Dosis alta versus dosis baja de corticosteroides inhalados como dosis inicial para el asma en adultos y niños

Las guías varían en sus recomendaciones para la dosis inicial de corticosteroides inhalados (CSI) para el asma. Esta revisión comparó las dosis iniciales de CSI para el asma. Los resultados mostraron que comenzar con una dosis moderada de CSI es tan efectivo como comenzar con una dosis alta de CSI y luego reducir la dosis mientras se monitorizan los síntomas. Estos resultados también muestran que una dosis inicial moderada de CSI puede ser más efectiva que una dosis inicial baja de CSI. No se obtuvo ningún beneficio adicional al duplicar o cuadruplicar la dosis inicial de CSI. Los pacientes con asma deben comenzar su tratamiento con dosis bajas a moderadas de CSI.

Conclusiones de los autores: 

Para los pacientes con asma que requieren CSI, comenzar con una dosis moderada de CSI es equivalente a comenzar con una dosis alta de CSI y reducir la dosis. Los pequeños beneficios significativos de comenzar con una dosis alta de CSI no son de suficiente beneficio clínico para justificar su uso en comparación con la dosis moderada o baja de CSI. La dosis inicial moderada de CSI parece ser más efectiva que la dosis inicial baja de CSI. La dosis alta de CSI puede ser más efectiva que la dosis moderada o baja de CSI para la hiperreactividad de las vías respiratorias. No hay beneficios en la duplicación o cuadruplicación de los CSI en sujetos con asma estable.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los corticosteroides inhalados (CSI) constituyen la base del tratamiento de mantenimiento en el asma y su eficacia está bien reconocida. Sin embargo, la dosis inicial óptima de CSI no está claramente definida. Las revisiones recientes demuestran una curva de eficacia relativamente plana para los CSI y un aumento de los efectos secundarios con el aumento de las dosis de CSI. Con frecuencia se prescriben dosis altas y ahora hay informes de efectos secundarios significativos que ocurren con el uso de dosis altas de CSI. Estos problemas demuestran la necesidad de establecer la dosis inicial óptima de CSI en el asma.

Objetivos: 

Establecer la dosis inicial óptima de CSI evaluando la eficacia de la dosis inicial alta de CSI con la dosis baja de CSI en personas con asma, que actualmente no están bajo CSI.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group) y en las listas de referencias de los artículos: enero 2003

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados de dos dosis diferentes del mismo CSI en adultos y niños con asma sin CSI ni CSO concomitantes.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos de forma independiente. Se estableció contacto con los autores de los estudios para confirmar los datos. Los ensayos se analizaron de acuerdo con las siguientes comparaciones de dosis de CSI: reducción gradual versus dosis constante de CSI (n = 7); dosis alta versus moderada (n = 11); dosis alta versus baja (n = 9); dosis moderada versus baja (n = 11); cambio en la dosis (todos los estudios).

Resultados principales: 

Se incluyeron en la revisión 31 documentos que informaban los resultados de 26 ensayos. Para los estudios que compararon un enfoque reductor con una dosis constante de CSI moderada/baja, no hubo diferencias significativas en la función pulmonar, los síntomas, los fármacos de rescate o el control del asma entre los dos enfoques de tratamiento. Se encontraron mejorías significativas pero clínicamente pequeñas en el porcentaje de VEF1 predicho (DMP 5,32; IC del 95%: 0,65 a 9,99) y mejorías no significativas en el cambio en el FEM matutino para la dosis alta de CSI en comparación con la dosis moderada de CSI. No hubo diferencias significativas en la eficacia entre las dosis altas y bajas de CSI. Para la dosis moderada de CSI, comparada con la dosis baja de CSI, hubo mejorías significativas en el cambio en el FEM matutino L/min desde el valor inicial (DMP 11,14; IC del 95%: 1,34 a 20,93) y en los síntomas nocturnos (DME -0,29; IC del 95%: -0,53 a -0,06). Comenzar con CSI al doble o al cuádruple de una dosis base moderada o baja no tuvo mayor efecto que comenzar con la dosis base. Varios estudios informaron una mejoría mayor en la hiperreactividad de las vías respiratorias para los CSI en dosis altas.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save