Tratamiento para el pseudoaneurisma femoral

A los pacientes con cardiopatías y enfermedades en la arterias de las piernas a menudo se les realizan estudios y tratamientos que incluyen la colocación de una aguja en la arteria principal de la ingle (procedimientos endovasculares, por ejemplo arteriograma diagnóstico, angioplastia, cateterismo cardíaco). Una complicación posible es la formación de una gran inflamación (bolsa) en la arteria (un pseudoaneurisma) en la ingle. Esta inflamación sucede cuando el orificio realizado por la aguja en la pared de la arteria no cierra adecuadamente, la sangre se acumula y provoca dolor, tumefacción y equimosis. Los pseudoaneurismas pequeños pueden coagular espontáneamente o pueden requerir cirugía. Actualmente es posible un tratamiento menos invasivo para detener el flujo sanguíneo a la inflamación. Este tratamiento incluye sedación o analgesia para ejercer presión sobre la punción en la arteria mediante un dispositivo mecánico especial adecuado o una sonda guiada por ecografía. Otra opción es la inyección de un agente de coagulación (trombina) en la hinchazón a través de la piel.

Los revisores buscaron en la literatura médica y encontraron cuatro ensayos controlados aleatorios. En esta actualización no se incluyeron nuevos estudios. La aplicación de presión (compresión) con un dispositivo mecánico durante unos 30 minutos provocó la coagulación de la sangre en el pseudoaneurisma en las tres cuartas partes de los pacientes (38 pacientes entre 40 y 85 años de edad) en el transcurso de 24 horas. No hubo diferencias en cuanto a si la sonda se colocaba a ciegas o mediante ecografía. Un estudio adicional en 168 pacientes encontró que la compresión causó coagulación del pseudoaneurisma en más del 90% de los pacientes a las 24 horas; nuevamente, el uso de la ecografía no pareció lograr cambios. La inyección de trombina bovina pareció ser más efectiva que la compresión guiada por ecografía (en dos estudios, con 68 pacientes). Sin embargo, hay preocupación con respecto a la alergia a la trombina y la introducción de agentes infecciosos que se consideran responsables de la transmisión de algunas enfermedades degenerativas, así como sobre la posibilidad de provocar un coágulo sanguíneo en la arteria. En estos estudios no se informaron complicaciones, aparte de una trombosis venosa profunda en un paciente tratado con compresión.

Conclusiones de los autores: 

La base de pruebas limitada parece apoyar el uso de la inyección de trombina como tratamiento efectivo para el pseudoaneurisma femoral. Un enfoque pragmático puede consistir en utilizar la compresión (a ciegas o guiada por ecografía) como tratamiento de primera línea y reservar la inyección de trombina para los casos en que fracasa el procedimiento de compresión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los pseudoaneurismas femorales pueden complicar hasta el 8% de los procedimientos de intervención vasculares. Los pseudoaneurismas pequeños pueden coagular espontáneamente, pero a veces se necesita tratamiento definitivo. Tradicionalmente la cirugía se ha considerado el tratamiento de referencia, aunque no está libre de riesgos en los pacientes con enfermedades cardiovasculares graves. Se encuentran disponibles opciones de tratamiento menos invasivas como la compresión guiada por ecografía Dúplex y la inyección de trombina percutánea; sin embargo, las pruebas de su eficacia son limitadas. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2006.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de diferentes tratamientos para los pseudoaneurismas femorales que resultan de los procedimientos endovasculares, específicamente a través del análisis de opciones de tratamiento menos invasivas como la compresión mecánica o manual a ciegas, la compresión guiada por ecografía o la inyección de trombina percutánea.

Métodos de búsqueda: 

Para esta actualización, el coordinador de búsqueda de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group) realizó búsquedas en el registro especializado (última búsqueda realizada en octubre de 2013) y en CENTRAL (2013, número 9).

Criterios de selección: 

Se consideraron para inclusión en la revisión los ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararan dos tratamientos para los pseudoaneurismas femorales posteriores a los procedimientos de intervención vascular.

Obtención y análisis de los datos: 

En los análisis se incluyeron cuatro estudios que compararon: compresión manual versus compresión guiada por ecografía; aplicación de un dispositivo mecánico (FemoStop) guiado por ecografía versus aplicación ciega; y compresión guiada por ecografía versus inyección de trombina percutánea (dos estudios). No hubo estudios con un brazo de cirugía. Ambos revisores extrajeron los datos de forma independiente.

Resultados principales: 

La compresión (manual o FemoStop) fue efectiva para lograr la trombosis del pseudoaneurisma, aunque la aplicación guiada por ecografía no logró efectos beneficiosos (cociente de riesgos [CR] 0,96; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,88 a 1,04).

La inyección de trombina percutánea fue más efectiva que una sesión única de compresión guiada por ecografía para lograr la trombosis del pseudoaneurisma en los ECA individuales, pero el agrupamiento de los datos no mostró significación estadística (CR 2,81; IC del 95%: 0,44 a 18,13). No hubo diferencias estadísticamente significativas en la duración de la estancia hospitalaria entre los dos grupos y no se informaron complicaciones, aparte de una trombosis venosa profunda en el grupo de compresión.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save