Analgesia para el alivio del dolor debido a involución / calambres uterinos después del parto

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Las mujeres pueden presentar dolor tipo cólico (calambres) y malestar después del parto de su recién nacido debido a las contracciones del útero y el retorno al tamaño previo al embarazo. Estos dolores posteriores son causados por contracciones de involución y generalmente persisten dos a tres días después del parto. Son más evidentes en las mujeres que han tenido anteriormente un recién nacido. La lactancia materna estimula que el útero se contraiga y que aumente la intensidad de los dolores posteriores al parto. Esta revisión analiza al alivio del los dolores presentados por las mujeres después del parto vaginal.

Los tipos de analgesia utilizados para aliviar el dolor incluyen paracetamol, fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINE) incluida la aspirina y el naproxeno, opiáceos incluida la codeína y métodos no farmacológicos como la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (ENET). Los resultados de 18 ensayos controlados aleatorios que incluyeron 1498 mujeres, de los cuales nueve (750 mujeres) tuvieron datos que se pudieron incluir en los metanálisis de la revisión, indicaron que la aspirina y otros AINE incluido el naproxeno fueron más eficaces para aliviar el dolor debido a calambres uterinos que el paracetamol o un placebo. Los AINE incluyeron naproxeno, aspirina, ketorolaco y flurbiprofeno. El naproxeno es el único que se utiliza todavía en las mujeres que lactan. El uso de la aspirina no se recomienda en las mujeres que lactan ya que existe la inquietud de que pasará al recién nacido a través de la leche materna. La codeína no siempre fue más eficaz que placebo o que los AINE en los estudios incluidos y puede sedar a los recién nacidos que reciben lactancia. Las mujeres a las que se les ofrece codeína para el alivio del dolor deben ser informadas acerca de la posibilidad de efectos adversos para sus recién nacidos. La codeína sólo se les debe prescribir a las mujeres que lactan y que presentan dolor posterior al parto si no hay otra opción y sus lactantes se deben monitorizar estrechamente para observar los signos de sedación y toxicidad de la codeína. La información acerca de la seguridad de los AINE para las mujeres que lactan y sus recién nacidos fue limitada.

En su mayoría los análisis de esta revisión sólo incluyeron un estudio con un escaso número de participantes. El año promedio de los estudios incluidos es 1981, por lo que se recomienda que los estudios de investigación adicionales comparen los AINE actualmente disponibles y que se conoce que son seguros para las mujeres que lactan y sus recién nacidos.

Conclusiones de los autores: 

Los fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINE) incluida la aspirina fueron mejores que placebo para aliviar el dolor debido a involución / calambres uterinos después del parto vaginal. Los AINE fueron mejores que paracetamol y paracetamol no fue mejor que placebo, aunque los números de participantes para estas comparaciones fueron escasos. Los datos de los opiáceos comparados con los AINE y de los opiáceos comparados con placebo fueron contradictorios; algunas medidas mostraron un efecto similar y otras indicaron que los AINE fueron mejores que los opiáceos y que los opiáceos no fueron mejores que placebo. No hubo datos suficientes para establecer conclusiones con respecto a la eficacia de los opiáceos para el alivio del dolor debido a involución / calambres uterinos.

La mediana del año de publicación de los estudios incluidos fue 1981; por lo tanto, se necesitan más investigaciones para evaluar la efectividad de la analgesia farmacológica y no farmacológica actual para aliviar el dolor debido a involución / calambres uterinos después del parto vaginal.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las mujeres pueden presentar diferentes tipos de dolor y malestar después del parto que incluyen calambres posteriores al parto asociados con la involución uterina.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la analgesia para el alivio del dolor posterior al parto vaginal.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (31 diciembre 2010) y en las listas de referencias de ensayos y artículos de revisión.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios publicados y no publicados identificados que compararan dos tipos diferentes de analgesia o analgesia con placebo, o analgesia sin tratamiento, para el alivio de los dolores posteriores al parto vaginal. Los tipos de analgesia incluyeron farmacológica y no farmacológica.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos de forma independiente.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron 18 ensayos (1498 mujeres). Sin embargo, sólo nueve de los estudios incluidos (750 mujeres) informaron 24 comparaciones de analgesia con otra analgesia o placebo y tuvieron datos que se pudieron incluir en los metanálisis. La mayoría de los estudios investigó los analgésicos farmacológicos y éstos se agruparon en clases para esta revisión. Los fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINE) fueron significativamente mejores que placebo para aliviar el dolor de la involución uterina cuando se evaluaron mediante las diferencias de la intensidad del dolor totales (DSIT) (diferencia de medias [DM] 4,34; intervalo de confianza [IC] del 95%: 2,87 a 5,82; tres estudios, 204 mujeres) y las puntuaciones de alivio del dolor totales (DM 5,94; IC del 95%: 3,83 a 8,01; tres estudios, 204 mujeres). Los AINE se compararon con los opiáceos en un estudio pequeño de 23 mujeres que informó las DSIT y las puntuaciones de alivio del dolor totales y no se encontraron diferencias. Un estudio más grande de 127 mujeres encontró que los AINE fueron significativamente mejores que los opiáceos para reducir la intensidad del dolor seis horas después de la intervención de estudio (DM -0,70; IC del 95%: -1,04 a -0,35). Los opiáceos se compararon con placebo en tres estudios que se pudieron incluir en los metanálisis; un estudio pequeño de 23 mujeres informó las DSIT y las puntuaciones de alivio del dolor totales y no encontraron diferencias. Un estudio de 95 mujeres no encontró diferencias en la intensidad del dolor seis horas después de la intervención de estudio. Un tercer estudio de 108 mujeres encontró que significativamente más mujeres del grupo placebo no informaron alivio del dolor en comparación con las mujeres del grupo opiáceo (cociente de riesgos 0,10; IC del 95%: 0,04 a 0,23). La aspirina fue significativamente mejor que el paracetamol cuando la puntuación de intensidad del dolor se evaluó seis horas después de la intervención de estudio (DM 0,85; IC del 95%: 0,29 a 1,41; un estudio 48 mujeres) para aliviar el dolor de la involución uterina. El paracetamol no fue mejor que placebo cuando la intensidad del dolor se evaluó seis horas después de la intervención de estudio en un ensayo de 48 mujeres.

Share/Save