Antidepresivos para pacientes con acúfeno

El acúfeno se describe como la percepción de sonido o ruido en ausencia de una estimulación acústica real, y se asocia frecuentemente con depresión o síntomas depresivos. Seis estudios con un total de 610 pacientes cumplieron los criterios de inclusión para esta revisión. Cuatro evaluaron tres agentes antidepresivos tricíclicos (amitriptilina, nortriptilina y trimipramina) para el tratamiento del acúfeno. Estos estudios no encontraron evidencia suficiente para demostrar la eficacia de estos agentes en el tratamiento del acúfeno. Un estudio evaluó la paroxetina, un antidepresivo inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina, y otro evaluó la trazodona, un antidepresivo atípico. Ninguno de estos estudios mostró efectos beneficiosos de la paroxetina o la trazodona en el tratamiento del acúfeno. Los efectos secundarios, aunque relativamente leves, fueron frecuentes en todos los grupos de antidepresivos. Se necesitan más estudios de investigación.

Conclusiones de los autores: 

Todavía no hay evidencia suficiente para afirmar que el tratamiento con fármacos antidepresivos mejora el acúfeno

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Esta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en The Cochrane Library , número 4, 2006 y actualizada previamente en 2009.

El acúfeno se describe como la percepción de sonido o ruido en ausencia de estímulos acústicos reales. Se ha comparado con el dolor crónico y puede estar asociado con depresión o síntomas depresivos que pueden afectar la calidad de vida y la capacidad de trabajo. Los fármacos antidepresivos se han utilizado para tratar el acúfeno en pacientes con y sin síntomas depresivos.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia de los antidepresivos en el tratamiento del acúfeno y determinar si algún efecto beneficioso se debe a un efecto directo en el acúfeno o a un efecto secundario debido al tratamiento de los estados depresivos concomitantes.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades de Oído, Nariz y Garganta (Cochrane Ear, Nose and Throat Disorders Group); en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL); en PubMed; en EMBASE; en PsycINFO; en CINAHL; en Web of Science; en BIOSIS; en ICTRP y en fuentes adicionales de ensayos publicados y no publicados. La fecha de la búsqueda más reciente fue el 5 de enero de 2012.

Criterios de selección: 

Estudios clínicos controlados aleatorizados de fármacos antidepresivos versus placebo en pacientes con acúfeno.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron críticamente los estudios recuperados y extrajeron los datos de forma independiente. Cuando fue necesario, se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales: 

Se incluyeron seis ensayos con 610 pacientes. En general, la calidad de los ensayos fue buena. Cuatro de los ensayos examinaron el efecto de los antidepresivos tricíclicos en el acúfeno e investigaron a 405 pacientes. Un ensayo investigó el efecto de un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS) en un grupo de 120 pacientes. Un estudio investigó la trazodona, un antidepresivo atípico, versus placebo. Sólo el ensayo con el fármaco ISRS alcanzó el estándar de calidad más alto. Ninguno de los otros ensayos incluidos cumplió con el estándar de calidad más alto, debido al uso de medidas de resultado inadecuadas, a las grandes tasas de abandono o al hecho de no separar los efectos sobre el acúfeno de los efectos sobre los síntomas de ansiedad y depresión. Todos los ensayos que evaluaron los antidepresivos tricíclicos indicaron que hubo una ligera mejoría en el acúfeno pero estos efectos se pueden haber atribuido a un sesgo metodológico. El ensayo que investigó el fármaco ISRS no encontró mejoría general en las medidas de resultado validadas que se utilizaron en el estudio, aunque hubo un posible efecto beneficio en un subgrupo que recibió dosis más altas del fármaco. Esta observación merece una investigación más profunda. En el ensayo que investigó la trazodona, los resultados mostraron una mejoría en la intensidad del acúfeno y en la calidad de vida después del tratamiento, pero en ninguno de los dos casos alcanzaron significación estadística. Los informes de efectos secundarios como sedación, disfunción sexual y sequedad bucal fueron frecuentes.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save