Tratamiento de erradicación de la úlcera péptica en pacientes con pruebas positivas para el Helicobacter pylori

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Cuando las personas que sufren de úlcera péptica padecen una infección por Helicobacter pylori, el tratamiento antibiótico puede acelerar la cicatrización inicial de determinadas úlceras y también puede prevenir la reaparición de las mismas

Las úlceras pépticas surgen por la acción lesiva que ejercen los jugos gástricos ácidos sobre el revestimiento del estómago (úlcera gástrica), o sobre la porción superior del intestino delgado (úlcera duodenal). Éstas provocan dolor, indigestión y, en ocasiones, hemorragia. Las úlceras pueden reaparecer luego de su curación, especialmente si la persona sufre una infección por H. PyloriH. pyloriHelicobacter pylori H. pylori (una infección que puede durar toda la vida si no se la trata). El (o ) es el causante de la mayor parte de las úlceras pépticas. La revisión de los ensayos halló que los antibióticos para el ofrecen un beneficio pequeño en el tratamiento inicial de úlceras duodenales y un beneficio significativo en la prevención de la recurrencia tanto de las úlceras duodenales como gástricas, una vez que se logró la cicatrización.

Conclusiones de los autores: 

Un ciclo de tratamiento de erradicación del H. pyloriH. pylori de 1 a 2 semanas de duración representa un tratamiento eficaz para la úlcera péptica con pruebas positivas para el .

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La úlcera péptica es causa de dispepsia en alrededor del 10% de los pacientes. El 95% de las úlceras duodenales y el 70% de las úlceras gástricas están asociadas con el H pyloriHelicobacter pylori. La erradicación del reduce la tasa de recaída de las úlceras, pero la magnitud de este efecto es incierta.

Objetivos: 

Las medidas de resultado primarias correspondían a la proporción de úlceras pépticas inicialmente cicatrizadas y a la proporción de pacientes exentos de recaída tras una cicatrización exitosa. Se comparó el tratamiento de erradicación con placebo o tratamientos farmacológicos en pacientes positivos para el H. pylori. Los objetivos secundarios incluyeron el alivio de síntomas y de efectos adversos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (que incluye el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Enfermedades Esófago-gástricas, del Intestino Delgado y Pancreáticas [Cochrane Upper Gastrointestinal and Pancreatic Diseases Group] en The Cochrane Library (Número 3 2002), MEDLINE (desde 1966 a julio de 2002) y EMBASE (desde 1980 a marzo de 2002). Se realizaron búsquedas manuales de las listas de referencias de los ensayos seleccionados mediante búsquedas electrónicas para identificar ensayos adicionales pertinentes. Se realizaron búsquedas manuales en los resúmenes publicados de congresos de la United European Gastroenterology Week (publicados en Gut) y en la Digestive Disease Week (publicados en Gastroenterology). La búsqueda se actualizó en septiembre de 2003, noviembre de 2004 y noviembre de 2005. Se estableció contacto con los miembros del Grupo Cochrane de Enfermedades Esófago-gástricas, del Intestino Delgado y Pancreáticas (Cochrane UGPD Group) y con expertos en el área de oncología para obtener detalles de cualquier ensayo clínico destacado y artículos pertinentes no publicados.

Criterios de selección: 

Se analizaron los ensayos controlados aleatorios del tratamiento a corto y largo plazo de la úlcera péptica en adultos con pruebas positivas para el H. pylori. Los pacientes recibieron al menos una semana de tratamiento de erradicación del H. pylori en comparación con el fármaco para la cicatrización de úlceras, placebo o ningún tratamiento. Se incluyeron los ensayos que informaban una evaluación de 2 o más semanas.

Obtención y análisis de los datos: 

Se obtuvieron datos de la cicatrización de la úlcera, la recurrencia, el alivio de síntomas y de efectos adversos.

Resultados principales: 

fueron elegibles 63 ensayos. No fue posible obtener los datos en 7 ensayos, y se incluyeron 56. En la cicatrización de la úlcera duodenal, el tratamiento de erradicación fue superior al fármaco para la cicatrización de úlceras (34 ensayos, 3 910 pacientes, riesgo relativo [RR] de úlcera persistente = 0,66; intervalo de confianza [IC] del 95% = 0,58 a 0,76) y ningún tratamiento (2 ensayos, 207 pacientes, RR = 0,37; IC del 95%: 0,26 a 0,53). En la cicatrización de la úlcera gástrica, no se detectaron diferencias significativas entre el tratamiento de erradicación y el fármaco para la cicatrización de úlceras (14 ensayos, 1 572 pacientes, RR = 1,25; IC del 95%: 0,88 a 1,76). No se detectaron diferencias significativas en la prevención de la recurrencia de úlceras duodenales entre el tratamiento de erradicación y el tratamiento de mantenimiento con el fármaco para la cicatrización de úlceras (4 ensayos, 319 pacientes, riesgo relativo [RR] de úlcera recurrente = 0,73; IC del 95%: 0,42 a 1,25), pero el tratamiento de erradicación fue superior a la ausencia de tratamiento (27 ensayos, 2 509 pacientes, RR = 0,20; IC del 95%: 0,15 a 0,26). El tratamiento de erradicación fue superior a la ausencia de tratamiento en cuanto a la prevención de la recurrencia de la úlcera gástrica (11 ensayos, 1 104 pacientes, RR = 0,29; IC del 95%: 0,20; 0,42).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save