Oxígeno adicional en el tratamiento de la fibrosis quística

Los pacientes con fibrosis quística (FQ) sufren de problemas respiratorios. Brindar oxígeno adicional ha sido durante mucho tiempo la norma de la atención para los pacientes con enfermedades pulmonares crónicas. Es frecuente que los médicos prescriban este tratamiento a los pacientes con FQ cuando no hay suficiente oxígeno en la sangre. Se examinó la evidencia de que este tratamiento mejora la duración y la calidad de vida de los pacientes con FQ. Se encontraron once estudios con 172 participantes para su inclusión en la revisión. Todos los estudios compararon el oxígeno de bajo flujo con el aire de la habitación. Diez de los estudios fueron a corto plazo. Cuatro de los estudios analizaron la administración de oxígeno adicional durante la noche. Durante la noche, los niveles de oxígeno se elevaron durante el sueño con movimientos oculares rápidos (REM, por sus siglas en inglés) y durante el sueño no REM en los pacientes que respiraron oxígeno de bajo flujo. Los participantes que respiraron oxígeno por la noche también pasaron menos tiempo en sueño REM y tardaron menos en dormirse. Seis de los estudios examinaron el efecto del oxígeno extra sobre el ejercicio. Los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre de los participantes aumentaron durante o después del ejercicio cuando respiraron oxígeno de bajo flujo. Los pacientes pudieron hacer ejercicio durante más tiempo cuando respiraron oxígeno de bajo flujo. Hubo una asistencia más regular a la escuela o al trabajo en los que recibieron oxígeno a largo plazo. Hay poca evidencia que apoye o refute la administración a largo plazo de la oxigenoterapia en pacientes con enfermedad pulmonar avanzada por FQ. A corto plazo, el tratamiento ha demostrado cierta mejora en los niveles de oxígeno en la sangre de los pacientes con FQ durante el sueño y el ejercicio. Este aumento de oxígeno también se produjo con un aumento de los niveles de dióxido de carbono, que probablemente no es clínicamente importante. Sin embargo, hay que tener cuidado con los pacientes que tienen una enfermedad pulmonar avanzada, ya que pueden necesitar una mayor monitorización. Se deberían investigar los efectos del tratamiento con oxígeno a largo plazo sobre la calidad del sueño y el ejercicio en pacientes con FQ. Desafortunadamente, no se espera que se realicen estudios de investigación de este tipo en un futuro próximo, por lo que no está previsto volver a actualizar esta revisión hasta que se encuentren nuevos ensayos.

Conclusiones de los autores: 

No hay datos publicados para guiar la indicación de suplementación de oxígeno crónico a pacientes con enfermedad pulmonar avanzada debido a FQ. La oxigenoterapia a corto plazo durante el sueño y el ejercicio mejora la oxigenación, pero se asocia con hipercapnia moderada, probablemente sin trascendencia clínica. Hay mejoras en la duración del ejercicio, el tiempo para dormirse y la asistencia regular a la escuela o al trabajo. Es necesario realizar ensayos clínicos más grandes y bien diseñados para evaluar los efectos beneficiosos de la oxigenoterapia a largo plazo en pacientes con FQ, administrada de manera continua o durante el ejercicio o el sueño, o ambos. Sin embargo, no se espera que se realicen nuevos estudios de investigación en esta área en el futuro próximo y no está planificado actualizar esta revisión hasta que se disponga de nueva evidencia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las complicaciones más graves de la fibrosis quística (FQ) se relacionan con la insuficiencia respiratoria. Durante décadas el tratamiento de administración de oxígeno suplementario ha sido la atención estándar para los individuos con enfermedades pulmonares crónicas asociadas con hipoxemia. Los médicos les suelen prescribir oxigenoterapia a los pacientes con FQ cuando se produce hipoxemia. Sin embargo, no está claro si hay evidencia empírica disponible para proporcionar indicaciones para este tratamiento debido a sus costes económicos y la frecuente repercusión profunda sobre el estilo de vida.

Objetivos: 

Evaluar si la oxigenoterapia mejora la longevidad o calidad de vida de los pacientes con FQ.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Fibrosis Quística (Cochrane Cystic Fibrosis and Genetic Disorders Group) que incluían referencias identificadas de búsquedas exhaustivas en bases de datos electrónicas o búsquedas manuales de revistas relevantes y libros de resúmenes de actas de congresos.

Última búsqueda en el registro de ensayos del Grupo: 15 de mayo 2013.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados que compararon el oxígeno, administrado en cualquier concentración, por cualquier vía, en pacientes con FQ documentada durante cualquier período de tiempo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Esta revisión incluye 11 estudios publicados (172 participantes); solo uno examinó la oxigenoterapia a largo plazo (28 participantes). No hubo una mejora estadísticamente significativa en la supervivencia, la salud pulmonar o la cardíaca. Hubo una mejora en la asistencia regular a la escuela o al trabajo a los seis y 12 meses en los que recibieron oxigenoterapia. Cuatro estudios examinaron el efecto de la suplementación de oxígeno durante el sueño mediante polisomnografía. Aunque la oxigenación mejoró, se observó una leve hipercapnia. Los participantes se durmieron más rápidamente y pasaron un porcentaje reducido del tiempo total de sueño en sueño REM, pero no hubo mejoras demostrables en los parámetros cualitativos del sueño. Seis estudios evaluaron la suplementación de oxígeno durante el ejercicio. Una vez más, la oxigenación mejoró, pero se produjo una leve hipercapnia. Los participantes que recibieron oxigenoterapia pudieron hacer ejercicio durante un tiempo significativamente mayor. La administración de oxígeno no modificó otros parámetros del ejercicio.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save