Elevar los niveles de hemoglobina (glóbulos rojos) por encima de 133 g/L en pacientes con enfermedades renales o cardíacas no reduce la mortalidad sino que incluso puede aumentarla

La presencia de muy pocos glóbulos rojos (anemia) hace que una persona se sienta cansada. Pueden administrarse transfusiones de sangre o fármacos para aumentar los niveles de glóbulos rojos (hemoglobina). Tener demasiados glóbulos rojos puede provocar obstrucciones en los catéteres y otros accesos vasculares para los pacientes en diálisis. También puede causar hipertensión. La presente revisión de estudios clínicos mostró que aumentar la hemoglobina a niveles superiores disminuía las perspectivas de que un paciente presentara convulsiones, pero incrementaba la presión arterial. Los niveles de hemoglobina por encima de 133 g/l no redujeron el riesgo de muerte en pacientes con cardiopatía y nefropatía.

Conclusiones de los autores: 

No hubo diferencias significativas en el riesgo de muerte para los objetivos bajos (< 120 g/l) versus los objetivos más altos de Hb (>133 g/l). Los objetivos de Hb inferior se asociaron significativamente con un mayor riesgo de convulsiones, pero un menor riesgo de hipertensión. En general, la calidad de los estudios fue deficiente. Se necesitan ensayos con un poder estadístico más adecuado, bien diseñados e informados. Los ensayos deben ser pragmáticos, centrándose en las variables principales de evaluación (mortalidad, ERT, efectos secundarios importantes) o en los resultados que no se estudiaron previamente de forma adecuada (p.ej., convulsiones, calidad de vida).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La anemia afecta del 60% al 80% de los pacientes con insuficiencia renal crónica (IRC), reduce la calidad de vida y es un factor de riesgo de muerte prematura. Las opciones de tratamiento son la transfusión de sangre, la eritropoyetina (EPO) y la darbepoyetina alfa. Recientemente, los objetivos de hemoglobina (Hb) y hematocrito (Hto) más altos han sido ampliamente defendidos debido a las asociaciones positivas con una mejor supervivencia y calidad de vida a partir de estudios observacionales.

Objetivos: 

Evaluar los beneficios y los daños de diferentes objetivos de Hb o Hto en pacientes con IRC que reciben cualquier tratamiento para la anemia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Riñón (Cochrane Renal Group), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, en The Cochrane Library) MEDLINE (desde 1966), EMBASE (desde 1980) y en las listas de referencias de los artículos recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) y cuasialeatorizados que comparan diferentes objetivos de Hb/Hto en pacientes con anemia de IRC.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Se realizaron los análisis estadísticos con un modelo de efectos aleatorios y los resultados se expresaron como riesgos relativos (RR) para los resultados dicotómicos y diferencia de medias (DM) para los resultados continuos, con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales: 

Se incluyeron 22 ensayos (3707 pacientes). Hb ≥ 133 g/L no se asoció con una reducción en el riesgo de mortalidad por todas las causas en comparación con 120 g/L en pacientes en diálisis y prediálisis. En los pacientes en prediálisis, hubo una disminución significativa de la depuración de creatinina en el extremo del tratamiento con Hb < 120 g/L en comparación con > 130 g/L (DM -4,17; IC del 95%: -6,33 a -2,02), pero no hubo diferencias significativas en el riesgo de enfermedad renal terminal (ERT) (RR 1,05; IC del 95%: 0,50 a 2,22). Los objetivos inferiores de Hb resultaron en un mayor riesgo de convulsiones (RR 5,25; IC del 95%: 1,13 a 24,34) y un menor riesgo de episodios hipertensivos (RR 0,50; IC del 95%: 0,33 a 0,76). No hubo diferencias significativas en el riesgo de trombosis del acceso vascular.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save