Vacunas para la prevención de la encefalitis japonesa

Dos dosis de una vacuna inactivada pueden ayudar a prevenir la encefalitis japonesa durante al menos un año; sin embargo, no existen comparaciones con otras vacunas ampliamente usadas

La encefalitis japonesa es una enfermedad viral del sistema nervioso central con síntomas generales como cefalea, fiebre, vómitos y diarrea. La mayoría de las personas se recuperan en una semana sin complicaciones adicionales, pero aproximadamente 1 en 300 padece síntomas adicionales y graves como desorientación, crisis convulsivas, parálisis y coma. Alrededor del 30% de los casos graves son mortales y la mayoría de los supervivientes presentan una discapacidad grave y a menudo crónica, como deficiencia mental, parálisis de los miembros y ceguera. En esta revisión de ensayos controlados aleatorios, una vacuna inactivada disponible comercialmente administrada en dos dosis proporcionó protección contra la enfermedad durante al menos un año después de la vacunación, pero con algunos eventos adversos. No se ha investigado en ensayos controlados aleatorios la protección contra la enfermedad proporcionada por dos vacunas ampliamente usadas en China, pero actualmente no disponibles comercialmente. Se necesita investigación adicional de todas las vacunas usadas actualmente, así como de las desarrolladas recientemente.

Conclusiones de los autores: 

Sólo se ha evaluado en un ECA la eficacia de una de las tres vacunas usadas actualmente. Sin embargo, otros ECAs han evaluado su seguridad, y parecen causar sólo eventos adversos ocasionales leves o moderados. Se necesitan ensayos adicionales sobre la efectividad y la seguridad de las vacunas actualmente usadas, especialmente en lo relacionado con las dosis y los programas de vacunación. Se planifican o están en curso ensayos que investigan varias vacunas nuevas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La vacunación es reconocida como la única medida práctica para prevenir la encefalitis japonesa. La escasez de producción, los costes y los problemas para el otorgamiento de licencias deteriora los programas de vacunación en muchos países afectados. Las preocupaciones sobre la efectividad de la vacuna y su seguridad también tienen una repercusión negativa sobre la aceptación y la captación.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad, los eventos adversos y la inmunogenicidad de las vacunas para prevenir la encefalitis japonesa.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas (Cochrane Infectious Diseases Group) CENTRAL (The Cochrane Library 2007, número 1), MEDLINE, EMBASE, LILACS, BIOSIS y en listas de referencias. También se intentó establecer contacto con los autores y las empresas productoras correspondientes de las vacunas.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECAs), incluidos ECAs con asignación por grupos, que comparaban vacunas contra la encefalitis japonesa con placebo (agente inerte o vacuna no relacionada), ninguna intervención o una vacuna alternativa contra la encefalitis japonesa.

Obtención y análisis de los datos: 

Los autores de forma independiente extrajeron los datos y evaluaron la calidad metodológica. Los datos dicotómicos se compararon con riesgos relativos y un intervalo de confianza (IC) del 95% y se transformaron en el porcentaje de eficacia de la vacuna.

Resultados principales

Se incluyeron ocho ECAs con 358 750 participantes. Estos ensayos investigaron dos vacunas que estaban disponibles y tres antes del otorgamiento de la licencia. Se identificaron dos ECAs que evaluaron la eficacia de la vacuna inactivada Nakayama disponible comercialmente. Un régimen de dos dosis de la vacuna autorizada proporcionó protección significativa de un 95% (IC del 95%: 10% a 100%) por un año solamente, mientras que dos dosis de un precursor no purificado de una vacuna protegió a los niños en un 81% (IC del 95%: 45% a 94%) durante un año y en un 59% (IC del 95%: 2% a 83%) durante dos años. No se observaron eventos adversos graves. Se informaron episodios leves y moderados de dolor en el sitio de la inyección, fiebre, cefalea y náuseas en menos del 6% de los niños que recibieron la vacuna inactivada en comparación con un 0,6% en los controles no vacunados. Un ECA con asignación por grupos comparó la vacuna viva atenuada SA14-14-2 (ampliamente usada en China) con ninguna intervención y se midieron los eventos adversos. Se notificó fiebre en un 2,7% de los vacunados comparado con un 3,1% en los controles, mientras un 0,1% de ambos grupos sufrieron diarreas o crisis convulsivas. Cuatro ECAs pequeños evaluaron vacunas antes del otorgamiento de las licencias, una vacuna obtenida por ingeniería genética y dos vacunas inactivadas derivadas de cultivos de células mostraron alta inmunogenicidad y relativa seguridad.

Conclusiones de los autores

Sólo se ha evaluado en un ECA la eficacia de una de las tres vacunas usadas actualmente. Sin embargo, otros ECAs han evaluado su seguridad, y parecen causar sólo eventos adversos ocasionales leves o moderados. Se necesitan ensayos adicionales sobre la efectividad y la seguridad de las vacunas actualmente usadas, especialmente en lo relacionado con las dosis y los programas de vacunación. Se planifican o están en curso ensayos que investigan varias vacunas nuevas.

Esta revisión debería citarse como:Schiøler KL, Samuel M, Wai KLLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron ocho ECAs con 358 750 participantes. Estos ensayos investigaron dos vacunas que estaban disponibles y tres antes del otorgamiento de la licencia. Se identificaron dos ECAs que evaluaron la eficacia de la vacuna inactivada Nakayama disponible comercialmente. Un régimen de dos dosis de la vacuna autorizada proporcionó protección significativa de un 95% (IC del 95%: 10% a 100%) por un año solamente, mientras que dos dosis de un precursor no purificado de una vacuna protegió a los niños en un 81% (IC del 95%: 45% a 94%) durante un año y en un 59% (IC del 95%: 2% a 83%) durante dos años. No se observaron eventos adversos graves. Se informaron episodios leves y moderados de dolor en el sitio de la inyección, fiebre, cefalea y náuseas en menos del 6% de los niños que recibieron la vacuna inactivada en comparación con un 0,6% en los controles no vacunados. Un ECA con asignación por grupos comparó la vacuna viva atenuada SA14-14-2 (ampliamente usada en China) con ninguna intervención y se midieron los eventos adversos. Se notificó fiebre en un 2,7% de los vacunados comparado con un 3,1% en los controles, mientras un 0,1% de ambos grupos sufrieron diarreas o crisis convulsivas. Cuatro ECAs pequeños evaluaron vacunas antes del otorgamiento de las licencias, una vacuna obtenida por ingeniería genética y dos vacunas inactivadas derivadas de cultivos de células mostraron alta inmunogenicidad y relativa seguridad.

Tools
Information
Share/Save