Esteroides para el control de los síntomas a corto plazo en la mononucleosis infecciosa (fiebre glandular)

Pregunta de la revisión

Se revisó la evidencia sobre el efecto de los esteroides en el control de los síntomas en pacientes con fiebre glandular (mononucleosis infecciosa) en comparación con el placebo o diferentes fármacos.

Antecedentes

La fiebre glandular es causada por un virus. Se propaga en la saliva a través de los besos, la tos y los estornudos. Los síntomas varían en cuanto a su gravedad y al tiempo que persisten. Si bien los adultos jóvenes suelen sufrir síntomas graves, algunos pacientes pueden tener síntomas leves o ninguno. Los síntomas comunes incluyen fiebre, dolor de garganta, inflamación de los ganglios linfáticos y sensación de cansancio. Estos síntomas suelen durar de dos a tres semanas, pero pueden durar meses. El alivio de los síntomas y el descanso son tratamientos comunes. Los médicos suelen utilizar prednisona, un esteroide, para reducir los síntomas del dolor de garganta o el agrandamiento de las amígdalas. Sin embargo, no hay acuerdo sobre su uso debido a la posibilidad de que sea poco beneficioso y de que se produzcan efectos secundarios.

Características de los estudios

La evidencia está actualizada hasta agosto 2015. No se identificaron nuevos ensayos para la actualización de esta revisión. La publicación anterior de esta revisión incluyó siete ensayos con 362 participantes. Cuatro ensayos compararon el efecto de un esteroide con un placebo, uno con la aspirina, y dos ensayos exploraron los efectos de los esteroides en conjunto con un antiviral.

La duración del tratamiento varió entre una dosis única y un curso de 12 días. Las dosis utilizadas también variaban. La duración del seguimiento varió desde períodos cortos (es decir, días o semanas) a períodos más largos (es decir, seis meses y 12 meses).

Resultados clave

El tratamiento con esteroides alivió el dolor de garganta a corto plazo (a las 12 horas). Los investigadores notaron un beneficio a los dos o cuatro días cuando los esteroides se usaron en combinación con un fármaco antiviral, pero estos hallazgos son limitados ya que los investigadores los evaluaron en uno o dos ensayos solamente. Los hallazgos sobre el efecto de los esteroides solos o cuando se usan con un fármaco antiviral para otros síntomas fueron menos claros. No se conocen con seguridad los efectos adversos del uso de esteroides. Con la excepción de dos ensayos, la mayoría de los estudios no establecieron un plan previo para evaluar la aparición de efectos secundarios u otros eventos adversos. Ninguno de los ensayos exploró los efectos adversos a largo plazo (a lo largo de los años).

Calidad de la evidencia

La calidad de los ensayos incluidos fue en general deficiente. No se puede saber el efecto exacto del uso de esteroides para la fiebre glandular.

Conclusiones de los autores: 

No hay evidencia suficiente de la eficacia de los esteroides para controlar los síntomas de la mononucleosis infecciosa. Hay una falta de investigación sobre los efectos secundarios y las complicaciones a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La mononucleosis infecciosa, también conocida como fiebre glandular o enfermedad del beso, es un trastorno linfoproliferativo benigno. Es una infección viral causada por el virus de Epstein-Barr (VEB), un virus herpes ubicuo que se encuentra en todas las sociedades y culturas humanas. Los estudios epidemiológicos muestran que más del 95% de los adultos en todo el mundo han sido infectados con VEB. La mayoría de los casos de mononucleosis infecciosa sintomática se producen entre los 15 y los 24 años de edad. Se transmite a través de un contacto cercano con un portador de VEB, el contacto con saliva infectada o, menos comúnmente, a través del contacto sexual, transfusiones de sangre o por compartir utensilios; sin embargo, la transmisión ocurre en realidad menos del 10% de las veces. No es necesario tomar precauciones para evitar la transmisión debido al alto porcentaje de seropositividad para el VEB. La mononucleosis infecciosa es autolimitada y suele durar de dos a tres semanas. No obstante, los síntomas pueden durar semanas y ocasionalmente meses.

Los síntomas incluyen fiebre, linfadenopatía, faringitis, hepatoesplenomegalia y fatiga. El alivio de los síntomas y el descanso son tratamientos comúnmente recomendados. Los esteroides se han utilizado por sus efectos antiinflamatorios, pero no hay criterios universales para su uso.

Objetivos: 

Los objetivos de la revisión fueron determinar la eficacia y la seguridad del tratamiento con esteroides versus placebo, la atención habitual o los diferentes tratamientos farmacológicos para el control de los síntomas de la mononucleosis infecciosa.

Métodos de búsqueda: 

Para esta actualización de 2015, se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL 2015, número 7), que incluye el registro especializado del Grupo Cochrane de Infecciones Respiratorias Agudas (Cochrane Acute Respiratory Infections Group's Specialised Register); MEDLINE (enero de 1966 a agosto de 2015) y EMBASE (enero de 1974 a agosto de 2015). También se realizaron búsquedas en los registros de ensayos, sin embargo, no se identificaron nuevos ensayos relevantes terminados o en curso para su inclusión. Se combinó la búsqueda en MEDLINE con la estrategia de búsqueda Cochrane para identificar ensayos controlados aleatorizados (ECA). Se adaptaron los términos de búsqueda al buscar en EMBASE.

Criterios de selección: 

ECA que comparan la efectividad de los esteroides con el placebo, la atención habitual, u otras intervenciones para el control de los síntomas en pacientes con mononucleosis infecciosa documentada.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane.

Resultados principales: 

Para esta actualización de 2015, no se identificó ningún nuevo ECA para su inclusión. La versión anterior de la revisión incluía siete ensayos con un total de 362 participantes. Cuatro ensayos compararon la efectividad de un esteroide con un placebo para el control de los síntomas a corto plazo en la fiebre glandular, uno con la aspirina, y dos ensayos exploraron los efectos de los esteroides junto con un antiviral. La heterogeneidad entre los ensayos impidió un análisis combinado.

Los ensayos no han informado suficientemente las características del diseño metodológico. Tres ensayos no describieron adecuadamente la generación de secuencias para la asignación al azar. Cuatro ensayos proporcionaron detalles adecuados sobre la ocultación de la asignación. Todos los ensayos fueron a doble ciego, pero cuatro no fueron específicos en cuanto a quién estaba cegado. En cuatro ensayos, no se informó suficientemente sobre la pérdida de seguimiento, lo que hace difícil excluir el sesgo de desgaste. No estaba claro el riesgo de la presentación selectiva de informes en los ensayos incluidos.

En los ensayos no se encontró ningún beneficio en 8/10 evaluaciones de la mejora de la salud. Dos ensayos encontraron un beneficio del tratamiento con esteroides sobre el placebo en la reducción del dolor de garganta a las 12 horas (odds-ratio (OR) del curso de ocho días 21,00; intervalo de confianza (IC) del 95%: 1,94 a 227,20; OR de una dosis 4,20; IC del 95%: 1,08 a 16,32), pero el beneficio no se mantuvo.

En combinación con un fármaco antiviral, los participantes del grupo de esteroides tuvieron menos molestias faríngeas entre los días dos y cuatro (OR 0,31; IC del 95%: 0,09 a 1,08) en comparación con el placebo. Entre los ensayos, los efectos sobre otros síntomas comunes fueron menos claros. Dos ensayos se propusieron medir la seguridad; no documentaron ningún efecto adverso importante. En otros dos ensayos, se informaron eventos adversos, como la dificultad respiratoria y la aparición aguda de diabetes. Sin embargo, la asociación de los eventos con el esteroide no es definitiva.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save