Intervenciones para reemplazar los dientes perdidos: tratamiento de periimplantitis

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Del mismo modo que los dientes naturales, los implantes naturales pueden perderse debido a la enfermedad gingival (periimplantitis). Esta revisión analizó cuáles son los tratamientos más eficaces para detener la periimplantitis

Se incluyeron siete estudios en la revisión y se evaluaron seis modalidades diferentes de tratamiento. En un estudio pequeño de poca duración (cuatro meses), se indicó que el uso de los antibióticos localmente aplicados además de la limpieza manual profunda de los implantes enfermos redujo la profundidad de las bolsas alrededor de los implantes por un adicional de 0,6 mm en los pacientes afectados por las formas graves de periimplantitis. En otro estudio pequeño de poca duración (seis meses), se indicó que la colocación de un sustituto óseo de origen animal con una barrera reabsorbible redujo la profundidad de las bolsas por un adicional de 0,5 mm que el hueso artificial. La mayoría de los ensayos que evaluaron tratamientos más complejos y costosos no mostraron ventajas estadística o clínicamente significativas por encima de la limpieza mecánica profunda alrededor de los implantes afectados. En conclusión, actualmente, no existen pruebas suficientes para determinar cuál es la manera más efectiva de tratar la periimplantitis. Esto no significa que las intervenciones actuales no sean eficaces.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas confiables que sugieran cuál podría ser la intervención más eficaz para tratar la periimplantitis. Esto no significa que las intervenciones actuales no sean eficaces. Sin embargo, el uso de antibióticos locales además del desbridamiento subgingival manual se asoció con una mejoría adicional de 0,6 mm en los NI y la PBI, durante un período de cuatro meses en pacientes con formas graves de periimplantitis. Después de seis meses, ambos tratamientos de aumento parecieron ser exitosos, pero se obtuvieron mejores NI y PBI (0,5 mm) con el uso de barreras reabsorbibles Bio-Oss. En cuatro ensayos, el tratamiento de control que constó básicamente de un desbridamiento mecánico subgingival sencillo pareció ser suficiente para lograr resultados similares a los tratamientos más complejos y costosos. Los tamaños de la muestra fueron muy pequeños y el seguimiento demasiado corto, por lo tanto estas conclusiones deben considerarse con gran precaución. Se necesitan ECA más amplios con diseños adecuados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Uno de los factores clave para el éxito a largo plazo de los implantes orales es el mantenimiento de tejidos sanos alrededor de los mismos. La acumulación de placa bacteriana induce cambios inflamatorios en los tejidos blandos alrededor de los implantes orales y puede llevar a su destrucción progresiva (periimplantitis) y, finalmente, al fracaso del implante. Se han sugerido diferentes estrategias de tratamiento para la periimplantitis; sin embargo, no está claro cuáles son las más efectivas

Objetivos: 

Identificar las intervenciones más eficaces para el tratamiento de la periimplantitis alrededor de implantes dentales oseointegrados.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados - CENTRAL (Cochrane Central Register of Controlled Trials - CENTRAL), MEDLINE y EMBASE. La búsqueda manual incluyó varias revistas sobre odontología. Las referencias bibliográficas de los ensayos controlados aleatorios identificados (ECA) y los artículos de revisión relevantes se revisaron en busca de estudios adicionales no localizados en la búsqueda manual en revistas. Se escribió a los autores de todos los ECA identificados, a más de 55 fabricantes de implantes dentales y a un grupo de discusión en Internet para hallar ECA no publicados o en curso. No se aplicó ninguna restricción en cuanto al idioma. La última búsqueda electrónica se realizó el 9 de enero de 2008.

Criterios de selección: 

Todos los ECA que compararon agentes o intervenciones para tratar la periimplantitis alrededor de los implantes dentales.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores realizaron de forma independiente y por duplicado el cribado de los estudios elegibles, la evaluación de la calidad metodológica de los ensayos y la extracción de datos. Se estableció contacto con los autores para obtener detalles acerca de la información faltante. Los resultados se expresaron como modelos de efectos aleatorios mediante la utilización de diferencias de medias ponderadas para los resultados continuos y los cocientes de riesgos (CR) para los resultados dicotómicos, con intervalos de confianza (IC) del 95%. Se investigaría la heterogeneidad incluyendo los factores clínicos y metodológicos.

Resultados principales

Se identificaron diez ensayos elegibles, pero tres fueron excluidos. Se evaluaron los siguientes procedimientos: (1) uso de antibióticos locales versus desbridamiento ultrasónico; (2) beneficios de los antibióticos locales adyuvantes para el desbridamiento; (3) diferentes técnicas de desbridamiento subgingival; (4) desbridamiento láser versus desbridamiento manual e irrigación/gel de clorhexidina; (5) antibióticos sistémicos más cirugía resectiva más dos antibióticos locales diferentes con y sin alisamiento de la superficie del implante; y (6) hidroxiapatita nanocristalina versus Bio-Oss y barreras reabsorbibles. El seguimiento osciló entre tres meses y los dos años. Las únicas diferencias estadísticamente significativas se observaron en dos ensayos calificados como en alto riesgo de sesgo. Después de cuatro meses, los antibióticos locales adyuvantes al desbridamiento manual en los pacientes que perdieron al menos 50% del hueso alrededor de los implantes mostraron mejores niveles de inserción (NI) medios de 0,61 mm y profundidades de la bolsa de inserción (PBI) de 0,59 mm. Después de seis meses, los pacientes con defectos infraóseos periimplante > 3 mm tratados con Bio-Oss y barreras reabsorbibles ganaron 0,5 mm más de NI (diferencia dudosa) y PBI que los pacientes tratados con hidroxiapatita nanocristalina.

Conclusiones de los autores

No existen pruebas confiables que sugieran cuál podría ser la intervención más eficaz para tratar la periimplantitis. Esto no significa que las intervenciones actuales no sean eficaces. Sin embargo, el uso de antibióticos locales además del desbridamiento subgingival manual se asoció con una mejoría adicional de 0,6 mm en los NI y la PBI, durante un período de cuatro meses en pacientes con formas graves de periimplantitis. Después de seis meses, ambos tratamientos de aumento parecieron ser exitosos, pero se obtuvieron mejores NI y PBI (0,5 mm) con el uso de barreras reabsorbibles Bio-Oss. En cuatro ensayos, el tratamiento de control que constó básicamente de un desbridamiento mecánico subgingival sencillo pareció ser suficiente para lograr resultados similares a los tratamientos más complejos y costosos. Los tamaños de la muestra fueron muy pequeños y el seguimiento demasiado corto, por lo tanto estas conclusiones deben considerarse con gran precaución. Se necesitan ECA más amplios con diseños adecuados.

Esta revisión debería citarse como:Esposito M, Grusovin MG, Kakisis I, Coulthard P, Worthington HVLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se identificaron diez ensayos elegibles, pero tres fueron excluidos. Se evaluaron los siguientes procedimientos: (1) uso de antibióticos locales versus desbridamiento ultrasónico; (2) beneficios de los antibióticos locales adyuvantes para el desbridamiento; (3) diferentes técnicas de desbridamiento subgingival; (4) desbridamiento láser versus desbridamiento manual e irrigación/gel de clorhexidina; (5) antibióticos sistémicos más cirugía resectiva más dos antibióticos locales diferentes con y sin alisamiento de la superficie del implante; y (6) hidroxiapatita nanocristalina versus Bio-Oss y barreras reabsorbibles. El seguimiento osciló entre tres meses y los dos años. Las únicas diferencias estadísticamente significativas se observaron en dos ensayos calificados como en alto riesgo de sesgo. Después de cuatro meses, los antibióticos locales adyuvantes al desbridamiento manual en los pacientes que perdieron al menos 50% del hueso alrededor de los implantes mostraron mejores niveles de inserción (NI) medios de 0,61 mm y profundidades de la bolsa de inserción (PBI) de 0,59 mm. Después de seis meses, los pacientes con defectos infraóseos periimplante > 3 mm tratados con Bio-Oss y barreras reabsorbibles ganaron 0,5 mm más de NI (diferencia dudosa) y PBI que los pacientes tratados con hidroxiapatita nanocristalina.

Share/Save