Hormona de crecimiento recombinante para la baja talla idiopática en niños y adolescentes

Hay alguna evidencia de que la hormona de crecimiento humana recombinante mejora el crecimiento a corto plazo y la estatura definitiva (o cercana a la definitiva) del adulto, en niños con baja talla idiopática.

Baja talla idiopática (BTI) es el término utilizado cuando los niños son muy bajos en comparación con otros de su edad por causas desconocidas o hereditarias. Ellos no están enfermos. La hormona de crecimiento humana recombinante se ha utilizado para tratar de resolver la deficiencia del crecimiento de estos niños. La hormona se debe inyectar bajo la piel seis o siete veces a la semana hasta que se alcance la estatura del adulto. La evidencia disponible indica que la hormona de crecimiento puede aumentar el crecimiento a corto plazo y mejorar la estatura definitiva (o cercana a la definitiva) del adulto.
Diez estudios incluyeron un total de 741 niños y duraron entre seis meses y 6,2 años. Los resultados mostraron que los individuos tratados con la hormona del crecimiento siguen siendo relativamente bajos en comparación con sus pares de estatura normal. Las niñas tratadas con hormona de crecimiento eran 7,5 cm más altas que los controles no tratados (grupo tratado con hormona de crecimiento 155,3 cm y grupo control 147,8 cm); otro ensayo determinó que los niños tratados con hormona de crecimiento eran 3,7 cm más altos que los niños de un grupo tratado con placebo. No se informaron efectos adversos graves en los estudios incluidos. Si bien los efectos adversos graves (se ha expresado la preocupación de que la hormona de crecimiento induzca nuevos tumores o aumente la probabilidad de que éstos vuelvan a aparecer) pueden ser raros, también se debe tener en cuenta su posibilidad.

Conclusiones de los autores: 

El tratamiento con GH puede aumentar el crecimiento a corto plazo y mejorar la estatura definitiva (o cercana a la definitiva). Los incrementos en la estatura son tales que los individuos continúan siendo relativamente bajos en comparación con sus pares de estatura normal. Se necesitan grandes ECA multicéntricos que se centren en la estatura definitiva y aborden cuestiones de calidad de vida y de costo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El término baja talla idiopática (BTI) se refiere a niños que son muy pequeños en comparación con los de su edad y sexo, por razones desconocidas o hereditarias. La hormona de crecimiento (GH) humano recombinante se ha utilizado para aumentar el crecimiento y la estatura definitiva en niños con BTI.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la GH humana recombinante en el crecimiento a corto plazo y la estatura definitiva en niños con BTI.

Métodos de búsqueda: 

Los estudios se obtuvieron a partir de búsquedas electrónicas en MEDLINE, EMBASE, la Biblioteca Cochrane, Science Citation Index, BIOSIS y Current Controlled Trials. Se revisaron las listas de referencias de los artículos y se estableció contacto con expertos y compañías farmacéuticas en busca de ensayos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados que se realizaron en niños con BTI con secreción normal de la hormona de crecimiento. La hormona de crecimiento (GH) se debía haber administrado por un mínimo de seis meses y comparado con placebo o con ningún tratamiento. Se tenía que evaluar una medida de desenlace de crecimiento o estatura.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron si los estudios cumplían los criterios de inclusión y su calidad metodológica. Un autor de la revisión extrajo los datos y un segundo autor los verificó. El desenlace principal fue la estatura definitiva y los desenlaces secundarios incluyeron el crecimiento a corto plazo, la calidad de vida relacionada con la salud y los efectos adversos. Para calcular los efectos resumidos del tratamiento, los datos se agruparon, cuando fue posible, mediante un modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Se incluyeron diez ECA. Un ensayo informó sobre la estatura cercana a la definitiva de las niñas y encontró que las niñas tratadas con GH eran 7,5 cm más altas que los controles no tratados (grupo GH, 155,3 cm ± 6,4; control, 147,8 cm ± 2,6; p = 0,003); otro ensayo que informó sobre la puntuación de la desviación estándar de la estatura de los adultos encontró que los niños tratados con GH eran 3,7 cm más altos que los niños de un grupo tratado con placebo (intervalos de confianza del 95%: 0,03 a 1,10; p < 0,04). Los otros ensayos informaron desenlaces a corto plazo. Los resultados indican que las ganancias en la estatura a corto plazo se pueden encontrar en el rango de cero hasta aproximadamente 0,7 DE en un año. Un estudio informó sobre la calidad de vida relacionada con la salud y no mostró una mejoría significativa en los niños tratados con GH en comparación con los del grupo control, mientras que otro no encontró evidencia significativa de que el tratamiento con GH tenga un impacto en la adaptación psicológica o la autopercepción en los niños con BTI. No se informaron efectos adversos graves del tratamiento.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save