Rodilleras y órtesis para la osteoartritis de rodilla

Pregunta de investigación

Este resumen de una revisión Cochrane presenta lo que se conoce de los estudios de investigación sobre los efectos de las rodilleras y las órtesis de pie/tobillo en el tratamiento de pacientes con osteoartritis de la rodilla. Se buscó evidencia hasta marzo 2014. Se encontraron 13 estudios (n = 1356) y se incluyeron en esta actualización seis estudios adicionales (n = 529 participantes).

Características de los estudios

Se incluyeron los estudios que informaron los resultados en pacientes con OA de rodilla temprana a grave (Kellgren y Lawrence grado I-IV) tratados con una rodillera (rodillera valgus, rodillera neutra, manga de neopreno) o una órtesis (plantilla con cuña lateral o medial, plantilla neutra, zapato de rigidez variable o constante), o que no recibieron tratamiento.

Antecedentes: ¿Qué es la artrosis y qué son las rodilleras y las órtesis?

La osteoartritis es la forma más frecuente de artritis y puede afectar las manos, las caderas, los hombros y las rodillas. En la artrosis, el cartílago que protege los extremos de los huesos se rompe, causando dolor e hinchazón. La osteoartritis puede ocurrir en diferentes áreas de la rodilla o puede afectar a toda la rodilla. Según la zona, la artrosis puede cambiar la alineación de las articulaciones.

Las rodilleras y las órtesis son dispositivos que se utilizan para apoyar la articulación de la rodilla. Las órtesis son plantillas que se ajustan cómodamente dentro de los zapatos. Las rodilleras están hechas de combinaciones de metal, espuma, plástico, material elástico y correas. Una rodillera se puede ajustar especialmente para la persona que la utiliza.

Resultados clave

Esta revisión muestra los siguientes hallazgos en pacientes con osteoartritis de la rodilla.

Uso de una rodillera en comparación con ninguna rodillera:

- puede dar lugar a una diferencia escasa o nula en cuanto a la reducción del dolor y la mejora de la función de la rodilla y la calidad de vida después de 12 meses (evidencia de calidad baja); y
- hace que muchos pacientes detengan su tratamiento inicial por falta de efecto en ambos grupos.

No se informó sobre la rigidez y el fracaso del tratamiento (necesidad de cirugía).

Uso de una plantilla con una cuña lateral, en comparación con ninguna plantilla:

- puede dar lugar a una diferencia escasa o nula en la reducción del dolor (evidencia de calidad baja).

No se informó de la función, la rigidez, la calidad de vida relacionada con la salud, el fracaso del tratamiento y los efectos secundarios.

Uso de una plantilla con una cuña lateral en comparación con una plantilla neutra:

- probablemente da lugar a poca o ninguna diferencia en la reducción del dolor y la mejora de la función, la rigidez y la calidad de vida después de 12 meses (evidencia de calidad moderada).

No se informaron los fracasos del tratamiento ni los efectos secundarios.

Uso de una plantilla con una cuña lateral comparada con una rodillera valgus:

- puede dar lugar a una diferencia escasa o nula en cuanto a la reducción del dolor y la mejora de la función después de seis meses (evidencia de calidad baja).

No se informó de la rigidez, la calidad de vida relacionada con la salud, el fracaso del tratamiento y los efectos secundarios

A menudo no se cuenta con información precisa acerca de los efectos secundarios y las complicaciones. Los efectos secundarios pueden incluir dolor en la parte posterior de la rodilla, dolor lumbar, dolor en la planta del pie o irritación de la piel.

Calidad de la evidencia

- Evidencia de calidad baja indica que los pacientes con OA que utilizan una rodillera pueden tener poca o ninguna reducción del dolor, una mejor función de la rodilla y una mejor calidad de vida.

- Evidencia de calidad moderada indica que los pacientes con OA de la rodilla que utilizan plantillas con cuñas laterales o plantillas neutras probablemente tienen poca o ninguna mejora en el dolor, la función y la rigidez.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia no fue concluyente en cuanto a los efectos beneficiosos de la órtesis para el dolor, la rigidez, la función y la calidad de vida en el tratamiento de pacientes con OA de compartimiento medial de la rodilla. Sobre la base de un estudio de una plantilla con cuñas laterales versus ningún tratamiento, se concluye que falta evidencia de un efecto sobre el dolor en pacientes con OA de rodilla varo. Evidencia de calidad moderada muestra la falta de efecto en la mejora del dolor, la rigidez y la función entre los pacientes tratados con una plantilla con cuña lateral y los tratados con una plantilla neutra. Evidencia de calidad baja muestra la falta de efecto en la mejora del dolor, la rigidez y la función entre los pacientes tratados con una rodillera valgus y los tratados con una plantilla con cuña lateral. La elección óptima para una órtesis aún no está clara, y no hay implicaciones a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los individuos con osteoartritis (OA) de la rodilla pueden recibir tratamiento con una rodillera o una órtesis de pie/tobillo. El propósito principal de estas ayudas es reducir el dolor, mejorar la función física y, posiblemente, retrasar la progresión de la enfermedad. Esta es la segunda actualización de la revisión original publicada en el Número 1, 2005, y actualizada por primera vez en 2007.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y los daños de las rodilleras y las órtesis de pie y tobillo en el tratamiento de pacientes con OA de la rodilla.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), MEDLINE y EMBASE (Current Contents, HealthSTAR) hasta marzo 2014. Se examinaron las listas de referencia de los ensayos identificados y los registros de ensayos clínicos de los estudios en curso.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos aleatorizados y controlados que investigaron todos los tipos de rodilleras y órtesis de pie/tobillo para la OA de la rodilla, en comparación con un control activo o ningún tratamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente seleccionaron los ensayos y extrajeron los datos. El riesgo de sesgo se evaluó mediante la herramienta Cochrane "Riesgo de sesgo". La calidad de los resultados se analizó mediante una clasificación general de la evidencia por resultado, mediante los criterios GRADE (Grades of Recommendation, Assessment, Development and Evaluation). Como resultado de la heterogeneidad de los estudios, el agrupamiento de los datos de los resultados solo fue posible para tres estudios de plantilla.

Resultados principales: 

Se incluyeron 13 estudios (n = 1356): cuatro estudios en la primera versión, tres estudios en la primera actualización y seis estudios adicionales (n = 529 participantes) en la segunda actualización. Se incluyeron los estudios que informaron los resultados cuando los participantes con OA de la rodilla temprana a grave (Kellgren & Lawrence grado I-IV) recibieron tratamiento con una rodillera (rodillera valgus, rodillera neutra o manga de neopreno) o con una órtesis (plantilla con cuña lateral o medial, plantilla neutra, zapato de rigidez variable o constante) o no recibieron tratamiento. Las comparaciones principales incluyeron: 1) rodilleras versus ningún tratamiento; 2) órtesis de pie/tobillo versus ningún tratamiento u otro tratamiento; y 3) rodilleras versus órtesis de pie/tobillo. Siete estudios tuvieron riesgo bajo de sesgo, dos estudios riesgo alto y en cuatro estudios el riesgo de sesgo de selección fue incierto. Cinco estudios tuvieron riesgo bajo, tres estudios tuvieron riesgo alto y en cinco estudios el riesgo de sesgo de detección fue incierto. Diez estudios tuvieron alto riesgo y tres estudios tuvieron bajo riesgo de sesgo de realización. Nueve estudios tuvieron bajo riesgo y cuatro estudios tuvieron alto riesgo de sesgo de informe.

Cuatro estudios compararon el uso de rodilleras con ningún tratamiento, pero solo uno proporcionó datos útiles para el metanálisis a los 12 meses de seguimiento. Un estudio (n = 117, evidencia de calidad baja) mostró falta de evidencia de un efecto en las puntuaciones de dolor de la escala analógica visual (EAV) (cambio porcentual absoluto 0%; diferencia de medias [DM] 0,0; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,84 a 0,84), las puntuaciones de la función (cambio porcentual absoluto 1%; DM 1,0; IC del 95%: -2,98 a 4,98) y las puntuaciones de la calidad de vida relacionada con la salud (cambio porcentual absoluto 4%; DM -0,04; IC del 95%: -0,12 a 0,04) después de 12 meses. Muchos participantes interrumpieron su tratamiento inicial debido a la falta de efecto (24 de 60 participantes en el grupo de rodillera y 14 de 57 participantes en el grupo de ningún tratamiento; cambio porcentual absoluto 15%, riesgo relativo [RR] 1,63; IC del 95%: 0,94 a 2,82). Los demás estudios informaron de cierta mejora del dolor, la función y la calidad de vida relacionada con la salud (valor de p ≤ 0,001). En los estudios incluidos no se informó sobre la rigidez y el fracaso del tratamiento (necesidad de cirugía).

Para la comparación de la plantilla con cuña lateral versus ninguna cuña, un estudio (n = 40, evidencia de calidad baja) mostró una puntuación inferior de dolor de la EAV en el grupo de plantilla con cuña lateral (cambio porcentual absoluto 16%; DM -1,60; IC del 95%: -2,31 a -0,89) después de nueve meses. La función, la rigidez, la calidad de vida relacionada con la salud, el fracaso del tratamiento y los efectos adversos no se informaron en el estudio incluido.

Para la comparación de la plantilla con cuñas laterales versus la plantilla neutra después de la combinación de tres estudios (n = 358, evidencia de calidad moderada), se encontró poca evidencia de un efecto en las puntuaciones de dolor de la escala de calificación numérica (ECN) (cambio porcentual absoluto 1,0%; DM 0,1; IC del 95%: -0.45 a 0,65), las puntuaciones de rigidez de la Western Ontario-McMaster Osteoarthritis Scale (WOMAC) (cambio porcentual absoluto 0,1%; DM 0,07; IC del 95%: -4,96 a 5,1) y las puntuaciones de la función de la WOMAC (cambio porcentual absoluto 0,9%; DM 0,94; IC del 95%: -2,98 a 4,87) después de 12 meses. En un estudio hubo falta de evidencia de un efecto en las puntuaciones de la calidad de vida relacionada con la salud (cambio porcentual absoluto 1,0%; DM 0,01; IC del 95%: -0,05 a 0,03; n = 179, evidencia de calidad moderada). El fracaso del tratamiento y los eventos adversos no se estudiaron para esta comparación en los estudios incluidos.

No fue posible agrupar los datos para la comparación de la plantilla con cuñas laterales versus la rodillera valgus. Después de seis meses de seguimiento, no se observaron diferencias estadísticamente significativas en las puntuaciones de dolor de la EAV (cambio porcentual absoluto -2,0%; DM -0,2; IC del 95%: -1,15 a 0,75) y las puntuaciones de la función WOMAC (cambio porcentual absoluto 0,1%; DM 0,1; IC del 95%: -7,26 a 0,75) en un estudio (n = 91, evidencia de calidad baja); sin embargo, ambos grupos mostraron mejoría. La rigidez, la calidad de vida relacionada con la salud, el fracaso del tratamiento y los eventos adversos no se informaron en los estudios incluidos para esta comparación.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save