Intervenciones para reducir la dificultad para tragar en pacientes con cáncer de esófago

Pregunta de la revisión

En la mayoría de los pacientes con cáncer de esófago no resecable o inoperable, es muy conveniente proporcionar un efecto clínico beneficioso con un tratamiento paliativo. Sin embargo, no se ha establecido la técnica paliativa óptima para mejorar la disfagia y la calidad de vida.

Antecedentes

La disfagia (dificultad o incomodidad para tragar) es frecuente entre los pacientes con cáncer de esófago no resecable o inoperable. Hay cinco niveles de disfagia, que van desde la capacidad de comer una dieta normal hasta algunos sólidos, semisólidos, líquidos y hasta la disfagia completa.

Características de los estudios

La revisión incluyó estudios controlados aleatorizados que compararon el uso de diferentes intervenciones para mejorar la disfagia entre los pacientes con cáncer de esófago primario inoperable o no resecable. Para encontrar nuevos estudios para esta revisión actualizada, en enero de 2014 se realizaron búsquedas, según el modelo del Grupo Cochrane de Enfermedades Esófago-gástricas, del Intestino Delgado y Pancreáticas (Cochrane Upper Gastrointestinal and Pancreatic Diseases Group), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (la Cochrane Library), MEDLINE, EMBASE y CINAHL; y en los principales resúmenes de congresos (hasta enero de 2014).

Resultados clave

La revisión actualiza la versión anterior, pero aún no presenta una superioridad evidente de una técnica sobre otra entre los diferentes tipos de intervenciones. Los stents metálicos autoexpandibles proporcionaron un alivio más seguro y eficaz de la disfagia en comparación con los stents de plástico rígido. Otras técnicas, como la radioterapia o la braquiterapia, también fueron alternativas adecuadas y podían ser favorables para mejorar la calidad de vida y prolongar la supervivencia. Hay que destacar las diferencias individuales al determinar el tipo de intervención.

Calidad de la evidencia

La mitad de los estudios incluidos en esta revisión fueron de calidad alta. La mayoría de los estudios no indicaron los métodos utilizados para buscar e informar sobre los resultados de la calidad de vida ni los efectos adversos.

Conclusiones de los autores: 

La inserción de un stent metálico autoexpandible es segura, efectiva y más rápida para aliviar la disfagia, comparada con otros tratamientos. Sin embargo, la braquiterapia intraluminal de dosis alta es una alternativa apropiada y pudiera proporcionar un efecto beneficioso adicional para la supervivencia con una mejor calidad de vida. Algunos stents antirreflujo y stents de nuevo diseño permiten una mayor supervivencia y menos complicaciones en comparación con los stents convencionales. Es preferible combinar la braquiterapia con la inserción de stents metálicos autoexpandibles o la radioterapia, debido a la menor necesidad de reintervenciones. La inserción de sondas plásticas rígidas, la dilatación sola o en combinación con otras modalidades y la quimioterapia sola no se recomiendan para aliviar de la disfagia debido a la alta incidencia de complicaciones tardías y disfagia recurrente.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La mayoría de los pacientes con carcinoma esofágico y gastroesofágico se diagnostican en un estadio avanzado y requieren una intervención paliativa. Aunque hay muchos tipos de intervenciones, la óptima para la paliación de la disfagia sigue sin estar clara. Esta revisión actualiza la versión anterior publicada en 2009.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue analizar y resumir de forma sistemática la eficacia de las diferentes intervenciones utilizadas para aliviar la disfagia en el carcinoma esofágico y gastroesofágico primario.

Métodos de búsqueda: 

Para encontrar nuevos estudios para esta revisión actualizada, en enero de 2014 se realizaron búsquedas, según el modelo del Grupo Cochrane de Enfermedades Esófago-gástricas, del Intestino Delgado y Pancreáticas (Cochrane Upper Gastrointestinal and Pancreatic Diseases Group), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (la Cochrane Library), MEDLINE, EMBASE y CINAHL y en los principales resúmenes de congresos (hasta enero de 2014).

Criterios de selección: 

Sólo se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) en los que los pacientes con cáncer de esófago primario inoperable o no resecable se sometieron a un tratamiento paliativo. Se incluyeron la inserción de sondas plásticas rígidas, la inserción de un stent metálico autoexpandible (SEMS, por sus siglas en inglés, self-expanding metallic stent), la braquiterapia, la radioterapia de haz externo, la quimioterapia, la cirugía de bypass esofágico, la terapia de ablación química y térmica, ya sea en comparación directa o en combinación. El resultado primario fue la mejoría en la disfagia. Las medidas de resultado secundarias incluyeron la disfagia recurrente, el éxito técnico, la mortalidad relacionada con el procedimiento, la mortalidad a los 30 días, los efectos adversos y la calidad de vida.

Obtención y análisis de los datos: 

La recopilación y el análisis de los datos se realizaron de acuerdo con los métodos del Grupo Cochrane de Enfermedades Esófago-gástricas, del Intestino Delgado y Pancreáticas.

Resultados principales: 

Se incluyeron 3684 pacientes de 53 estudios. La inserción de SEMS es más segura y más efectiva que la inserción de sondas plásticas. La terapia de ablación química y térmica proporciona un alivio comparable de la disfagia, pero aumenta la necesidad de reintervenciones, así como los efectos adversos. Los stents antirreflujo proporcionan un alivio de la disfagia comparable al de los stents metálicos convencionales. Algunos stents antirreflujo podrían haber reducido el reflujo gastroesofágico y sus complicaciones. Los stents de nitinol de doble capa (Niti-S) de nuevo diseño fueron preferibles debido al mayor tiempo de supervivencia y a las menores complicaciones en comparación con los stents simples de Niti-S. La braquiterapia podría ser una alternativa adecuada al SEMS para proporcionar una ventaja de supervivencia y posiblemente una mejor calidad de vida, y podría proporcionar mejores resultados cuando se combina con la coagulación con plasma de argón o la radioterapia de haz externo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save