¿La publicación de los datos de desempeño en la atención sanitaria puede influir en el comportamiento de los consumidores, los profesionales sanitarios y las organizaciones?

¿Cuál fue el objetivo de esta revisión?

El objetivo fue determinar si la publicación de información sobre el desempeño de los profesionales sanitarios (p.ej., hospitales y profesionales individuales) tiene una influencia cuantificable en el cambio de comportamiento de los consumidores, los profesionales y los contratistas de servicios sanitarios. También se intentó de determinar si afectaba el desempeño de los profesionales sanitarios, los resultados de los pacientes y la moral del personal.

Mensajes clave

La divulgación pública de los datos de desempeño puede dar lugar a una diferencia mínima o nula en las elecciones sanitarias (de los consumidores y de los profesionales) o en el desempeño de los profesionales. Sin embargo, puede mejorar ligeramente los resultados de los pacientes.

¿Qué se estudió en la revisión?

Se espera que cada vez más los profesionales sanitarios informen al público sobre su desempeño. Sin embargo, todavía no se sabe si la publicación de los datos de desempeño tiene una influencia cuantificable en la elección de los servicios de salud por parte de los pacientes, o si realmente puede impulsar mejoras en la calidad de la atención sanitaria.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

Los autores buscaron en la literatura estudios que evaluaran los efectos de la publicación de información sobre el desempeño de la atención sanitaria y encontraron 12 estudios pertinentes que analizaron datos de más de 7570 profesionales y otros 3 333 386 encuentros clínicos, p.ej., con pacientes individuales.

Hubo evidencia de certeza baja de que la publicación de los datos sobre el desempeño puede dar lugar a una diferencia escasa o nula en los servicios a los que los pacientes deciden acceder, las decisiones adoptadas por los profesionales sanitarios o el desempeño general de los profesionales. Hubo evidencia de certeza baja que indicó que algunos resultados de los pacientes podían mejorar ligeramente tras la publicación de los datos de desempeño, pero que esto podría tener menos efecto en el comportamiento de las poblaciones desfavorecidas. No hubo evidencia relacionada con las decisiones de utilización de la asistencia sanitaria por parte de los contratistas de servicios sanitarios, ni de los efectos adversos.

Aunque varios de los estudios se realizaron bien individualmente, hubo limitaciones: en particular, la base de evidencia varió significativamente en cuanto al contexto (p.ej., los Estados Unidos o Corea), la afección de salud (p.ej., ataque cardíaco o reemplazo de cadera), el tipo de datos de desempeño (p.ej., proceso o resultado del paciente) y el modo de publicación de los datos (p.ej., correo electrónico o cartel). Sus hallazgos tampoco fueron consistentes, ya que algunos de los cambios informados se atribuyeron a la publicación de información, mientras que otros no informaron cambios de ese tipo.

¿Cuán actualizada está esta revisión?

Los autores de la revisión buscaron estudios que se habían publicado hasta junio de 2017.

Conclusiones de los autores: 

La base de evidencia existente no es adecuada para informar directamente la política y la práctica. En estudios adicionales se debería considerar si la publicación de los datos de desempeño puede mejorar los resultados de los pacientes, así como los procesos de atención sanitaria.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Cada vez es más común publicar información sobre la calidad y el desempeño de las organizaciones sanitarias y de los profesionales individuales. Sin embargo, no sabe cómo se utiliza esa información, ni en qué medida esa información conduce a una mejora de la calidad al modificar el comportamiento de los consumidores, los profesionales y los contratistas de servicios sanitarios.

Objetivos: 

Determinar los efectos de la publicación de datos de desempeño, de cualquier fuente, en el cambio de la conducta de utilización de la asistencia sanitaria de los consumidores, los profesionales (profesionales y organizaciones) y los contratistas de servicios sanitarios. Además, se intentó determinar los efectos en el desempeño de los profesionales sanitarios, los resultados de los pacientes y la moral del personal.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase y en dos registros de ensayos el 26 de junio de 2017. Se verificaron las listas de referencias de todos los estudios incluidos para identificar estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se realizaron búsquedas de ensayos aleatorizados o no aleatorizados, series de tiempo interrumpido y estudios controlados tipo antes y después de los efectos de la publicación de datos con respecto a cualquier aspecto del desempeño de las organizaciones o los profesionales sanitarios. Cada estudio debía informar al menos de un resultado principal relacionado con la selección o el cambio de la atención.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron la elegibilidad de los estudios y extrajeron los datos. De cada estudio se extrajeron datos acerca de los grupos destinatarios (pacientes, profesionales sanitarios y contratistas de servicios sanitarios), los datos del desempeño, los resultados principales (elección del profesional sanitario y la mejoría por medio de los cambios en la atención) y otros resultados (concientización, actitud, opiniones, conocimiento de los datos de desempeño y costes). Debido al grado significativo de heterogeneidad clínica y metodológica entre los estudios, los resultados de cada política se presentaron en un formato estructurado, pero no se realizó un metanálisis.

Resultados principales: 

Se incluyeron 12 estudios que analizaron datos de más de 7570 profesionales (p.ej., profesionales y organizaciones), y otros 3 333 386 encuentros clínicos (p.ej., derivaciones de pacientes, prescripciones). Se incluyeron cuatro ensayos aleatorizados grupales, un ensayo no aleatorizado grupal, seis estudios de series de tiempo interrumpido y un estudio controlado tipo antes y después. Ocho estudios se realizaron en los Estados Unidos y uno en Canadá, Corea, China y los Países Bajos. Cuatro estudios examinaron el efecto de la publicación de los datos de desempeño sobre las elecciones de los consumidores en materia de salud, y cuatro en la mejora de la calidad.

Hubo evidencia de certeza baja de que la publicación de los datos de desempeño puede dar lugar a poca o ninguna diferencia en la utilización de la atención sanitaria a largo plazo por parte de los consumidores de atención sanitaria (tres estudios; 18 294 beneficiarios de planes de seguros), o los profesionales (cuatro estudios; 3 000 000 de nacimientos y 67 profesionales sanitarios) o en el desempeño de los profesionales (un estudio; 82 profesionales). Sin embargo, también hubo evidencia de certeza baja que indica que la publicación de los datos de desempeño puede mejorar ligeramente algunos resultados de los pacientes (cinco estudios, 315 092 hospitalizaciones y 7502 profesionales). A partir de un solo estudio se obtuvo evidencia de certeza baja que indica que la divulgación pública de los datos de desempeño puede tener efectos diferenciales en las poblaciones desfavorecidas. No hubo evidencia sobre los efectos en las decisiones de utilización de la asistencia sanitaria por parte de los contratistas de servicios sanitarios, ni de los efectos adversos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save