Anestesia regional versus general para la cesárea

La cesárea es cuando el feto nace a través de una incisión en el abdomen y la pared uterina de la madre. Esto requiere una anestesia eficaz que puede ser regional (epidural o espinal) o general. Con la anestesia regional epidural, el anestésico se infunde en el espacio alrededor de la columna vertebral de la madre, mientras que con la anestesia regional espinal, el fármaco se inyecta en una sola dosis en la columna vertebral de la madre. Con los dos tipos de anestesia regional, la madre está despierta en el parto, pero adormecida de la cintura para abajo. Con la anestesia general la madre está inconsciente en el parto ya que la anestesia afecta todo su cuerpo. Además de que las mujeres puedan decidir si desean estar despiertas o dormidas en el parto por cesárea, es importante conocer el equilibrio entre los efectos beneficiosos y adversos de estos diferentes tipos de anestesia. Esta revisión de ensayos trató de evaluar estos efectos beneficiosos y perjudiciales. Veintidós de los 29 estudios incluidos (1793 pacientes) aportaron datos a esta revisión. Hubo algunas diferencias que favorecieron a la anestesia regional, por ejemplo, una menor pérdida de sangre. La evidencia sobre las diferencias en el alivio del dolor fue difícil de evaluar. No hubo suficientes participantes para evaluar el muy poco frecuente resultado de mortalidad de la madre, lo que puede ser un aspecto importante. Ninguno de los ensayos analizó resultados importantes para las pacientes, como los tiempos de recuperación, los efectos sobre la lactancia materna, los efectos sobre la relación madre-hijo y el tiempo que transcurre antes de que la madre se sienta lo suficientemente bien como para cuidar de su recién nacido. Como no hay evidencia suficiente sobre los efectos beneficiosos y adversos, lo más probable es que las pacientes elijan la anestesia para la cesárea, en dependencia de si desean estar despiertas o dormidas en el parto.

Conclusiones de los autores: 

No hay evidencia de esta revisión que demuestre que la AR es superior a la AG en cuanto a los principales resultados maternos o neonatales. Será útil realizar más estudios de investigación para evaluar la morbilidad neonatal y los resultados maternos, así como la satisfacción con la técnica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La anestesia regional (AR) y la anestesia general (AG) se utilizan habitualmente para la cesárea y ambas tienen ventajas y desventajas. Es importante determinar qué tipo de anestesia es más eficaz.

Objetivos: 

Comparar los efectos de la AR con los de la AG en los resultados de la cesárea.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Chilbirth Group) (30 de noviembre de 2011). La búsqueda se actualizó el 20 de agosto de 2012 y los resultados se agregaron a la sección "En espera de clasificación" de la revisión.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados y cuasialeatorizados que evaluaron el uso de la AR y la AG en pacientes sometidas a cesárea por cualquier indicación. No se incluyeron ensayos aleatorizados grupales ni con un diseño cruzado.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron los ensayos para inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se verificó la exactitud de los datos.

Resultados principales: 

Veintidós de los 29 estudios incluidos (1793 pacientes) aportaron datos a esta revisión.

Los estudios incluidos no informaron sobre algunos de los resultados primarios: muerte materna, incidencia de infección posoperatoria de la herida materna, otra infección posoperatoria materna como endometritis e infección urinaria, muerte neonatal.

En comparación con las pacientes que se sometieron a AG, se observó que las pacientes que recibieron anestesia epidural o espinal tuvieron una diferencia significativamente menor entre el hematocrito pre y posoperatorio. Con la epidural, la diferencia de medias (DM) fue 1,70% y el intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,47 a 2,93 (un ensayo, 231 pacientes) y con la anestesia espinal, la DM fue 3,10% y el IC del 95%: 1,73 a 4,47 (un ensayo, 209 pacientes). En comparación con la AG, las pacientes que recibieron anestesia epidural o espinal tuvieron una menor pérdida de sangre materna estimada (epidural versus AG: diferencia de medias estandarizada [DME] -0,32 ml; IC del 95%: -0,56 a -0,07; dos ensayos, 256 pacientes; anestesia espinal versus AG: DME -0,59 ml; IC del 95%: -0,83 a 0,35; dos ensayos, 279 pacientes). Hubo evidencia de una diferencia significativa en cuanto a la satisfacción con la técnica anestésica: en comparación con el grupo de epidural o espinal, más pacientes del grupo de AG señalaron que volverían a utilizar la misma técnica si necesitaran una cesárea en un embarazo posterior (epidural versus AG: riesgo relativo [RR] 0,80; IC del 95%: 0,65 a 0,98; un ensayo, 223 pacientes; anestesia espinal versus AG: RR 0,80; IC del 95%: 0,65 a 0,99; un ensayo; 221 pacientes).

No se observaron diferencias significativas en cuanto a las puntuaciones de Apgar neonatal de 6 o menos y de 4 o menos a los cinco minutos ni en la necesidad de reanimación neonatal con oxígeno.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save