Intervenciones de recuerdo y recordatorios al paciente para mejorar los índices de vacunación

Objetivo de esta revisión

El objetivo de esta revisión es determinar si las estrategias para recordar a los pacientes que reciban vacunas aumentan el número de personas vacunadas. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada anteriormente.

Mensajes clave

Recordar a los pacientes que deben recibir las vacunas aumenta los índices de vacunación en diferentes poblaciones.

Lo que se estudió

Las vacunaciones se usan para prevenir diversas enfermedades, pero existe una amplia variación en la cobertura de vacunación en las diferentes regiones y países. Este hecho puede resultar en enfermedades que son prevenibles con una vacuna y generar un gran impacto sobre los individuos y las comunidades. La información a los pacientes de una próxima vacunación o de que han olvidado una vacuna quizás ayude a aumentar la cobertura y reducir el efecto y la repercusión de las enfermedades prevenibles con vacunas. Se examinaron 75 estudios para evaluar si el recuerdo a los pacientes mejora la vacunación. Los estudios considerados se realizaron en diferentes ámbitos, como zonas rurales, escuelas, centros privados y servicios de salud estatales. La mayoría de los estudios se realizó en EE.UU. Los estudios incluyeron varios grupos diferentes: lactantes y niños, adolescentes y adultos que requerían vacunación sistemática, así como adultos que requerían la vacuna contra la gripe. En la mayoría de los estudios, los recuerdos adoptaron la forma de llamadas telefónicas personales, llamadas automatizadas, cartas o tarjetas postales. Los mensajes de texto se utilizaron en algunos estudios recientes.

Resultados principales de la revisión

La revisión halló que el recuerdo a los pacientes de que deben vacunarse tiene probabilidades de aumentar el número de personas vacunadas en un 8% como promedio, aunque hubo variación en los resultados de los estudios. El recuerdo a los pacientes mediante llamadas telefónicas y por marcador automático, cartas o tarjetas postales o mensajes de texto aumentó la vacunación. La combinación de recuerdos también fue efectiva. El recuerdo telefónico a los pacientes fue más efectivo que otros tipos de recuerdos. Se observó un aumento de la vacunación en niños, adolescentes y adultos.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

Se revisaron los estudios que se publicaron hasta enero de 2017.

Conclusiones de los autores: 

Los sistemas de recuerdo y recordatorio a los pacientes, en ámbitos de atención primaria, probablemente sean efectivos para mejorar la proporción de personas que reciben vacunas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Aunque se registra un aumento en los índices de vacunación en niños y adultos, los niveles de cobertura no han alcanzado un estado óptimo. Como resultado, aún se registran casos de enfermedades prevenibles con vacunación. En una época en la que aumenta la complejidad de los esquemas de vacunación, hay mayores expectativas acerca del funcionamiento de la atención primaria y mayores exigencias sobre los profesionales de atención primaria, es importante comprender y promover las intervenciones en el ámbito de la atención primaria para aumentar la cobertura de vacunación. Un tema recurrente en los programas de vacunación de muchos países se relaciona con el desafío de implementar un enfoque poblacional e identificar todos los candidatos a recibir una vacuna, por ejemplo, los niños que deben recibir la vacuna antisarampionosa Sin embargo, este problema se está tratando cada vez más mediante registros de vacunación y registros de salud electrónicos. Un segundo tema común es la identificación de las mejores estrategias para promover altos índices de vacunación. Se han estudiado tres tipos de estrategias: (1) intervenciones orientadas al paciente, como el recuerdo o recordatorios al paciente, (2) intervenciones para el profesional y (3) intervenciones en sistemas, como la legislación escolar. Una de las estrategias de intervención más importantes, y quizás mejor estudiadas, incluye los sistemas de recuerdo o recordatorios a los pacientes. Ésta es una actualización de una revisión publicada anteriormente.

Objetivos: 

Evaluar y comparar la efectividad de diversos tipos de intervenciones de recuerdo y recordatorios a los pacientes para mejorar la vacunación.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase y en CINAHL hasta enero 2017. También se buscó en la literatura gris y en registros de ensayos hasta enero de 2017.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos aleatorios, estudios controlados de antes y después y series de tiempo interrumpido que evaluaron intervenciones de recuerdo o recordatorios sobre la vacunación en niños, adolescentes y adultos que reciben vacunas en cualquier ámbito. Se incluyeron grupos control sin intervención, actividades de práctica estándar que no incluían recordatorios o recuerdo de vacunación a los pacientes, actividades basadas en los medios de comunicación orientadas a promover la vacunación o campañas simples de sensibilización basadas en la práctica. Se incluyó cualquier vacunación como medida de resultado elegible y se excluyó la vacunación especial por viaje. Se excluyó a los pacientes que fueron hospitalizados durante el período de estudio.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron procedimientos metodológicos estándar previstos por el Grupo Cochrane para una Práctica y Organización Sanitaria Efectivas (Cochrane and the Cochrane Effective Practice and Organisation of Care Group (EPOC)). Se presentan resultados de estudios individuales como tasas relativas usando cocientes de riesgos y diferencias de riesgos para los ensayos aleatorios, y como cambios absolutos en porcentajes para los estudios controlados de antes y después. Se presentan los resultados agrupados de los ensayos aleatorios mediante el modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Los 75 estudios incluidos incorporaron niños, adolescentes y adultos de ámbitos ambulatorios, extrahospitalarios, de atención primaria y otros de 10 países.

Las intervenciones de recuerdo o recordatorios a los pacientes, como las llamadas telefónicas y por marcador automático, las cartas, las tarjetas, los mensajes de texto, la combinación de correo o teléfono, o una combinación de recuerdo o recordatorio a los pacientes a distancia, quizás mejoren la proporción de participantes que reciben vacunas (cociente de riesgos [CR] 1,28; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,23 a 1,35; diferencia de riesgos de 8%), sobre la base de evidencia de confiabilidad moderada de 55 estudios con 138 625 participantes.

Tres tipos de recordatorios de método único mejoran la vacunación, sobre la base de evidencia de confiabilidad alta: el uso de tarjetas (CR 1,18; IC del 95%: 1,08 a 1,30; ocho estudios; 27 734 participantes), los mensajes de texto (CR 1,29; IC del 95%: 1,15 a 1,44; seis estudios; 7772 participantes) y por marcador automático (CR 1,17; IC del 95%: 1,03 a 1,32; cinco estudios; 11 947 participantes). Dos tipos de recordatorios de método único quizás mejoren la vacunación, sobre la base de evidencia de confiabilidad moderada: las llamadas telefónicas (CR 1,75; IC del 95%: 1,20 a 2,54; siete estudios; 9120 participantes) y las cartas a los pacientes (CR 1,29; IC del 95%: 1,21 a 1,38; 27 estudios; 81 100 participantes).

Según evidencia de confiabilidad alta, los recuerdos mejoran la vacunación en niños (CR 1,22; IC del 95%: 1,15 a 1,29; diferencia de riesgos 8%; 23 estudios; 31 099 participantes) y adolescentes (CR 1,29; IC del 95%: 1,17 a 1,42; diferencia de riesgos 7% 10 estudios; 30 868 participantes). Los recuerdos quizás mejoren la vacunación para la gripe en niños (CR 1,51; IC del 95%: 1,14 a 1,99; diferencia de riesgos 22%; cinco estudios; 9265 participantes) y la gripe en adultos (CR 1,29; IC del 95%: 1,17 a 1,43; diferencia de riesgos 9%; 15 estudios; 59 328 participantes), sobre la base de evidencia de confiabilidad moderada. Pueden mejorar la vacunación para el neumococo, el tétanos, la hepatitis B y otras vacunas no relacionadas con la gripe en adultos sobre la base de evidencia de baja confiabilidad, aunque el intervalo de confianza no incluye ningún efecto de estas intervenciones (CR 2,08; IC del 95%: 0,91 a 4,78; cuatro estudios; 8065 participantes).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save