Anestesia regional versus general para la cesárea

Anestesia regional versus general para la cesárea

La cesárea es el procedimiento por el que un recién nacido nace mediante una incisión en el abdomen y la pared del útero materno. Requiere anestesia efectiva, que puede ser regional (epidural o espinal) o general. Con la anestesia epidural regional, el anestésico se infunde en el espacio alrededor de la columna espinal de la madre, mientras que con la anestesia espinal regional, el fármaco se inyecta en dosis única en la columna espinal de la madre. En ambos casos, la madre permanece despierta durante el parto, pero se encuentra entumecida de la cintura para abajo. Con la anestesia general, la madre permanece inconsciente durante el parto, ya que el anestésico afecta todo su cuerpo. Además de si las mujeres desean o no permanecer despiertas durante el parto por cesárea, es importante conocer el equilibrio de los beneficios y los efectos adversos de los diferentes tipos de anestesia. La revisión de los ensayos procuró evaluar beneficios y daños, e identificó 16 ensayos controlados aleatorios con 1 586 mujeres. Hubo algunas diferencias que favorecieron la anestesia general, por ejemplo, menos náuseas y vómitos. Pero también hubo algunas diferencias que favorecieron la anestesia regional, por ejemplo, menor pérdida sanguínea y menos temblor. Las pruebas sobre las diferencias en el dolor fueron difíciles de evaluar. No hubo suficientes participantes para evaluar un resultado muy extraño, el de la mortalidad materna, que puede ser un aspecto importante. Ninguno de los ensayos abordó medidas de resultado importantes para las mujeres, como los tiempos de recuperación, los efectos sobre la lactancia materna, los efectos sobre la relación madre-hijo y el período de tiempo antes de que la madre se sienta lo suficientemente bien para cuidar a su recién nacido. Debido a que no hay pruebas insuficientes sobre los beneficios y los efectos adversos, las mujeres tienen grandes probabilidades de elegir la anestesia para la cesárea, dependiendo de si desean o no permanecer despiertas durante el parto.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas de esta revisión para indicar que la anestesia regional es superior a la anestesia general en cuanto a las principales medidas de resultado maternas o neonatales. Será útil la investigación adicional para evaluar la morbilidad neonatal y las medidas de resultado maternas, como la satisfacción con la técnica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La anestesia regional y general se utilizan frecuentemente para la cesárea y ambas tienen ventajas y desventajas. Es importante aclarar qué tipo de anestesia es más eficaz.

Objetivos: 

Comparar los efectos de la anestesia regional con los de la anestesia general en las medidas de resultado de la cesárea.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 de diciembre de 2005); en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library, Número 1, 2005); en MEDLINE (desde 1966 hasta julio de 2005), y en EMBASE (desde 1980 hasta diciembre de 2005).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios que evaluaron el uso de la anestesia regional y de la anestesia general en mujeres que se sometieron a una cesárea por cualquier indicación.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente los ensayos para su inclusión, la extracción de datos y la calidad de los ensayos.

Resultados principales

En esta revisión, se incluyeron 16 ensayos con 1 586 mujeres.

En las mujeres que recibieron anestesia epidural o anestesia espinal se observó una diferencia significativamente baja entre el hematocrito pre y postoperatorio (diferencia de medias ponderada [DMP] 1,70; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,47 a 2,93; un ensayo, 231 mujeres) y (DMP 3,10; IC del 95%: 1,73 a 4,47; un ensayo, 209 mujeres). En comparación con la anestesia general, las mujeres que recibieron anestesia epidural o espinal presentaron una pérdida sanguínea estimada más baja (DMP -126,98 ml; IC del 95%: -225,06 a -28,90; dos ensayos, 256 mujeres) y (DMP -84,79 ml; IC del 95%: -126,96 a -42,63; dos ensayos, 279 mujeres). Un mayor número de mujeres prefirió recibir anestesia general para procedimientos posteriores, en comparación con la anestesia epidural (odds-ratio [OR] 0,56; IC del 95%: 0,32 a 0,96; un ensayo, 223 mujeres) o espinal (OR 0,44; IC del 95%: 0,24 a 0,81; 221 mujeres). La incidencia de las náuseas fue también menor para este grupo de mujeres, en comparación con el de la anestesia epidural (OR 3,17; IC del 95%: 1,64 a 6,14; tres ensayos, 286 mujeres) o espinal (OR 23,22; IC del 95%: 8,69 a 62,03; 209 mujeres).

No se observaron diferencias significativas en las puntuaciones de Apgar neonatales de 6 o menos ni de 4 o menos al minuto y a los cinco minutos, ni en la necesidad de reanimación neonatal con oxígeno.

Conclusiones de los autores

No existen pruebas de esta revisión para indicar que la anestesia regional es superior a la anestesia general en cuanto a las principales medidas de resultado maternas o neonatales. Será útil la investigación adicional para evaluar la morbilidad neonatal y las medidas de resultado maternas, como la satisfacción con la técnica.

Esta revisión debería citarse como:Afolabi BB, Lesi FEA, Merah NALa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

En esta revisión, se incluyeron 16 ensayos con 1 586 mujeres.

En las mujeres que recibieron anestesia epidural o anestesia espinal se observó una diferencia significativamente baja entre el hematocrito pre y postoperatorio (diferencia de medias ponderada [DMP] 1,70; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,47 a 2,93; un ensayo, 231 mujeres) y (DMP 3,10; IC del 95%: 1,73 a 4,47; un ensayo, 209 mujeres). En comparación con la anestesia general, las mujeres que recibieron anestesia epidural o espinal presentaron una pérdida sanguínea estimada más baja (DMP -126,98 ml; IC del 95%: -225,06 a -28,90; dos ensayos, 256 mujeres) y (DMP -84,79 ml; IC del 95%: -126,96 a -42,63; dos ensayos, 279 mujeres). Un mayor número de mujeres prefirió recibir anestesia general para procedimientos posteriores, en comparación con la anestesia epidural (odds-ratio [OR] 0,56; IC del 95%: 0,32 a 0,96; un ensayo, 223 mujeres) o espinal (OR 0,44; IC del 95%: 0,24 a 0,81; 221 mujeres). La incidencia de las náuseas fue también menor para este grupo de mujeres, en comparación con el de la anestesia epidural (OR 3,17; IC del 95%: 1,64 a 6,14; tres ensayos, 286 mujeres) o espinal (OR 23,22; IC del 95%: 8,69 a 62,03; 209 mujeres).

No se observaron diferencias significativas en las puntuaciones de Apgar neonatales de 6 o menos ni de 4 o menos al minuto y a los cinco minutos, ni en la necesidad de reanimación neonatal con oxígeno.

Tools
Information
Share/Save