asumido 500 por 1000, riesgo correspondiente 485 a 655 por 1000). En comparación con el valproato, la acupuntura con agujas más valproato no fue eficaz para lograr la desaparición de las convulsiones (44% en el grupo control versus 42,7% en el grupo de intervención, RR 0,97; IC del 95%: 0,72 a 1,30, dos ensayos; riesgo asumido 136 por 1000, riesgo correspondiente 97 a 177 por 1000) o al menos una reducción del 50% en la frecuencia de las convulsiones (69,3% en el grupo control versus 81,3% en el grupo de intervención, RR 1,34; IC del 95%: 0,52 a 3,48, dos ensayos; riesgo asumido 556 por 1000, riesgo correspondiente 289 a 1000 por 1000) pero puede haber logrado una mejor calidad de vida (CdV) después del tratamiento (media de la puntuación QOLIE-31 [la puntuación más alta indica una mejor CdV] 170,22 puntos en el grupo control versus 180,32 puntos en el grupo de intervención, DM 10,10 puntos; IC del 95%: 2,51 a 17,69 puntos, un ensayo). En comparación con la fenitoína, la acupuntura con agujas no fue eficaz para lograr al menos una reducción del 50% en la frecuencia de las convulsiones (70% en el grupo control versus 94,4% en el grupo de intervención, RR 1,43; IC del 95%: 0,46 a 4,44, dos ensayos; riesgo asumido 700 por 1000, riesgo correspondiente 322 a 1000 por 1000). En comparación con el valproato, la acupuntura con agujas no fue eficaz para lograr la desaparición de las convulsiones (14,1% en el grupo control versus 25,2% en el grupo de intervención, RR 1,75; IC del 95%: 0,93 a 3,27, dos ensayos; riesgo asumido 136 por 1000, riesgo correspondiente 126 a 445 por 1000) pero puede ser eficaz para lograr al menos una reducción del 50% en la frecuencia de las convulsiones (55,3% en el grupo control versus 73,7% en el grupo de intervención, RR 1,32; IC del 95%: 1,05 a 1,66, dos ensayos; riesgo asumido 556 por 1000, riesgo correspondiente 583 a 923 por 1000) y una mejor CdV después del tratamiento (media de la puntuación QOLIE-31 172,6 puntos en el grupo control versus 184,64 puntos en el grupo de intervención, DM 12,04 puntos; IC del 95%: 4,05 a 20,03 puntos, un ensayo). En comparación con los fármacos antiepilépticos, la implantación de catgut en los puntos de acupuntura más los fármacos antiepilépticos no fue eficaz para lograr la desaparición de las convulsiones (13% en el grupo control versus 19,6% en el grupo de intervención, RR 1,51; IC del 95%: 0,93 a 2,43, cuatro ensayos; riesgo asumido 127 por 1000, riesgo correspondiente 118 a 309 por 1000) pero puede ser eficaz para lograr al menos una reducción del 50% en la frecuencia de las convulsiones (63,1% en el grupo control versus 82% en el grupo de intervención, RR 1,42; IC del 95%: 1,07 a 1,89, cinco ensayos; riesgo asumido 444 por 1000, riesgo correspondiente 475 a 840 por 1000) y una mejor CdV después del tratamiento (media de la puntuación QOLIE-31 [la puntuación más alta indica una peor calidad de vida] 53,21 puntos en el grupo control versus 45,67 puntos en el grupo de intervención, DM -7,54 puntos; IC del 95%: -14,47 a -0,61 puntos, un ensayo). En comparación con el valproato, la implantación de catgut puede ser eficaz para lograr la desaparición de las convulsiones (8% en el grupo control versus 19,7% en el grupo de intervención, RR 2,82; IC del 95%: 1,61 a 4,94, cuatro ensayos; riesgo asumido 82 por 1000, riesgo correspondiente 132 a 406 por 1000) y una mejor CdV después del tratamiento (media de la puntuación QOLIE-31 [una puntuación más alta indica una mejor calidad de vida] 172,6 puntos en el grupo control versus 191,33 puntos en el grupo de intervención, DM 18,73 puntos; IC del 95%: 11,10 a 26,36 puntos, un ensayo) pero sin al menos una reducción del 50% en la frecuencia de las convulsiones (65,6% en el grupo control versus 91,7% en el grupo de intervención, RR 1,31; IC del 95%: 0,94 a 1,84, cuatro ensayos; riesgo asumido 721 por 1000, riesgo correspondiente 677 a 1000 por 1000). La acupuntura no tuvo un exceso de eventos adversos en comparación con el tratamiento control en los ensayos incluidos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save