Intervenciones para mejorar la confianza de los pacientes en los médicos y grupos de médicos

La confianza es una parte fundamental de la relación entre el paciente y el médico, y está asociada con una mayor satisfacción del paciente, la adherencia al tratamiento y la continuidad de la atención, aunque la confianza ciega puede en ocasiones facilitar una atención deficiente. Se deseó saber si existen formas eficaces de aumentar la confianza de los pacientes en los médicos, mediante la participación de éstos (p.ej., la capacitación) o de los pacientes (p.ej., proporcionando información).

Se realizaron búsquedas en una amplia variedad de bases de datos el 18 de marzo de 2013 y se identificaron 10 estudios diversos, todos ensayos clínicos controlados aleatorizados, con 11.063 participantes, que cumplían los criterios de inclusión de la revisión. Siete de los ensayos eran nuevos para esta actualización. En general, no aportaron evidencia suficiente de que una intervención concreta afectara a la confianza. Todos ellos se llevaron a cabo en los Estados Unidos. Dos fueron financiados por el gobierno, mientras que siete fueron financiados por fideicomisos de caridad y uno por una Organización de Mantenimiento de la Salud (HMO).

Las intervenciones eran de tres tipos principales; tres empleaban una formación adicional de los médicos, cuatro eran de educación para los pacientes y tres proporcionaban información adicional sobre los médicos en términos de incentivos económicos o estilo de consulta.

Dos intervenciones de capacitación de médicos probadas para mejorar los comportamientos que se sabe que están asociados con la confianza. Las intervenciones no mostraron ningún cambio en la confianza de los pacientes en su médico. El tercer ensayo demostró que la capacitación de los oncólogos en técnicas de comunicación se tradujo en un pequeño aumento de la confianza.

Dos ensayos examinaron las visitas educativas grupales para pacientes diabéticos sin seguro. El primero mostró un pequeño aumento de la confianza, pero el segundo no mostró ningún cambio en la confianza. Otro ensayo examinó los efectos de tres tipos de visitas educativas introductorias en la confianza de los nuevos pacientes en los médicos que trabajan para su organización sanitaria. La confianza en los médicos aumentó con un tipo de visita, en la que los pacientes eran vistos como un grupo. Sin embargo, esta fue la menos aceptada en comparación con las visitas individuales con un médico, o un médico y educador de la salud. Un ensayo adicional exploró la posibilidad de ayudar a los pacientes a decidir sobre la toma de una estatina proporcionando información y la oportunidad de discutir las opciones. Esto no aumentó significativamente la confianza.

En dos ensayos se exploró la posibilidad de revelar a los pacientes los incentivos que se dan a los médicos para que practiquen la medicina de manera rentable a través de planes de seguros. Un ensayo no condujo a ninguna reducción y posiblemente a un aumento de la confianza. Sin embargo, la información del plan enfatizaba la reducción de pruebas innecesarias, en lugar de la reducción de costes. El otro ensayo no mostró ninguna disminución de la confianza con la divulgación. Un ensayo final emparejó a los pacientes con los doctores dependiendo de sus creencias sobre el cuidado. Aunque algunos aspectos de la relación médico-paciente mejoraron, la confianza no se vio afectada de manera significativa. No hubo evidencia de daño en ninguno de los estudios.

La revisión se vio limitada por la falta de consistencia entre las mediciones de confianza, los plazos y las poblaciones. Los autores destacan los tipos de ensayos adicionales que se requieren para explorar el impacto de la formación específica de los médicos o el uso de un enfoque centrado en el paciente o de intercambio de decisiones en la confianza de los pacientes. En particular, es necesario realizar estudios internacionales durante períodos de seguimiento más largos en diferentes sistemas de atención de la salud.

Conclusiones de los autores: 

En general, sigue sin haber evidencia suficiente para concluir que cualquier intervención puede aumentar o disminuir la confianza en los médicos. Esto puede deberse en parte a la sensibilidad de los instrumentos de confianza, y a un efecto de techo, ya que la confianza en los médicos suele ser alta. Puede ser que las actuales medidas de confianza no sean lo suficientemente sensibles. Se necesitan más ensayos para explorar el impacto de la formación específica de los médicos o el uso de un enfoque centrado en el paciente o de intercambio de decisiones en la confianza de los pacientes, especialmente en las áreas de la elección de profesionales sanitarios y la inducción en la organización de la atención sanitaria. Los ensayos internacionales serían especialmente beneficiosos. La revisión se vio limitada por la falta de consistencia entre las mediciones de confianza, los plazos y las poblaciones.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La confianza es un componente fundamental de la relación médico-paciente y está asociada con una mayor satisfacción, la adherencia del tratamiento y la continuidad de la atención. La revisión de 2006 encontró poca evidencia de que las intervenciones mejoren la confianza de los pacientes en su médico; por lo tanto, se requirió una búsqueda actualizada para determinar si hay evidencia adicional de los efectos de las intervenciones que pueden mejorar la confianza en los médicos o grupos de médicos.

Objetivos: 

Actualizar la revisión anterior que evalúa los efectos de las intervenciones destinadas a mejorar la confianza de los pacientes en los médicos o en un grupo de médicos.

Métodos de búsqueda: 

En 2003 se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, The Cochrane Library), MEDLINE, EMBASE, Health Star, PsycINFO, CINAHL, LILACS, African Trials Register, African Health Anthology, Dissertation Abstracts International y en las bibliografías de los estudios seleccionados para su inclusión. También se estableció contacto con investigadores del área. Se actualizaron y volvieron a realizar las búsquedas en las bases de datos originales disponibles (Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, The Cochrane Library número 2, 2013), MEDLINE (OvidSP), EMBASE (OvidSP), PsycINFO (OvidSP), CINAHL (Ebsco)) así como en las disertaciones de Proquest y en los contenidos actuales para el período comprendido entre 2003 y el 18 de marzo de 2013.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA), ensayos controlados cuasialeatorizados, estudios controlados tipo antes y después y series de tiempo interrumpido de intervenciones (informativas, educativas, conductuales, organizativas) dirigidas a médicos o pacientes (o cuidadores) en las que se evaluó la confianza como resultado primario o secundario.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos. Cuando se mencionó, se extrajeron datos sobre los efectos adversos. Se sintetizaron los datos de forma narrativa.

Resultados principales: 

Se incluyeron 10 ensayos controlados aleatorizados (incluidos 7 ensayos nuevos) que incluían a 11.063 pacientes. Todos estos estudios se realizaron en América del Norte y todos, excepto dos, se referían a la atención primaria. Como era de esperar, hubo una considerable heterogeneidad entre los estudios. Las intervenciones eran de tres tipos principales; tres empleaban una formación adicional de los médicos, cuatro eran de educación para los pacientes y tres proporcionaban información adicional sobre los médicos en términos de incentivos económicos o estilo de consulta. Además, se emplearon varias medidas de confianza diferentes.

Los estudios dieron resultados contradictorios. Entre los ensayos que mostraron un aumento pequeño pero estadísticamente significativo de la confianza figuraban: un ensayo de divulgación por parte de los médicos de los incentivos económicos; un ensayo de elección de médico basado en la concordancia entre las creencias del paciente y las del médico sobre la atención; un ensayo de visitas de grupo para los nuevos ingresados en una organización de mantenimiento de la salud; un ensayo de capacitación de oncólogos en técnicas de comunicación; y un ensayo de visitas de grupo para pacientes diabéticos. Sin embargo, la confianza no se vio afectada en un ensayo posterior más amplio de visitas de grupo para personas con diabetes sin seguro, ni en un ensayo de ayuda a la decisión para ayudar a elegir las estatinas, otro ensayo de divulgación de incentivos económicos o la formación específica de los médicos para aumentar la confianza o la competencia cultural. No hubo evidencia de daño en ninguno de los estudios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save