Enfoque con o sin bisturí para la vasectomía

La vasectomía es un método quirúrgico utilizado en los hombres para cortar o ligar el conducto deferente. El conducto deferente es un tubo por el que pasan los espermatozoides de los testículos. La finalidad de la vasectomía es proporcionar un control permanente de la natalidad. Generalmente, la cirugía consiste en el corte de la piel del escroto con un bisturí. En cambio, una técnica más nueva utiliza un instrumento filoso para punzar la piel. El objetivo es tener menos problemas de hemorragia, equimosis e infección. Esta revisión analizó si el enfoque sin bisturí para el conducto deferente funcionó tan bien como el método con bisturí. También estudió cualquier efecto secundario de los métodos y si los hombres prefirieron el método.

En febrero 2014 se hizo una búsqueda electrónica de estudios que compararon el enfoque para el conducto deferente sin bisturí con el método del bisturí. Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados en cualquier idioma. Para la revisión inicial, también se examinaron las listas de referencia de los artículos y capítulos de libros.

Se encontraron dos ensayos que analizaron el enfoque sin bisturí para la vasectomía. Los ensayos tuvieron resultados algo diferentes. El ensayo más grande demostró que el método sin bisturí produjo menos sangrado, infección y dolor durante y después del procedimiento. La técnica sin bisturí requirió menos tiempo para la operación y hubo un retorno más rápido a la actividad sexual. El estudio más pequeño no mostró estas diferencias. Sin embargo, el estudio puede haber sido demasiado pequeño y muchos hombres abandonaron el estudio. Los dos métodos no difieren en cuanto al número de hombres que se vuelven estériles.

Conclusiones de los autores: 

El abordaje del conducto deferente sin bisturí dio lugar a menos hemorragia, hematomas, infección y dolor, así como a un tiempo de la cirugía más corto que con la técnica de incisión tradicional. No se encontraron diferencias en cuanto a la efectividad entre los dos enfoques.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Actualmente, las dos técnicas quirúrgicas más frecuentes para abordar el conducto deferente durante la vasectomía son el método de incisión y la técnica sin bisturí. Mientras que la técnica de incisión convencional incluye el uso de un bisturí para realizar una o dos incisiones, la técnica sin bisturí utiliza un instrumento de punta filosa similar al fórceps para punzar la piel. La técnica sin bisturí intenta reducir los eventos adversos, especialmente hemorragias, equimosis, hematomas, infección y dolor, y acortar el tiempo de la cirugía.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue comparar la efectividad, seguridad y aceptabilidad del abordaje del conducto deferente para la vasectomía por incisión versus sin bisturí.

Estrategia de búsqueda (: 

En febrero 2014 se buscó en las bases de datos electrónicas CENTRAL, MEDLINE, POPLINE y LILACS. Se buscaron ensayos clínicos recientes en ClinicalTrials.gov y en la International Clinical Trials Registry Platform. Las búsquedas anteriores también incluyeron EMBASE. Para la revisión inicial, se buscaron las listas de referencia de los artículos y capítulos de libros pertinentes.

Criterios de selección: 

En esta revisión se incluyeron ensayos controlados aleatorizados y ensayos clínicos controlados. No se impusieron restricciones de idiomas a los informes de los ensayos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se evaluaron todos los títulos y resúmenes localizados en las búsquedas bibliográficas y dos autores de la revisión de forma independiente extrajeron los datos de los artículos identificados para inclusión. Las medidas de resultado incluyeron la seguridad, la aceptabilidad, el tiempo de la cirugía, la eficacia anticonceptiva y la interrupción. Se calcularon los odds ratios (OR) de Peto con intervalos de confianza (IC) del 95% para las variables dicotómicas.

Resultados principales: 

Dos ensayos controlados aleatorizados evaluaron la técnica sin bisturí y difirieron en sus resultados. El ensayo más grande demostró, en comparación con el grupo de incisión estándar, menos hemorragias perioperatorias (OR 0,49; IC del 95%: 0,27 a 0,89) y dolor durante la cirugía (OR 0,75; IC del 95%: 0,61 a 0,93), dolor escrotal (OR 0,63; 95%: 0,50 a 0,80) e infección de la incisión (OR 0,21; IC del 95%: 0,06 a 0,78) durante el seguimiento. Ambos estudios encontraron menos hematomas con la técnica sin bisturí (OR 0,23; IC del 95%: 0,15 a 0,36). Las operaciones que utilizaron el abordaje sin bisturí fueron más rápidas y tuvieron una reanudación más rápida de la actividad sexual. El estudio más pequeño no encontró estas diferencias; sin embargo, es posible que no detectara diferencias por el reducido tamaño de la muestra, así como las grandes pérdidas durante el seguimiento. Ningún ensayo encontró diferencias en cuanto a la efectividad de la vasectomía entre los dos abordajes del conducto deferente.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save