Intervenciones para tratar la otitis externa aguda, una forma específica de inflamación del conducto auditivo externo también conocido como oído de nadador

Intervenciones para tratar la otitis externa aguda, una forma específica de inflamación del conducto auditivo externo también conocido como oído de nadador

La otitis aguda externa causa inflamación del conducto auditivo externo. Es un problema clínico frecuente que se encuentra en la práctica general. Esta revisión evalúa las diversas formas de fármacos usados para tratar la enfermedad. Se incluyeron 19 ensayos controlados aleatorios (3 382 pacientes). La mayoría era de baja calidad. Los resultados de la revisión pueden no ser completamente pertinentes a la atención primaria porque la mayoría de los ensayos se realizaron en un contexto hospitalario y más de la mitad incluyó la limpieza de los oídos como parte del tratamiento (que generalmente no está disponible en la atención primaria). Sin embargo, la revisión demuestra que los tratamientos tópicos solos son efectivos para tratar la otitis externa aguda. Había poco para elegir entre ellos en cuanto a la efectividad. Sin embargo, cuando el tratamiento necesita extenderse más allá de una semana las gotas de ácido acético parecen ser menos efectivas que las gotas de antibiótico/esteroide. Además, los síntomas persisten durante dos días más en los tratados con ácido acético. Se requiere más investigación para determinar la efectividad de las gotas de esteroide solo. Los pacientes tratados con gotas de antibiótico/esteroide pueden esperar que sus síntomas duren aproximadamente seis días después de comenzar el tratamiento.

Conclusiones de los autores: 

Hay escasez de ensayos de alta calidad que evalúen las intervenciones para la otitis externa aguda. Los resultados de esta revisión sistemática en gran parte se basan en odds ratios calculados en ensayos individuales, la mayoría de los cuales tienen intervalos de confianza del 95% muy amplios debido al tamaño pequeño a modesto de la muestra. Los resultados no pueden ser completamente generalizables a la atención primaria por una serie de razones; sólo dos de los 19 ensayos incluidos en la revisión se realizaron en una población en el contexto de la atención primaria, y en 11 de los 19 ensayos la limpieza de los oídos formó parte del tratamiento (una intervención que es improbable que se encuentre en la atención primaria). A pesar de estas reservas, se pueden plantear algunas conclusiones importantes a partir de las pruebas disponibles:

Los tratamientos tópicos solos, distintos de los sistémicos, son efectivos para la otitis externa aguda sin complicaciones. En la mayoría de los casos la elección de la intervención tópica no parece influir significativamente en el resultado terapéutico. Cualquier diferencia observada de la eficacia era habitualmente menor y no estaba sistemáticamente presente en cada visita de seguimiento. El ácido acético fue efectivo y equivalente al antibiótico/esteroide la primera semana. Sin embargo, cuando el tratamiento necesitaba extenderse más allá de este punto fue menos efectivo. Además, los síntomas de los pacientes duraron dos días más en el grupo con ácido acético comparado con el grupo con antibiótico/esteroide.

Las pruebas de las gotas de esteroide sólo son muy limitadas y hasta ahora no suficientemente poderosas para permitir alcanzar una conclusión o proporcionar recomendaciones. Se necesita investigación adicional.

Como la mayoría de los tratamientos tópicos son igualmente efectivos, parece que en la mayoría de los casos la elección preferida del tratamiento tópico puede ser determinada por otros factores, como el riesgo de ototoxicidad, de sensibilidad de contacto, de desarrollo de resistencia, la disponibilidad, el coste y el programa de dosificación. Están pendientes de determinar todavía factores que también pueden influir en esta decisión, como la velocidad de la curación y del alivio del dolor en muchos tratamientos tópicos.

Los pacientes que reciben las gotas de antibiótico/esteroide pueden esperar que sus síntomas duren aproximadamente seis días después de comenzar el tratamiento. Aunque los pacientes son tratados generalmente con fármacos tópicos durante siete a diez días, es evidente que algunos pacientes estarán subtratados y otros sobretratados. Puede ser más útil al prescribir las gotas para el oído instruir a los pacientes a usarlas al menos una semana. Si tienen síntomas más allá de la primera semana deben continuar el uso de las gotas hasta que sus síntomas se resuelvan (y posiblemente durante unos pocos días después), durante un máximo de siete días adicionales. Los pacientes con síntomas persistentes más allá de dos semanas deben considerarse fracasos del tratamiento e iniciar un tratamiento alternativo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La otitis externa aguda es un trastorno inflamatorio del conducto auditivo externo, con o sin infección. Los síntomas incluyen malestar del oído, picazón, secreción y deterioro de la capacidad auditiva. También se conoce como “oído de nadador” y generalmente puede ser tratado con éxito con un ciclo de gotas en el oído.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones para la otitis externa aguda.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas de ensayos publicados y no publicados en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Enfermedades de Oído, Nariz y Garganta (Cochrane Ear, Nose and Throat Disorders Group Trials Register); CENTRAL; PubMed; EMBASE; CINAHL; Web of Science; BIOSIS Previews; Cambridge Scientific Abstracts; mRCT y fuentes adicionales. La fecha de la búsqueda más reciente fue el 6 enero de 2009.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron los ensayos controlados aleatorios que evaluaron la limpieza de los oídos, los fármacos tópicos o el tratamiento sistémico para la otitis externa aguda.

Se excluyó la otitis externa aguda complicada; la otitis externa secundaria a otitis media o la otitis media supurativa crónica; la otitis externa crónica; la otitis micótica externa (otomicosis); la otitis eczematosa externa; la otitis viral externa y la furunculosis.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron la elegibilidad y la calidad.

Resultados principales: 

Se incluyeron 19 ensayos controlados aleatorios con un total de 3 382 pacientes. Se realizaron tres metanálisis. La calidad general de los estudios fue baja.

Los antimicrobianos tópicos que contenían esteroides fueron significativamente más efectivos que las gotas placebo: OR 11 (IC del 95%: 2,00 a 60,57; un ensayo).

En general, no se observaron diferencias clínicamente importantes de las tasas de curación clínica entre las diversas intervenciones tópicas examinadas. Una excepción notable fue un ensayo de alta calidad que indicó que el ácido acético fue significativamente menos efectivo comparado con gotas de antibiótico/esteroide en cuanto a la tasa de curación a las dos y tres semanas (OR 0,29, IC del 95%: 0,13 a 0,62 y OR 0,25, IC del 95%: 0,11 a 0,58; respectivamente).

Un ensayo de mala calidad que comparó antibióticos del tipo de las quinolonas con otros tipos no encontró diferencias de la tasa de curación clínica.

Ningún ensayo evaluó la efectividad de la limpieza del oído.

Sólo dos ensayos evaluaron las gotas de esteroides solos. Un ensayo de mala calidad indicó que no había diferencias significativas entre el esteroide y el antibiótico/esteroide, pero no informó la magnitud o la precisión del resultado. Otro ensayo de calidad moderada que comparaba un antihistamínico oral con esteroide tópico contra el esteroide tópico solo encontró que las tasas de curación en ambos grupos fueron altas y equivalentes (100% [15/15] y 94% [14/15], respectivamente a las tres semanas).

Tools
Information
Share/Save