Suplementos de selenio para adultos en estado grave

El selenio es un mineral esencial para la salud. Tiene una función importante en la defensa contra el daño a los tejidos y las enfermedades. Mejorar el estado del selenio podría ayudar a proteger a los pacientes adultos en estado grave.

En esta revisión actualizada, los investigadores Cochrane evaluaron los efectos de la administración adicional de suplementos de selenio a pacientes adultos que se recuperan de una enfermedad grave. Se investigó si el número de pacientes que murieron cambió al administrar un suplemento de selenio durante su tratamiento. También se comprobó el impacto de tal estrategia en la tasa de infecciones y otras enfermedades de estos pacientes mientras están en el hospital. También se examinó si el selenio afectó la duración de la asistencia respiratoria de los pacientes con ventiladores y la duración de la estancia en la unidad de cuidados intensivos y en el hospital.

Se incluyeron 16 ensayos con 2084 participantes. Trece ensayos realizaron pruebas con selenio, mientras que tres ensayos examinaron el compuesto ebseleno que contiene selenio. La calidad general de los ensayos incluidos fue baja, con poca información sobre los indicadores de calidad. Los resultados fueron limitados y los ensayos sobre la administración de suplementos de selenio en su mayoría fueron pequeños. En la mayoría de los ensayos hubo un alto riesgo de que la información fuera escasa o incluso incorrecta. Por lo tanto, los resultados se deben interpretar con cautela. La evidencia está actualizada hasta el 21 de mayo de 2014.

Trece ensayos de selenito de sodio intravenoso mostraron un efecto estadísticamente significativo sobre la muerte. Tres ensayos del compuesto ebseleno que contiene selenio no mostraron efectos sobre la muerte. No se observaron efectos sobre las infecciones o las enfermedades secundarias.

No se obtuvo evidencia clara de efectos beneficiosos de la administración de suplementos de selenio o ebseleno durante los días en que se utilizó un respirador, la duración de la estancia en la unidad de cuidados intensivos, la duración de la estancia hospitalaria o la calidad de vida. Debido a la calidad de los ensayos incluidos, hay que ser cauteloso al interpretar la solidez de la evidencia a favor de la administración de suplementos de selenio a pesar de un hallazgo estadísticamente significativo.

En general, hubo evidencia de calidad baja a partir de los estudios para todos los resultados. Se necesitan ensayos que superen la incertidumbre estadística de los estudios examinados, en particular en relación con el tamaño de la muestra, el diseño y los resultados.

Conclusiones de los autores: 

A pesar de la publicación de una serie de ensayos, la evidencia actual que recomienda la administración de suplementos de selenio o ebseleno a pacientes en estado grave es controvertida. Se necesitan ensayos que superen las deficiencias metodológicas de los estudios examinados, en particular en relación con el tamaño de la muestra, el diseño y los resultados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El selenio es un oligoelemento esencial para la salud y desempeña una función importante en la inmunidad, la defensa contra el daño de los tejidos y la función tiroidea. Mejorar el estado del selenio podría ayudar a proteger contra el daño tisular desmesurado y la infección en pacientes adultos en estado grave. Esta revisión Cochrane se publicó originalmente en 2004, se actualizó en 2007 y nuevamente en 2015.

Objetivos: 

El objetivo principal fue examinar el efecto de la nutrición complementada con selenio o ebseleno sobre la mortalidad de los pacientes en estado grave.

El objetivo secundario fue examinar la relación entre la administración de suplementos de selenio o ebseleno y el número de infecciones, la duración de la ventilación mecánica, la duración de la estancia en la unidad de cuidados intensivos y la duración de la estancia hospitalaria.

Métodos de búsqueda: 

En esta actualización, se realizaron búsquedas en el número actual del Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), la Cochrane Library (2014, número 5); MEDLINE (Ovid SP, hasta el 20 de mayo de 2014), EMBASE (Ovid SP, hasta el 20 de mayo de 2014), CAB, BIOSIS y CINAHL. Se hizo una búsqueda manual en las listas de referencias de las revisiones más recientes y se verificaron con la búsqueda en MEDLINE. Se estableció contacto con los principales autores de los estudios incluidos para solicitar cualquier estudio perdido, no informado o en curso. La última búsqueda se realizó hasta el 21 de mayo de 2014. La búsqueda actual es desde el inicio hasta el 21 de mayo de 2014.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) independientemente del estado de publicación, la fecha de publicación, el estado del cegamiento, los resultados publicados o el idioma. Se estableció contacto con los investigadores y los autores de los ensayos para recuperar los datos relevantes y los que faltaban.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente y resolvieron los desacuerdos mediante discusión. La medida de resultado primaria fue la mortalidad por todas las causas. Se realizaron varios análisis de subgrupos y de sensibilidad para evaluar los efectos del selenio en pacientes en estado grave. Las estimaciones agrupadas de los efectos de las intervenciones se presentaron como riesgos relativos (RR) con intervalos de confianza (IC) del 95%. El riesgo de sesgo se evaluó mediante la evaluación de los componentes metodológicos del ensayo y el riesgo de error aleatorio mediante el análisis secuencial del ensayo.

Resultados principales: 

En esta actualización de la revisión se incluyeron seis nuevos ECA . En esta revisión se incluyeron en total 16 ECA (2084 participantes). La mayoría de los ensayos tuvieron alto riesgo de sesgo. La disponibilidad de los datos de resultados fue limitada y los ensayos que incluyeron la administración de suplementos de selenio fueron, con la excepción de un ensayo, pequeños en cuanto al tamaño de la muestra. Por lo tanto, los resultados se deben interpretar con cautela.

Trece ensayos de selenito de sodio intravenoso mostraron una reducción estadísticamente significativa en la mortalidad general (RR 0,82; IC del 95%: 0,72 a 0,93; 1391 participantes, evidencia de calidad muy baja). Sin embargo, la estimación puntual general de la mortalidad está influenciada principalmente por ensayos de alto riesgo de sesgo. El metanálisis de tres ensayos de ebseleno tuvo un RR de 0,83 (IC del 95%: 0,52 a 1,34; 693 participantes, evidencia de calidad muy baja).

Para la mortalidad a los 28 días se analizaron nueve ensayos de selenito de sodio intravenoso y no se detectaron diferencias estadísticamente significativas (RR 0,84; IC del 95%: 0,69 a 1,02; 1180 participantes, evidencia de calidad muy baja) mientras que para la mortalidad a los 90 días se analizaron tres ensayos con resultados similares (RR 0,96; IC del 95%: 0,78 a 1,18; 614 participantes, evidencia de calidad muy baja).

Para la mortalidad a los 90 días se analizaron dos ensayos de ebseleno y se determinó que no dio lugar a efectos beneficiosos (RR 0,72; IC del 95%: 0,42 a 1,22; 588 participantes; evidencia de calidad muy baja).

En cuanto a la mortalidad entre los pacientes en cuidados intensivos, la administración de suplementos de selenio no indicó una ventaja estadísticamente significativa (RR 0,88; IC del 95%: 0,77 a 1,01; nueve ensayos, 1168 participantes, evidencia de calidad muy baja).

Seis ensayos de selenito de sodio intravenoso no encontraron diferencias estadísticamente significativas en los participantes que desarrollaron infección (RR 0,96; IC del 95%: 0,75 a 1,23; 934 pacientes, evidencia de calidad muy baja). De manera similar, tres ensayos de ebseleno proporcionaron datos de los participantes que desarrollaron infecciones (pirexia, infecciones respiratorias o meningitis) sin efectos beneficiosos obvios (RR 0,60; IC del 95%: 0,36 a 1,02; 685 participantes, evidencia de calidad muy baja).

Los análisis no mostraron efectos del selenio o del ebseleno en los eventos adversos (Selenio: RR 1,03; IC del 95%: 0,85 a 1,24; seis ensayos, 925 participantes; Ebselen: RR 1,16; IC del 95%: 0,40 a 3,36; dos ensayos, 588 participantes, evidencia de calidad muy baja).

No hubo evidencia clara a favor de la administración de suplementos de selenio en resultados como el número de días en un ventilador (diferencia de medias [DM] -0,86; IC del 95%: -4,39 a 2,67; cuatro ensayos; 191 participantes; evidencia de calidad muy baja), la duración de la estancia en la unidad de cuidados intensivos (DM 0,54; IC del 95%: -2,27 a 3,34, siete ensayos, 934 participantes, evidencia de calidad muy baja) o la duración de la estancia hospitalaria (DM -3,33, IC del 95%: -5,22 a -1,44, cinco ensayos, 693 participantes, evidencia de calidad muy baja).

La calidad de la metodología de los ensayos fue baja. Debido al alto riesgo de sesgo en los ensayos incluidos, los resultados se deben interpretar con cautela.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save