Clorproguanil-dapsona para el tratamiento del paludismo no complicado

Las recomendaciones de políticas para el tratamiento del paludismo con clorproguanil-dapsona requieren ensayos adicionales que sigan a los participantes durante un período más largo y que analicen los efectos adversos con más cuidado.

El clorproguanil-dapsona es una nueva combinación de fármacos existentes y se comercializa para tratar el paludismo. Hasta la fecha, los ensayos muestran algunas pruebas del beneficio en las tasas de curación a los 14 días después del inicio del tratamiento, pero hasta la fecha, no se demostraron ventajas obvias sobre la sulfadoxina-pirimetamina. Además, hay algunas pruebas de efectos adversos graves más frecuentes con clorproguanil-dapsona.

Conclusiones de los autores: 

No hay datos suficientes acerca de los efectos del actual régimen de clorproguanil-dapsona estándar (tres dosis, 2 mg de clorproguanilo). Se requieren ensayos controlados aleatorios con un seguimiento hasta el día 28, que registren los eventos adversos y utilizen un análisis del tipo intención de tratar (intention-to-treat analysis) para informar cualquier decisión política.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En África, el paludismo es a menudo resistente a la cloroquina y a la sulfadoxina-pirimetamina. El clorproguanil-dapsona es una alternativa potencial.

Objetivos: 

Comparar el clorproguanil-dapsona con otros fármacos antipalúdicos para el tratamiento del paludismo falciparum no complicado.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas (Cochrane Infectious Diseases Group Specialized Register) (Mayo de 2004), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados, CENTRAL (Cochrane Central Register of Controlled Trials (la Cochrane Library Número 2, 2004), MEDLINE (desde 1966 hasta Mayo de 2004), EMBASE (desde 1988 hasta Mayo de 2004), LILACS (mayo de 2004), Biosis Previews (desde 1985 hasta Mayo de 2004), las actas de congresos y las listas de referencias, y se estableció contacto con los investigadores que trabajan en el tema.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios que comparan el clorproguanil-dapsona con otros fármacos antipalúdicos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores aplicaron, de forma independiente, los criterios de inclusión, obtuvieron los datos y evaluaron la calidad metodológica. Se calculó el riesgo relativo (RR) para los datos dicótomos y la diferencia de medias ponderada para los datos continuos, y a ambos se los presentó con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales

Seis ensayos (n = 3352) cumplieron con los criterios de inclusión. El clorproguanil-dapsona (con 1,2 mg de clorproguanilo) como dosis única, tuvo menos fracasos de tratamiento que la cloroquina (un ensayo), pero más fracasos de tratamiento y personas con parasitemia en el día 28 que la sulfadoxina-pirimetamina (tres ensayos).

Dos ensayos compararon el régimen de tres dosis de clorproguanil-dapsona (con 2 mg de clorproguanilo) con la sulfadoxina-pirimetamina en asistentes nuevos. Hubo menos fracasos de tratamiento con el clorproguanil-dapsona el día 7 (RR 0,30; IC del 95%: 0,19 a 0,49; n = 827, un ensayo) y el día 14 (RR 0,36; IC del 95%: 0,24 a 0,53; n = 1709, un ensayo). Ninguno de los ensayos informó los fracasos totales en el día 28. Se realizó un ensayo adicional en los participantes seleccionados porque anteriormente habían fracasado la sulfadoxina-pirimetamina.

El informe de los eventos adversos fue contradictorio entre los ensayos, pero el clorproguanil-dapsona se asoció con más eventos adversos que provocaron la interrupción del tratamiento en comparación con la sulfadoxina-pirimetamina (RR 4,54; IC del 95%: 1,74 a 11,82; n = 829, un ensayo). También se asoció con más trastornos en los eritrocitos (RR 2,86; IC del 95%: 1,33 a 6,13; n = 1850, un ensayo).

Conclusiones de los autores

No hay datos suficientes acerca de los efectos del actual régimen de clorproguanil-dapsona estándar (tres dosis, 2 mg de clorproguanilo). Se requieren ensayos controlados aleatorios con un seguimiento hasta el día 28, que registren los eventos adversos y utilizen un análisis del tipo intención de tratar (intention-to-treat analysis) para informar cualquier decisión política.

Esta revisión debería citarse como:Bukirwa H, Garner P, Critchley JLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Seis ensayos (n = 3352) cumplieron con los criterios de inclusión. El clorproguanil-dapsona (con 1,2 mg de clorproguanilo) como dosis única, tuvo menos fracasos de tratamiento que la cloroquina (un ensayo), pero más fracasos de tratamiento y personas con parasitemia en el día 28 que la sulfadoxina-pirimetamina (tres ensayos).

Dos ensayos compararon el régimen de tres dosis de clorproguanil-dapsona (con 2 mg de clorproguanilo) con la sulfadoxina-pirimetamina en asistentes nuevos. Hubo menos fracasos de tratamiento con el clorproguanil-dapsona el día 7 (RR 0,30; IC del 95%: 0,19 a 0,49; n = 827, un ensayo) y el día 14 (RR 0,36; IC del 95%: 0,24 a 0,53; n = 1709, un ensayo). Ninguno de los ensayos informó los fracasos totales en el día 28. Se realizó un ensayo adicional en los participantes seleccionados porque anteriormente habían fracasado la sulfadoxina-pirimetamina.

El informe de los eventos adversos fue contradictorio entre los ensayos, pero el clorproguanil-dapsona se asoció con más eventos adversos que provocaron la interrupción del tratamiento en comparación con la sulfadoxina-pirimetamina (RR 4,54; IC del 95%: 1,74 a 11,82; n = 829, un ensayo). También se asoció con más trastornos en los eritrocitos (RR 2,86; IC del 95%: 1,33 a 6,13; n = 1850, un ensayo).

Tools
Information
Share/Save