Dispositivos de apoyo para prevenir y tratar la subluxación del hombro después de un accidente cerebrovascular

No hay evidencia suficiente para concluir que los dispositivos de apoyo son efectivos para la prevención y el tratamiento de la subluxación del hombro después del accidente cerebrovascular. La subluxación del hombro es uno de los problemas musculoesqueléticos secundarios más frecuentes después del accidente cerebrovascular, y puede causar dolor y dificultar la recuperación de la función del miembro superior. Tradicionalmente se han aplicado dispositivos de apoyo para tratar la subluxación del hombro. Esta revisión de cuatro ensayos no encontró evidencia suficiente para concluir si los dispositivos de apoyo previenen o no la subluxación, y no encontró evidencia para concluir si los dispositivos de apoyo pueden reposicionar la cabeza del húmero en la fosa glenoidea de un hombro ya subluxado.

Conclusiones de los autores: 

No hay suficiente evidencia para concluir si los cabestrillos y los accesorios de la silla de ruedas previenen la subluxación, disminuyen el dolor, aumentan la función o aumentan de forma adversa la contractura del hombro después del accidente cerebrovascular. Hay cierta evidencia de que el uso de bandas en el hombro retrasa la aparición del dolor, pero no lo disminuye, ni tampoco aumenta la función o aumenta negativamente la contractura.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se han utilizado dispositivos de apoyo como cabestrillos, accesorios para sillas de ruedas y dispositivos ortopédicos para tratar la subluxación del hombro después de un accidente cerebrovascular.

Objetivos: 

Investigar el efecto de los dispositivos de apoyo para la prevención de la subluxación, la reposición de la cabeza del húmero en la fosa glenoidea, la disminución del dolor, el aumento de la función y el aumento adverso de la contractura en el hombro después del accidente cerebrovascular.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Accidente Cerebrovascular (Cochrane Stroke Group Trials Register) (Fecha de la última búsqueda 22 de marzo 2004). Además, se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayo Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library, Número 1, 2004), MEDLINE (1966 hasta marzo 2004), CINAHL (1982 a marzo 2004), EMBASE (1974 a marzo 2004), AMED (1985 a marzo 2004) y en Physiotherapy Evidence Database (PEDro, marzo 2004). También se realizaron búsquedas manuales en los resúmenes de congresos y se estableció contacto con los autores para obtener información adicional.

Criterios de selección: 

Los estudios se incluyeron si fueron: ensayos aleatorizados, cuasialeatorizados o controlados; si los participantes tenían un accidente cerebrovascular; si la intervención fue dispositivos de apoyo; y si se midió la subluxación, el dolor, la función o la contractura.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión independientes examinaron los estudios identificados, que se evaluaron en cuanto a su calidad metodológica y se analizaron como (1) dispositivos de apoyo versus ningún dispositivo de apoyo o (2) dos dispositivos de apoyo.

Resultados principales: 

Cuatro ensayos (uno sobre cabestrillos, tres sobre bandas [142 participantes]) cumplieron los criterios de inclusión. Un ensayo que probó un hemicabestrillo versus ningún dispositivo informó que ningún participante presentó subluxación mayor de 10 mm, el mismo número había perdido más de 30 grados de rotación externa del hombro (odds ratio [OR] de Peto 1,00; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,1 a 9,3) y más participantes del grupo de hemicabestrillo presentaron dolor (OR de Peto 8,7; IC del 95%: 1,1 a 67,1). Los otros tres mostraron que las bandas fueron efectivas para retrasar la aparición del dolor (diferencia de medias ponderada [DMP] 14 días, IC del 95%: 9,7 a 17,8), pero no fueron efectivos para reducir la gravedad del dolor (DMP -0,7 cm en una escala analógica visual, IC del 95%: -2,0 a 0,7), aumentar la función del miembro superior (DMP 0,8, IC del 95%: -1,5 a 3,1) o afectar el grado de contractura (DMP -1,4 grados, IC del 95%: -10,9 a 8,1) en el hombro.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save