Ingesta alta versus baja de proteínas en lactantes con bajo peso al nacer alimentados con leche de fórmula

Aumento de la ingesta proteica para promover el crecimiento en recién nacidos con bajo peso al nacer alimentados con leche de fórmula

Se necesitan proteínas en la dieta para un crecimiento y desarrollo normales. La ingesta proteica requerida para el crecimiento del recién nacido de bajo peso se ha calculado según la tasa de crecimiento del feto como de 3,5 a 4 g/kg/día. El control de la cantidad es particularmente importante en los recién nacidos de bajo peso al nacer (menos de 2,5 kg) alimentados con leche de fórmula. El exceso de proteínas puede elevar los niveles de urea y de aminoácidos (fenilalanina) en sangre y provocar una acidosis metabólica, que puede dañar el desarrollo nervioso. Las ingestas proteicas demasiado bajas pueden limitar el crecimiento de estos recién nacidos. Los autores de la revisión realizaron búsquedas en la bibliografía médica para identificar los estudios que compararon distintas ingestas proteicas( entre 3 y 4,0 g de proteína por kg de peso corporal infantil por día versus menos de 3,0 g/kg/día o más de 4,0 g/kg/día) para los recién nacidos de bajo peso al nacer alimentados con leche de fórmula, durante la estancia hospitalaria inicial. La ingesta proteica elevada dio lugar a un mayor aumento de peso de alrededor de 2 g/kg/día. La mayor incorporación corporal de nitrógeno se asoció con un aumento de la masa corporal magra. La presente conclusión se basó en 5 estudios que variaron sólo en el contenido proteico de la leche de fórmula y se apoya en 3 estudios adicionales que también realizaron cambios en otros nutrientes. No hubo ninguna diferencia significativa en la concentración de fenilalanina plasmática entre los recién nacidos alimentados con leche de fórmula de contenido proteico alto o bajo. Las diferencias en el contenido proteico entre los grupos de comparación en algunos ensayos individuales fueron pequeñas y las leches de fórmula difirieron de manera significativa entre los estudios; algunos ensayos incluyeron recién nacidos prematuros más sanos y maduros. Los períodos de estudio variaron desde 8 días hasta 2 años, por lo que hubo información limitada sobre las medidas de resultado a largo plazo. La investigación existente no es adecuada para realizar recomendaciones específicas con respecto a la leche de fórmula con contenido proteico mayor de 4,0 g/kg/día.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión sistemática sugiere que una mayor ingesta proteica (= o > 3,0 g/kg/día pero 4,0 g/kg/día) mediante leche de fórmula.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La cantidad ideal de proteínas en la dieta de los recién nacidos de bajo peso al nacer, es decir con menos de 2,5 kilogramos, alimentados con leche de fórmula es todavía un tema de controversias y debate. En recién nacidos prematuros, la ingesta proteica debe ser suficiente para lograr un crecimiento normal sin efectos negativos como acidosis, uremia y niveles elevados de aminoácidos circulantes (por ejemplo, niveles de fenilalanina). Esta revisión sistemática evalúa los beneficios y los riesgos de la ingesta alta (> = 3,0 g/kg/día) versus baja (

Objetivos: 

Determinar si una ingesta más alta (> = 3,0 g/kg/día) o más baja (

Estrategia de búsqueda (: 

Dos autores de la revisión realizaron búsquedas en MEDLINE (1966 hasta mayo de 2005), CINAHL (1982 hasta mayo de 2005), PubMed (1966 hasta mayo de 2005), EMBASE (1980 hasta mayo de 2005), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL, The Cochrane Library, Número 2, 2005), resúmenes, conferencias y actas de simposios de la Society of Pediatric Research (Sociedad de Investigación Pediátrica) y la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría). Se examinaron de forma independiente las referencias cruzadas para identificar otros títulos y resúmenes pertinentes sobre artículos de hasta cincuenta años de antigüedad.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararan diferentes niveles de ingesta proteica en leches de fórmula, es decir, ingesta baja ( 3,0 g/kg/día pero 4,0 g/kg/día), durante la hospitalización de recién nacidos de menos de 2,5 kilogramos de peso al nacer, alimentados con leche de fórmula. No se incluyeron los estudios en los cuales los recién nacidos recibían nutrición parenteral parcial durante el período de estudio o leche de fórmula como suplemento de la leche materna. Debido al pequeño número de estudios que reunían todos los criterios de inclusión, se agregaron aquellos en los que otros nutrientes diferentes a las proteínas también variaban (diferencia relativa > 10%) en un análisis post-facto.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión utilizaron los métodos estándar de la Colaboración Cochrane y del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group) para evaluar de forma independiente la elegibilidad y la calidad de los ensayos, y extrajeron los datos. Para un ensayo de tres brazos, en el cual dos grupos correspondieron a una misma categoría predesignada de ingesta proteica, se calcularon las medias ponderadas y las desviaciones estándar combinadas.

Resultados principales

La búsqueda en la literatura identificó 37 estudios, de los cuales 5 cumplían los criterios de inclusión. Los 5 estudios compararon ingestas proteicas bajas ( 3,0 g/kg/día pero

De los 3 estudios incluidos en el análisis post-facto, sólo uno pudo ser incluido en el metanálisis. El análisis post-facto reveló una mejoría adicional en todos los parámetros de crecimiento en los recién nacidos que recibían leche de fórmula con mayor contenido proteico (aumento de peso: DMP 2,53 g/kg/día, IC del 95%: 1,62 a 3,45; crecimiento lineal: DMP 0,16 cm. por semana; IC del 95%: 0,03 a 0,30 y crecimiento de la cabeza: DMP 0,23; IC del 95%: 0,12 a 0,35). No hubo ninguna diferencia significativa (DMP 0,25; IC del 95%: -0,20 a 0,70) en la concentración de fenilalanina en plasma entre los grupos de ingesta proteica alta y baja. Un estudio (Goldman 1969) documentó en el análisis post-facto un aumento significativo en la incidencia de puntuaciones bajas del CI, por debajo de 90, en los recién nacidos de menos de 1 300 g de peso al nacer que recibieron una ingesta proteica muy alta (6 a 7,2 g/kg/día).

Conclusiones de los autores

Esta revisión sistemática sugiere que una mayor ingesta proteica (= o > 3,0 g/kg/día pero 4,0 g/kg/día) mediante leche de fórmula.

Esta revisión debería citarse como:Premji SS, Fenton TR, Sauve RSLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

La búsqueda en la literatura identificó 37 estudios, de los cuales 5 cumplían los criterios de inclusión. Los 5 estudios compararon ingestas proteicas bajas ( 3,0 g/kg/día pero

De los 3 estudios incluidos en el análisis post-facto, sólo uno pudo ser incluido en el metanálisis. El análisis post-facto reveló una mejoría adicional en todos los parámetros de crecimiento en los recién nacidos que recibían leche de fórmula con mayor contenido proteico (aumento de peso: DMP 2,53 g/kg/día, IC del 95%: 1,62 a 3,45; crecimiento lineal: DMP 0,16 cm. por semana; IC del 95%: 0,03 a 0,30 y crecimiento de la cabeza: DMP 0,23; IC del 95%: 0,12 a 0,35). No hubo ninguna diferencia significativa (DMP 0,25; IC del 95%: -0,20 a 0,70) en la concentración de fenilalanina en plasma entre los grupos de ingesta proteica alta y baja. Un estudio (Goldman 1969) documentó en el análisis post-facto un aumento significativo en la incidencia de puntuaciones bajas del CI, por debajo de 90, en los recién nacidos de menos de 1 300 g de peso al nacer que recibieron una ingesta proteica muy alta (6 a 7,2 g/kg/día).

Tools
Information
Share/Save