Exanguinotransfusión de volumen simple versus doble en recién nacidos con ictericia

Los niveles extremadamente altos de bilirrubina (ictericia grave) pueden provocar daños cerebrales. La ictericia grave en los recién nacidos puede ocurrir como resultado de una variedad de causas, que incluyen enfermedad hemolítica rhesus, incompatibilidad ABO, anticuerpos atípicos, etc. La extracción de la sangre del recién nacido afectado y su sustitución por sangre fresca del banco de sangre (exanguinotransfusión) se utiliza como tratamiento para la ictericia grave en los recién nacidos. La sangre del recién nacido afectado se extrae en pequeñas porciones y se reemplaza un volumen igual de sangre durante la exanguinotransfusión. Tradicionalmente se extrae el doble del volumen de sangre del recién nacido y se reemplaza con sangre fresca. Se ha demostrado que la exanguinotransfusión reduce los daños cerebrales en los recién nacidos con ictericia grave; sin embargo, la exanguinotransfusión se asocia con eventos adversos graves, que incluyen la muerte. Es probable que las complicaciones de la exanguinotransfusión aumenten con la cantidad de sangre intercambiada. Esta revisión se realizó para examinar si el volumen simple (extracción de sangre equivalente al volumen sanguíneo del recién nacido) es tan efectivo como el volumen doble (extracción de dos veces el volumen sanguíneo del recién nacido) para reducir el daño cerebral y los niveles de bilirrubina en los recién nacidos con ictericia grave. Sólo un ensayo aleatorizado cumplió los criterios de inclusión en el análisis. Este estudio comparó la exanguinotransfusión de volumen simple y doble en la ictericia debido a ictericia hemolítica ABO. El estudio no encontró diferencias significativas en los niveles de bilirrubina después del intercambio. Este estudio no observó resultados del neurodesarrollo a largo plazo (daño cerebral). Sobre la base de los datos disponibles, no hay evidencia suficiente para apoyar o refutar el uso de la exanguinotransfusión de volumen simple en comparación con la exanguinotransfusión de volumen doble en los recién nacidos con ictericia.

Conclusiones de los autores: 

No hubo evidencia suficiente para apoyar o refutar el uso de la exanguinotransfusión de volumen único en comparación con la exanguinotransfusión de volumen doble en recién nacidos con ictericia. Según la evidencia actual no se puede recomendar un cambio en la práctica actual de las exanguinotransfusiones de volumen doble por ictericia grave en los recién nacidos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La exanguinotransfusión de volumen doble se utiliza habitualmente en los recién nacidos con ictericia grave con el objetivo de prevenir el kernícterus y otras toxicidades relacionadas con la hiperbilirrubinemia. Las exanguinotransfusiones se utilizan con más frecuencia en los recién nacidos con enfermedad hemolítica rhesus.

Objetivos: 

Comparar la eficacia de la exanguinotransfusión de volumen simple (ETVS) con la de la exanguinotransfusión de volumen doble (ETVD) para permitir una supervivencia sin discapacidad y reducir los niveles de bilirrubina en los recién nacidos con ictericia grave.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en MEDLINE, EMBASE (Excerpta Medica en línea), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, la Cochrane Library), SCISEARCH (Science Citation Index), las listas de referencias de los artículos identificados en la búsqueda de las bases de datos y de los artículos de revisión hasta marzo de 2006. La comunicación personal con expertos en la materia se utilizó para identificar datos no publicados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorizados y cuasialeatorizados que compararon exanguinotransfusiones de volumen simple y de volumen doble en recién nacidos con ictericia.

Obtención y análisis de los datos: 

Se comparó la seguridad y la eficacia de las exanguinotransfusiones de volumen simple y doble en el neurodesarrollo a largo plazo, la reducción de los niveles de bilirrubina y otras complicaciones durante la exanguinotransfusión. Los datos se evaluaron por separado con respecto a la causa de la ictericia. Se calcularon el riesgo relativo (RR) y la diferencia de medias ponderada (DMP) para las variables dicotómicas y continuas respectivamente. Se utilizaron intervalos de confianza del 95% y se asumió un modelo de efectos fijos.

Resultados principales: 

Sólo un estudio cumplió los criterios (Amato 1988). Veinte recién nacidos a término que requerían una exanguinotransfusión por ictericia hemolítica debido a incompatibilidad ABO se asignaron al azar a recibir una exanguinotransfusión de volumen simple o doble. Las características básicas de ambos grupos fueron similares en cuanto al peso al nacer 3260 (DE 390) g versus 3350 DE (410) g, la edad gestacional 39 (DE 1) semanas versus 40 (DE 0,8) semanas, el nivel de bilirrubina previo al intercambio inmediato 199 (DE 33) micromol/l versus 216 (DE 55) micromol/l. Ambos grupos se trataron por igual, aparte del volumen de sangre utilizado para la exanguinotransfusión. Los niveles totales de bilirrubina inmediatamente después de la exanguinotransfusión no fueron significativamente diferentes entre los dos grupos. En este estudio no se examinaron resultados del neurodesarrollo a largo plazo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save