Suplementos de vitamina E durante el embarazo

¿Cuál es el tema?

¿Administrar suplementos de vitamina E, solos o en combinación con otras vitaminas, a las mujeres durante el embarazo mejora los resultados de los recién nacidos al reducir la incidencia de preeclampsia y el número de recién nacidos que nacen demasiado temprano? ¿O causa efectos perjudiciales?

¿Por qué es importante?

Aunque la deficiencia de vitamina E es poco frecuente en los adultos sanos, en las mujeres embarazadas la ingesta dietética insuficiente de vitamina E (encontrada en aceites vegetales, nueces, cereales y algunas hortalizas verdes frondosas) puede provocar complicaciones como la preeclampsia y un recién nacido pequeño. Además, la deficiencia de vitamina E puede empeorar por el exceso de hierro y por lo tanto es importante investigar las cantidades óptimas para el embarazo.

¿Qué pruebas se encontraron?

Esta revisión incluyó 21 ensayos que incluyeron a más de 21 000 mujeres. Cuatro ensayos no aportaron datos a los análisis. En general, los ensayos eran de calidad variable. Hubo solo tres estudios sobre la administración de suplementos de vitamina E solos, pero ninguno de estos estudios contribuyó con datos. Todos los otros estudios incluyeron vitamina C y suplementos o fármacos adicionales.

Los resultados indican que la administración habitual de suplementos de vitamina E en combinación con otros suplementos durante el embarazo no mejora los resultados de los recién nacidos o las mujeres. Hubo una reducción en el número de placentas que se desprendían temprano (desprendimiento placentario) en las mujeres que recibieron suplementos de vitamina E en combinación con otros agentes, que se calificaron como pruebas de alta calidad. Sin embargo, no está claro si este resultado se debió a la vitamina E o a los otros agentes utilizados en el suplemento. Lo anterior se debe explorar en estudios de investigación adicionales que examinen los mecanismos que provocan el desprendimiento placentario.

La revisión encontró que puede haber efectos perjudiciales asociados con los suplementos de vitamina E en el embarazo, ya que hubo un aumento en el riesgo de dolor abdominal y rotura prematura de las membranas fetales a término en las mujeres que recibieron suplementos de vitamina E en combinación con otros suplementos. No se produjo un aumento en la rotura prematura de membranas en las mujeres que recibieron suplementos de vitamina E y otros agentes.

¿Qué quiere decir esto?

El gran grupo de pruebas no apoya tomar suplementos de vitamina E, solos o en combinación, durante el embarazo. Esta recomendación se debe a que tomar vitamina E en combinación con otros suplementos durante el embarazo no ayuda a prevenir los problemas del embarazo incluido el mortinato, la muerte del recién nacido, el parto prematuro, la preeclampsia ni los neonatos con bajo peso al nacer. En realidad, puede aumentar el dolor abdominal en las mujeres y también aumentar el número de mujeres que presentan rotura temprana de las membranas a término.

Conclusiones de los autores: 

Los datos no apoyan la administración de suplementos de vitamina E en combinación con otros suplementos para la prevención del mortinato, la muerte neonatal, el parto prematuro, la preeclampsia, la RPM antes del término o a término ni el crecimiento fetal deficiente. Se necesitan estudios de investigación adicionales para determinar la posible función de la vitamina E en la prevención del desprendimiento placentario. No hubo pruebas convincentes de que la administración de suplementos de vitamina E en combinación con otros suplementos dé lugar a otros efectos beneficiosos o perjudiciales importantes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los suplementos de vitamina E pueden ayudar a reducir el riesgo de complicaciones durante el embarazo relacionadas con el estrés oxidativo, como la preeclampsia. Es necesario evaluar la eficacia y la seguridad de los suplementos de vitamina E durante el embarazo.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los suplementos de vitamina E, solos o en combinación con otros suplementos separados, sobre los resultados del embarazo, los eventos adversos, los efectos secundarios y el uso de los servicios sanitarios.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (31 marzo 2015) y en las listas de referencias de estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios que evaluaron los suplementos de vitamina E en mujeres embarazadas. Se excluyeron las intervenciones que utilizaron un suplemento multivitamínico con vitamina E.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los ensayos para la inclusión y el riesgo de sesgo, extrajeron los datos y verificaron su exactitud.

Resultados principales: 

Veintiún ensayos, con 22 129 mujeres fueron elegibles para esta revisión. Cuatro ensayos no aportan datos. Los 17 ensayos restantes evaluaron la vitamina E en combinación con vitamina C u otros agentes. En general el riesgo de sesgo varió de bajo a incierto a alto; diez ensayos se consideraron con bajo riesgo de sesgo, seis ensayos con riesgo incierto de sesgo y cinco ensayos con alto riesgo de sesgo. No se encontraron diferencias claras entre las pacientes que recibieron suplementos de vitamina E en combinación con otros suplementos durante el embarazo en comparación con placebo en el riesgo de mortinato (cociente de riesgos [CR] 1,17; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,88 a 1,56; nueve estudios, 19 023 participantes, I² = 0%; pruebas de calidad moderada), muerte neonatal (CR 0,81; IC del 95%: 0,58 a 1,13; nueve ensayos, 18 617 participantes, I² = 0%), preeclampsia (CR promedio 0,91; IC del 95%: 0,79 a 1,06; 14 ensayos, 20 878 participantes; I² = 48%; pruebas de calidad moderada), parto prematuro (CR promedio 0,98; IC del 95%: 0,88 a 1,09; 11 ensayos, 20 565 participantes, I² = 52%; pruebas de alta calidad) ni restricción del crecimiento intrauterino (CR 0,98; IC del 95%: 0,91 a 1,06; 11 ensayos, 20 202 participantes, I² = 17%; pruebas de alta calidad). Las pacientes que recibieron suplementos de vitamina E en combinación con otros suplementos en comparación con placebo tuvieron una reducción en el riesgo de presentar desprendimiento placentario (CR 0,64; IC del 95%: 0,44 a 0,93; siete ensayos, 14 922 participantes, I² = 0%; pruebas de alta calidad). Por el contrario, la administración de suplementos de vitamina E se asoció con un aumento en el riesgo de dolor abdominal autoinformado (CR 1,66; IC del 95%: 1,16 a 2,37; un ensayo, 1877 participantes) y la rotura prematura de membranas (RPM) a término (CR promedio 1,77; IC del 95%: 1,37 a 2,28; dos ensayos, 2504 participantes, I² = 0%); sin embargo, no hubo un aumento correspondiente en el riesgo de RPM antes del término (CR promedio 1,27; IC del 95%: 0,93 a 1,75; cinco ensayos, 1999 participantes, I² = 66%; pruebas de baja calidad). No hubo diferencias claras entre la vitamina E y placebo o los grupos control en otros resultados maternos o infantiles. No hubo diferencias claras en los patrones en los subgrupos de pacientes según el momento de comienzo de la administración de suplementos o el riesgo inicial de resultados adversos en el embarazo. La calidad GRADE de las pruebas fue alta para el parto prematuro, la restricción del crecimiento intrauterino y el desprendimiento placentario, moderada para el mortinato y la preeclampsia clínica y baja para la RPM antes del término.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save