Tratamiento para mujeres con anemia ferropénica postparto

La eritropoyetina, una hormona, puede ayudar en el tratamiento de mujeres que presentan anemia después del parto, pero puede producir efectos adversos poco frecuentes

Las mujeres con anemia después del parto pueden sentirse cansadas y sin aliento, y corren riesgo de infección. Los tratamientos tradicionales incluyen suplementos de hierro y transfusión de sangre para la anemia grave. Una hormona, la eritropoyetina, puede ayudar a mejorar los niveles de hierro en la sangre y la capacidad de la mujer de amamantar. Sin embargo, se informaron efectos adversos poco frecuentes (daño de eritrocitos). Ningún estudio examinó los efectos de los suplementos por vía oral de hierro solo, el tratamiento más frecuente para este tipo de anemia, o de las transfusiones sanguíneas como tratamientos para las mujeres con este trastorno después del parto. Se requiere más investigación, en particular de intervenciones sencillas como los suplementos de hierro por vía oral.

Conclusiones de los autores: 

Existen pruebas limitadas de resultados favorables para el tratamiento de la anemia postparto con eritropoyetina. Sin embargo, la mayoría de la bibliografía disponible se centra en los índices hematológicos de laboratorio más que en los resultados clínicos. Se requieren ensayos de alta calidad adicionales que evalúen el tratamiento de la anemia postparto con suplemento de hierro y transfusiones de sangre. Los ensayos futuros también podrían examinar la importancia de la gravedad de la anemia con relación al tratamiento, y un régimen dietético rico en hierro como intervención.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La anemia postparto se asocia con falta de aliento, cansancio, palpitaciones e infecciones maternas. Se han utilizado transfusiones de sangre o suplementos de hierro para el tratamiento de la anemia ferropénica. Recientemente, se ha recurrido también a otras alternativas para el tratamiento de la anemia, en particular la eritropoyetina.

Objetivos: 

Evaluar los efectos clínicos de tratamientos para la anemia postparto como la administración oral, intravenosa o subcutánea de suplementos de hierro/folato y de eritropoyetinas, y la transfusión de sangre.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 de Mayo de 2004); en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (La Cochrane Library, número 1, 2003); en MEDLINE (desde 1966 hasta Marzo de 2003), EMBASE (desde 1980 hasta Marzo de 2003), Current Contents y el ACP Journal Club (desde el inicio hasta Marzo de 2003).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que comparan el tratamiento para la anemia ferropénica postparto (administración oral, intravenosa o subcutánea de hierro, folato, eritropoyetinas o transfusión de sangre) con placebo, otro tratamiento o ningún tratamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos.

Resultados principales

Seis ECA incluidos que comprenden 411 mujeres con tratamiento descrito de eritropoyetina o hierro como intervenciones primarias. No se identificaron ECA que evaluaran el tratamiento con transfusión de sangre. Se informaron pocos resultados en relación con los factores clínicos maternos y neonatales: los estudios se centraron en gran parte en resultados alternativos como los índices hematológicos. En general, la calidad metodológica de los ECA incluidos fue razonable; sin embargo, su utilidad en esta revisión se vio restringida por las intervenciones y los resultados informados.

Cuando se la comparó con el tratamiento de hierro únicamente, la eritropoyetina aumentó la probabilidad de lactancia en el momento del alta del hospital (un ECA, n = 40; riesgo relativo (RR): 1,90; intervalo de confianza (IC) del 95%: 1,21 a 2,98). No se encontraron efectos observables sobre la necesidad de transfusiones de sangre, cuando se comparó la eritropoyetina más el hierro con el tratamiento con hierro únicamente (2 ECA, n = 100; RR: 0,20; IC del 95%: 0,01 a 3,92), aunque el tamaño de los ECA haya sido insuficiente para descartar diferencias clínicas importantes. Los índices hematológicos (hemoglobina y hematocrito) mostraron algunos aumentos cuando se comparó la eritropoyetina con el hierro únicamente, con el hierro y el folato, pero no cuando se la comparó con el placebo.

Conclusiones de los autores

Existen pruebas limitadas de resultados favorables para el tratamiento de la anemia postparto con eritropoyetina. Sin embargo, la mayoría de la bibliografía disponible se centra en los índices hematológicos de laboratorio más que en los resultados clínicos. Se requieren ensayos de alta calidad adicionales que evalúen el tratamiento de la anemia postparto con suplemento de hierro y transfusiones de sangre. Los ensayos futuros también podrían examinar la importancia de la gravedad de la anemia con relación al tratamiento, y un régimen dietético rico en hierro como intervención.

Esta revisión debería citarse como:Dodd J, Dare MR, Middleton PLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Seis ECA incluidos que comprenden 411 mujeres con tratamiento descrito de eritropoyetina o hierro como intervenciones primarias. No se identificaron ECA que evaluaran el tratamiento con transfusión de sangre. Se informaron pocos resultados en relación con los factores clínicos maternos y neonatales: los estudios se centraron en gran parte en resultados alternativos como los índices hematológicos. En general, la calidad metodológica de los ECA incluidos fue razonable; sin embargo, su utilidad en esta revisión se vio restringida por las intervenciones y los resultados informados.

Cuando se la comparó con el tratamiento de hierro únicamente, la eritropoyetina aumentó la probabilidad de lactancia en el momento del alta del hospital (un ECA, n = 40; riesgo relativo (RR): 1,90; intervalo de confianza (IC) del 95%: 1,21 a 2,98). No se encontraron efectos observables sobre la necesidad de transfusiones de sangre, cuando se comparó la eritropoyetina más el hierro con el tratamiento con hierro únicamente (2 ECA, n = 100; RR: 0,20; IC del 95%: 0,01 a 3,92), aunque el tamaño de los ECA haya sido insuficiente para descartar diferencias clínicas importantes. Los índices hematológicos (hemoglobina y hematocrito) mostraron algunos aumentos cuando se comparó la eritropoyetina con el hierro únicamente, con el hierro y el folato, pero no cuando se la comparó con el placebo.

Tools
Information
Share/Save