Eritropoyetina tardía para la prevención de la transfusión de eritrocitos en lactantes prematuros y de bajo peso al nacer.

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Pregunta de la revisión

Se examinaron las pruebas acerca de la efectividad y la seguridad del inicio tardío del tratamiento con eritropoyetina entre ocho y 28 días después del nacimiento, al reducir la administración de transfusiones de eritrocitos en los lactantes prematuros o de bajo peso al nacer.

Antecedentes

El porcentaje de eritrocitos circulantes (hematocrito) desciende después del nacimiento en todos los lactantes. Lo anterior es particularmente cierto en lactantes prematuros debido a su respuesta deficiente a la anemia y a la cantidad de sangre que debe extraerse para la realización de pruebas. Los niveles plasmáticos bajos de eritropoyetina (EPO) (una sustancia en la sangre que estimula la producción de eritrocitos) en lactantes prematuros constituyen un fundamento para el uso de eritropoyetina en la prevención y el tratamiento de la anemia.

Fecha de la búsqueda

Las pruebas están actualizadas hasta julio de 2013.

Características de los estudios

Hasta la fecha, 1591 lactantes (entre ocho y 28 días de edad) prematuros se han reclutado en 30 estudios de administración tardía de EPO para reducir el uso de las transfusiones de eritrocitos y evitar la exposición a donantes.

Fuentes de financiamiento de los estudios

Los revisores no han recibido financiamiento alguno para esta revisión y no tienen conflicto de intereses que declarar.

Hallazgos clave

El riesgo de recibir una transfusión de eritrocitos se reduce después del inicio del tratamiento con EPO. Sin embargo, el efecto beneficioso general de la EPO se reduce porque muchos de estos lactantes ya habían estado expuestos a transfusiones de sangre antes del ingreso a los ensayos. El tratamiento con EPO tardía no tuvo efectos importantes sobre la muerte o las complicaciones frecuentes del parto prematuro, excepto las tendencias hacia un aumento del riesgo de retinopatía del prematuro. La retinopatía del prematuro es una enfermedad del ojo que afecta a los recién nacidos prematuros. Se considera que la causa el crecimiento desorganizado de los vasos sanguíneos retinianos, lo que puede dar lugar a cicatrización y desprendimiento de la retina. La retinopatía del prematuro puede ser leve y resolverse espontáneamente, pero puede dar lugar a ceguera en los casos graves.

Calidad de la evidencia

La calidad de los estudios fue variable y a menudo faltó información importante con respecto a la ocultación de la asignación. Los tamaños de la muestra fueron pequeños y no se informaron resultados a largo plazo (18 a 24 meses de edad corregida).

Conclusiones de los autores: 

La administración tardía de EPO reduce el uso de una o más transfusiones de eritrocitos y el número de transfusiones de eritrocitos por lactante (< una transfusión por lactante), pero no el volumen total (ml/kg) de eritrocitos transfundidos por lactante. Es probable que no se evite la exposición a donantes, ya que en su mayoría los estudios incluyeron lactantes que habían recibido transfusiones de eritrocitos antes del ingreso al ensayo. La EPO tardía no reduce ni aumenta significativamente ningún resultado adverso clínicamente importante salvo una tendencia hacia un aumento del riesgo de RP. No está indicada la investigación adicional del uso del tratamiento tardío de EPO para prevenir la exposición a donantes. Los esfuerzos de investigación deben centrarse en limitar la exposición a donantes durante los primeros días de vida en los lactantes enfermos, cuando es más probable que se necesiten los eritrocitos y no sea posible evitarlos mediante el tratamiento tardío con EPO. La administración de paquetes satélite (que dividen una unidad de sangre de donante en muchas alícuotas más pequeñas) puede reducir la exposición a donantes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los bajos niveles de eritropoyetina (EPO) en lactantes prematuros justifican el uso de EPO para prevenir o tratar la anemia.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad del inicio tardío del tratamiento con eritropoyetina (EPO) entre ocho y 28 días después del nacimiento, para reducir el uso de las transfusiones de eritrocitos en lactantes prematuros o de bajo peso al nacer.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials CENTRAL), MEDLINE, EMBASE y CINAHL en julio de 2013. Otras búsquedas adicionales incluyeron las reuniones anuales de las Pediatric Academic Societies desde 2000 hasta 2013 (Abstracts2View™) y los registros de ensayos clínicos (www.clinicaltrials.gov; www.controlled-trials.com; y who.int/ictrp/en). Para esta actualización se movió un estudio de la revisión de EPO temprana a esta revisión de EPO tardía.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios de inicio tardío del tratamiento con EPO (iniciado a los ocho días o más de vida) versus placebo o ninguna intervención en lactantes prematuros (< 37 semanas) o de bajo peso al nacer (< 2500 g).

Obtención y análisis de los datos: 

La recopilación y el análisis de los datos se realizaron según los métodos del Grupo de Revisión Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group).

Resultados principales: 

Se incluyeron 30 estudios (31 comparaciones) que asignaron al azar a 1591 lactantes prematuros. Las búsquedas bibliográficas en 2013 no identificaron nuevos estudios para inclusión. Para esta actualización se movió un estudio que reclutó a 230 lactantes de la revisión de EPO temprana a esta revisión de EPO tardía.

La mayoría de los ensayos incluidos tuvo un tamaño de muestra pequeño. El metanálisis mostró un efecto significativo del uso de una o más transfusiones de eritrocitos (20 estudios [n = 1142]; cociente de riesgos [CR] típico 0,71; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,64 a 0,79; diferencia de riesgos [DR] típica -0,17; IC del 95%: -0,22 a -0,12; número necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional [NNTB] típico 6; IC del 95%: 5 a 8). Hubo heterogeneidad moderada en este resultado (CR I² = 68%; DR I² = 60%). Se obtuvieron resultados similares en los análisis secundarios basados en diferentes combinaciones de dosis altas o bajas de EPO y la administración de suplementos de hierro. No hubo una reducción significativa del volumen total (ml/kg) de sangre transfundida por lactante (diferencia de medias [DM] típica -1,6 ml/kg; IC del 95%: -5,8 a 2,6; cinco estudios, 197 lactantes). Hubo heterogeneidad alta en este resultado (I² = 92%). Hubo una reducción significativa del número de transfusiones por lactante (11 estudios que reclutaron a 817 lactantes; DM típica -0,22; IC del 95%: -0,38 a -0,06). Hubo heterogeneidad alta en este resultado (I² = 94%).

Tres estudios con 404 lactantes informaron retinopatía del prematuro (RP) (todos los estadios), con un CR típico de 1,27 (IC del 95%: 0,99; 1,64) y una DR típica de 0,09 (IC del 95%: -0,00; 0,18). Hubo heterogeneidad alta para en ambos resultados CR (I² = 83%) y DR (I² = 82%). Tres ensayos que reclutaron a 442 lactantes informaron RP (estadio ≥ 3). El CR típico fue 1,73 (IC del 95%: 0,92 a 3,24) y la DR típica fue 0,05 (IC del 95%: -0,01 a 0,10). Hubo heterogeneidad mínima en este resultado para el CR (I² = 18%) pero heterogeneidad alta para la DR (I² = 79%). No hubo diferencias significativas en otros resultados clínicos. No hubo una reducción de la enterocolitis necrosante a pesar de una reducción en la administración de transfusiones de eritrocitos. No se informaron resultados a largo plazo en cuanto a neurodesarrollo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save