Anticoagulantes para el tratamiento de la pérdida recurrente del embarazo en mujeres con el síndrome antifosfolipídico

No hay pruebas suficientes para establecer si los anticoagulantes son útiles para las mujeres con una pérdida recurrente del embarazo sin síndrome antifosfolipídico

El aborto espontáneo recurrente se ha asociado a menudo a trastornos hereditarios de la coagulación sanguínea que podrían interferir con la circulación sanguínea placentaria. Los fármacos anticoagulantes pueden ser útiles para las mujeres con un aborto espontáneo recurrente y con problemas subyacentes en la coagulación sanguínea, aunque estos fármacos también pueden provocar una hemorragia excesiva. No hubo pruebas suficientes a partir de los ensayos revisados para juzgar si los anticoagulantes son útiles para las mujeres con pérdidas recurrentes del embarazo sin síndrome antifosfolipídico.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas sobre la eficacia y la seguridad de la tromboprofilaxis con aspirina y heparina, en mujeres con antecedentes de al menos dos abortos espontáneos o una muerte fetal intrauterina tardía sin otras causas evidentes que no sean las trombofilias hereditarias, son demasiado limitadas para recomendar el uso de anticoagulantes en este contexto. Es urgente la necesidad de grandes ensayos aleatorios controlados con placebo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Debido a que la hipercoagulabilidad puede dar lugar a la pérdida recurrente del embarazo, es probable que los agentes anticoagulantes aumenten la tasa de nacidos vivos en embarazos posteriores, en mujeres con una trombofilia hereditaria o una pérdida no explicada del embarazo.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de los agentes anticoagulantes como la aspirina y la heparina en mujeres con antecedentes de al menos dos abortos espontáneos o una muerte fetal intrauterina tardía sin causas evidentes, que no sean las trombofilias hereditarias.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group trials register)(marzo 2004), en el Registro Central de Ensayos Controlados (Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library, número 1, 2004), MEDLINE (enero 1966 hasta marzo 2004), y EMBASE (1980 hasta marzo 2004). Se revisaron las bibliografías de todos los artículos localizados en busca de alguno que no se hubiera identificado.

Criterios de selección: 

Fueron elegibles los ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios que evaluaran el efecto del tratamiento anticoagulante sobre la tasa de nacidos vivos, en mujeres con antecedentes de al menos dos abortos espontáneos o una muerte fetal intrauterina tardía sin causas evidentes, que no sean las trombofilias hereditarias. Las intervenciones incluyeron aspirina, heparina no fraccionada y heparina de bajo peso molecular para la prevención de la pérdida de embarazos. Se podría haber comparado un tratamiento con otro tratamiento o con placebo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron los ensayos para la inclusión en la revisión y extrajeron los datos. Los datos se ingresaron en el software Review Manager y se verificaron por duplicado.

Resultados principales

En la revisión se incluyeron dos estudios (242 participantes), de los que se extrajeron los datos para los subgrupos de las mujeres que cumplieron con los criterios de inclusión de la revisión. En un estudio, 54 mujeres embarazadas con antecedentes de aborto espontáneo recurrente sin anticuerpos anticardiolipina detectables se asignaron al azar a dosis bajas de aspirina o a placebo. Se observaron similares tasas de nacidos vivos con aspirina y con placebo (riesgo relativo [RR] 1,00; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,78 a 1,29). En otro estudio un subgrupo de 20 mujeres que habían tenido una pérdida fetal anterior después de la semana 20 y presentaban un defecto trombofílico se asignaron al azar a enoxaparina o aspirina. El tratamiento con enoxaparina se asoció con una mayor tasa de nacidos vivos, comparado con dosis baja de aspirina (RR 10,00; IC del 95%: 1,56 a 64,20).

Conclusiones de los autores

Las pruebas sobre la eficacia y la seguridad de la tromboprofilaxis con aspirina y heparina, en mujeres con antecedentes de al menos dos abortos espontáneos o una muerte fetal intrauterina tardía sin otras causas evidentes que no sean las trombofilias hereditarias, son demasiado limitadas para recomendar el uso de anticoagulantes en este contexto. Es urgente la necesidad de grandes ensayos aleatorios controlados con placebo.

Esta revisión debería citarse como:Di Nisio M, Peters LW, Middeldorp SLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

En la revisión se incluyeron dos estudios (242 participantes), de los que se extrajeron los datos para los subgrupos de las mujeres que cumplieron con los criterios de inclusión de la revisión. En un estudio, 54 mujeres embarazadas con antecedentes de aborto espontáneo recurrente sin anticuerpos anticardiolipina detectables se asignaron al azar a dosis bajas de aspirina o a placebo. Se observaron similares tasas de nacidos vivos con aspirina y con placebo (riesgo relativo [RR] 1,00; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,78 a 1,29). En otro estudio un subgrupo de 20 mujeres que habían tenido una pérdida fetal anterior después de la semana 20 y presentaban un defecto trombofílico se asignaron al azar a enoxaparina o aspirina. El tratamiento con enoxaparina se asoció con una mayor tasa de nacidos vivos, comparado con dosis baja de aspirina (RR 10,00; IC del 95%: 1,56 a 64,20).

Tools
Information
Share/Save